Google compra Nest, Facebook se hace con Branch y Potluck

Ayer fue día de compras tecnológicas. Google se hizo con Nest por algo más de 3 mil millones de dólares, una cifra en apariencia algo exagerada para una empresa que fabrica dispositivos domóticos y termostatos. Y Facebook se hizo con Branch, una especie de red social de conversaciones que hace unos meses tuvo su hype pero que a día de hoy pocos utilizan, y con Potluck, de la que ya hablamos aquí y que gira en torno a compartir enlaces y las conversaciones que se establecen en torno suyo.

El caso de Google con Nest, más allá de especular para que quiere Google productos como los que Nest fabrica (que a la larga puede no ser más que un modo de entrar a los hogares y puestos a pensar tiene muchas conexiones con el negocio de Google que es la recogida y uso de información), le va a proporcionar un equipo que incluye por ejemplo a Tony Fadell, CEO de Nest y uno de los principales diseñadores del iPod. Quizá no es por los termostatos sino por lo que puede venir a continuación.

El movimiento de Facebook, que le ha costado apenas 15 millones de dólares (según The Verge), va de acaparar la conversación al mismo tiempo que elimina potenciales competidores. Pero también de traer al feed de Facebook algo más de calidad y engagement, algo en lo que últimamente estaban dando muchos banzados sin rumbo definido.

Según cuenta Josh Miller en el comunicado de Branch Media, los equipos de Branch y Potluck pasaran a integrar el Facebook Conversations Group. Y el objetivo es llevar las conversaciones a escala Facebook, lo que significa probablemente que pronto veremos novedades al respecto en Facebook.

Quizá a primera vista tenga más sentido la adquisición de Facebook que la de Google, aunque en realidad sus estrategias no son tan dispares.

Potluck, Snapchat y el fin de la vanidad

But no platform better embodies the push against vanity than Josh Miller’s Potluck. On Potluck, no one can see how many friends you have. There are no profile bios to carefully construct, showcasing how funny and accomplished and yet totally nonchalant about it you are. no pressure to think of an “RT is not an endorsement” joke that hasn’t been made a million times before. Even the avatars are nearly nonexistent, just tiny images that look like they were shot through a peephole

Excelente post de David Holmes, en el que compara las nuevas redes sociales ‘sin estress’ con las tradicionales. De Potluck hablé en mi artículo en La Brújula Verde Anchor y Potluck reinventando las redes sociales. Y en los días que llevo utilizándolo me parece un servicio interesante y con mucho potencial, que curiosamente casi utilizo ya más que Facebook.