Google compra Nest, Facebook se hace con Branch y Potluck

Ayer fue día de compras tecnológicas. Google se hizo con Nest por algo más de 3 mil millones de dólares, una cifra en apariencia algo exagerada para una empresa que fabrica dispositivos domóticos y termostatos. Y Facebook se hizo con Branch, una especie de red social de conversaciones que hace unos meses tuvo su hype pero que a día de hoy pocos utilizan, y con Potluck, de la que ya hablamos aquí y que gira en torno a compartir enlaces y las conversaciones que se establecen en torno suyo.

El caso de Google con Nest, más allá de especular para que quiere Google productos como los que Nest fabrica (que a la larga puede no ser más que un modo de entrar a los hogares y puestos a pensar tiene muchas conexiones con el negocio de Google que es la recogida y uso de información), le va a proporcionar un equipo que incluye por ejemplo a Tony Fadell, CEO de Nest y uno de los principales diseñadores del iPod. Quizá no es por los termostatos sino por lo que puede venir a continuación.

El movimiento de Facebook, que le ha costado apenas 15 millones de dólares (según The Verge), va de acaparar la conversación al mismo tiempo que elimina potenciales competidores. Pero también de traer al feed de Facebook algo más de calidad y engagement, algo en lo que últimamente estaban dando muchos banzados sin rumbo definido.

Según cuenta Josh Miller en el comunicado de Branch Media, los equipos de Branch y Potluck pasaran a integrar el Facebook Conversations Group. Y el objetivo es llevar las conversaciones a escala Facebook, lo que significa probablemente que pronto veremos novedades al respecto en Facebook.

Quizá a primera vista tenga más sentido la adquisición de Facebook que la de Google, aunque en realidad sus estrategias no son tan dispares.

2013 ha sido un mal año para la tecnología

All in, 2013 was an embarrassment for the entire tech industry and the engine that powers it—Silicon Valley. Innovation was replaced by financial engineering, mergers and acquisitions, and evasion of regulations. Not a single breakthrough product was unveiled—and for reasons outlined below, Google Glass doesn’t count. If it’s in the nature of progress to move in leaps, there are necessarily lulls in between. Here are all the reasons 2013 was a great big dud for technology as a whole

¿Realmente 2013 fue un año nefasto para la tecnología y la innovación? Es lo que argumenta Christopher Mims, y algo o mucho de razón no le falta, según como se mire.

Todo lo que sabías de Edison es falso

Thomas Edison, in other words, is not so much the man behind the myth as his story is the myth behind the man. How crucial, after all, is the story of Steve Jobs to the image of Apple? Or of Larry Page and Sergey Brin toiling away in a garage (ironically enough, in Menlo Park, Calif.) to our perception of Google?

Alison Griswold desmontando el mito de Edison (y algunos otros inventores famosos), y la diferencia que hay entre saber comercializar tu propia persona y el trabajo de otros, o ir por libre. Muy interesante.

Doug Tompkins: la tecnología detiene la evolución y destruye el mundo

He challenges the view that technology is extending democracy, arguing that it is concentrating even more power in the hands of a tiny elite. What troubles him the most is that the very social and environmental movements that should be challenging the destructive nature of mega-technologies, have instead fallen under their spell

Doug Tompkins, el fundador de The North Face, arremete contra la tecnología, e incluso contra las organizaciones ecologistas. Está deteniendo la evolución y destruyendo el mundo, dice. Aunque en realidad creo que a lo que se refiere es al uso que se hace de la tecnología, no a la tecnología en si misma. Pues cualquiera con un poco de perspectiva sabe que es precisamente la tecnología lo que nos hace avanzar, y algún día nos permitirá sobrevivir.

La destrucción del monopolio Microsoft

In the late 1990s, a single technology company became so unfathomably rich and powerful — and so hellbent on dominating not just its own industry but a massive and rapidly growing new one — that the U.S. government dragged the company into court and threatened to break it up over anti-trust violations.
The case was settled, and the company, Microsoft, agreed to play nicer

La historia de un monopolio que nunca llegó. O que lleva 10 años siendo destruído.

Fusion Drive

De todas las novedades presentadas ayer por Apple me quedo con el anuncio de Fusion Drive, un concepto nuevo que Apple se ha sacado de la chistera con su magia habitual, y al que creo habría que darle mucha más importancia y relevancia que al nuevo iPad Mini.

Y es que Fusion Drive es una solución no sólo sorprendente sino lógica. Cómo es que a nadie se le había ocurrido antes combinar una memoria SSD y un disco duro? La magia está en que todo está gestionado por OS X, que considerará a ambos dispositivos de almacenamiento como un único volumen, por lo que no hay nada que configurar y el funcionamiento es prácticamente invisible para el usuario.

Invisible? No tanto, veremos como los nuevos iMac 27 pulgadas y Mac Mini, que son los que en principio se beneficiarán de Fusion Drive, mejoran mucho los tiempos de lectura-escritura. Y es que todos los procesos lectura-escritura irán en principio al SSD. Luego, el sistema decidirá si los pasa al disco duro o no, dependiendo del mayor o menor uso que hagamos de los archivos.

Es más, Time Machine hará backup de ambos como si fueran un sólo volúmen. Lo malo, que la pérdida de cualquiera de ellos obliga a una restauración completa. Pero es mejor eso que nada.