El mercado de aplicaciones tiende a la gratuidad

What makes the software market so fascinating from an economic perspective is that the marginal cost of software is $0.2 After all, software is simply bits on a drive, replicated at the blink of an eye. Again, it doesn’t matter how much effort was needed to create said software; that’s a sunk cost. All that matters is how much it costs to make one more copy – $0.
The implication for apps is clear: any undifferentiated software product, such as your garden variety app, will inevitably be free. This is why the market for paid apps has largely evaporated. Over time substitutes have entered the market at ever lower prices, ultimately landing at their marginal cost of production – $0.

Stratechery vuelve sobre el tema de la aplicaciones, y cómo la tendencia es hacia la gratuidad. Aun así, se puede seguir ganando dinero con el software, como demuestran Oracle, Android o IBM.

Tendencias en diseño de blogs

En los últimos meses algo está pasando en la blogosfera internacional. Comenzó en muchos blogs personales norteamericanos y británicos, y ya se está extendiendo a las grandes redes de blogs. En realidad se trata de dos corrientes contrapuestas.

Gizmodo

Por un lado tenemos la corriente minimalista y purista, que prescinde de todo lo accesorio y vuelve a recuperar el papel principal de los textos. Los posts ahora ocupan prácticamente todo el espacio del diseño, reduciendo incluso la publicidad en favor de la experiencia lectora. Los formatos varían de un blog a otro, pero esencialmente se mantiene el clásico esquema blog, sin slides ni elementos que distraigan.

Algunos ejemplos (no necesariamente los primeros en sumarse a la tendencia ni los inventores) de esto serían The Brooks Review, Obvio de Manu Contreras, la versión española de Gizmodo, o más recientemente Blogpocket y Mangas Verdes. Yo mismo vengo experimentando con el modelo desde octubre del año pasado, aplicándolo en todos mis blogs.

Es cierto que existen muchos blogs que siempre han contado con diseños de este tipo. La diferencia es que ha llegado un momento en que muchos bloggers, cansados de la creciente complejidad de WordPress, hemos optado por regresar a lo simple. No se trata de una decisión basada solo en lo estético, sino también en la optimización de sitios con relativa carga de servidor y base de datos, que necesitan aligerar sus requisitos técnicos.

Está tendencia se puede observar también en la creciente proliferación de themes de este estilo, llamémoslo minimalista o purista. También en la aparición de herramientas como Twitter Bootstrap o Kirby, que abogan por un retorno a los orígenes, al háztelo tu mismo y la importancia de la tipografía como elemento principal de una web.

Mashable

Y como decía, también existe la tendencia contraria, que predica que la suma de elementos da mayor consistencia al resultado final. Los blogs que siguen esta tendencia suelen contar con diseños tipo magazine, algunos realmente originales y efectivos. Estos blogs suelen ser una amalgama de colores, tipografías y espacios de diferente forma y tamaño estructurados de manera cuasi arquitectónica.

En general suelen pertenecer a grandes redes de blogs comerciales, aquellas que pueden permitirse el coste de sobrecargar su servidor con toda clase de plugins, añadidos y funciones sociales.

Buenos ejemplos serían los actuales diseños de Mashable, The Verge, o el más reciente y excelente rediseño de Alt1040 (salvo por una tipografía poco legible para mi gusto en los posts).

La adscripción a una u otra tendencia depende del gusto de cada bloguer y de los recursos que tenga a su disposición, pero también de los principios que quiera transmitir en relación con el acto de comunicar, vender o crear opinión.

Nuevas tendencias en diseño de blogs: el caso Gawker

La semana pasada Gawker lanzó un completo rediseño de de sus blogs, incluyendo a Lifehacker y Gizmodo. Huyendo del clásico esquema blog de posts en orden cronólogico, unos seguidos de otros, han querido hacer algo realmente novedoso, tanto en cuanto a estructura como en aspecto estético.

Personalmente me gusta la simplificación y el orden conseguido frente a sus diseños anteriores, mucho más caóticos. También creo han evitado el tan manido diseño tipo magazine, aportando un sidebar auténticamente novedoso que da más presencia e importancia a los contenidos frente a los simples enlaces de texto habituales. La publicidad, incluso, está integrada de tal forma que no desentona ni hace de menos al contenido principal, siendo esencialmente gráfica.

Lifehacker

Me llama mucho la atención el predominio de líneas rectas, cuando en los últimos años todo lo que olía a web 2.0 venía haciéndose con líneas curvas. Creo por todo ello que es un diseño rompedor y que va a empezar a marcar tendencia. De hecho ya hay quien se ha molestado en clonar el diseño y ofrecerlo gratuitamente como theme de WordPress. Si quieren probarlo se llama Qawker (evidente anagrama de Gawker), aunque ya les aviso que no será exactamente igual.

Entre las cosas que no me gustan del nuevo diseño está la usabilidad. Que la columna de contenido y la del sidebar se muevan de manera independiente puede resultar confuso y frustrante. Además el scroll resulta lento y en ocasiones imprevisible.

En definitiva, como ya he dicho, creo que empezaremos a ver como las principales redes de blogs comerciales siguen el ejemplo de Gawker y se apuntan a la tendencia. Se trata, en definitiva, de ofrecer al lector, aburrido quizá ya del clásico formato, algo diferente, diferenciador, y que pueda dar pie a nuevos experimentos en la difusión de contenidos en la red.