El scroll infinito y la experiencia de lectura

Hoy publica Kane Bennett un interesante artículo en This Is Elevator donde argumenta por qué el scroll infinito en las aplicaciones móviles está destruyendo el consumo de contenidos.

The one great loss which has resulted from the availability of huge volumes of information online is a sense of completeness. When reading a newspaper, it always ends. There is a finite volume of text within that paper that can be read. And that’s key to the reading experience. The knowledge that when you reach the end, you will know all there is to know. When reading a book, you read with absolute confidence that when you turn over to page 500, you will know the answer. You will know how it ends, and you will have finished something.

Efectivamente, estoy de acuerdo con él en que la experiencia de lectura de un libro o de un periódico en papel es mucho más satisfactoria, más completa, en el sentido de que siempre termina. Hay un final y eso nos puede hacer sentir cierto grado de satisfacción por haber terminado algo.

Eso no ocurre con las redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram, donde siempre hay algo que leer. Lo mismo se podría decir de las aplicaciones para leer feeds. Con la diferencia de que normalmente (salvo que uses un servicio que se auto-refresque como Feedly o Digg Reader) siempre puedes controlar la actualización de manera manual. Lo cual para mi es fundamental y es una de las razones por las que no me gusta Feedly.

Sin embargo, entiendo las razones de usar el scroll infinito en servicios como Twitter o Instagram, en cuya esencia está una especie de horror vacui que se manifiesta precisamente por el fluir constante de la información. Un libro, un periódico, una revista, pueden tener un fin, pero en realidad la información nunca termina. Somos nosotros quienes le ponemos un límite. O deberíamos, a riesgo de perder el foco en lo que realmente importa. El miedo a perdernos algo es lo que puede hacernos sucumbir al scroll infinito. Pero existen soluciones como organizar la información en listas (en Twitter) y otras similares en otras redes.

Al final todo se reduce a controlar la información o a dejar que ella te controle a ti. Por eso, por ejemplo, un lector de feeds es más eficiente que Twitter para realizar una lectura reposada de las cosas que te interesan. Por el contrario, Twitter es más efectivo en el tiempo real y la comunicación bidireccional.

Volviendo al concepto de horror vacui lo cierto es que no se que sería peor, el scroll infinito o que Twitter tuviera un final.

Kindle, una pésima herramienta de lectura

Uno de mis propósitos para este año es leer más. Por lo menos, leer tanto como leía en mis tiempos de estudiante. Va a ser dificil porque uno ya no tiene el mismo tiempo libre. Pero arañando minutos al día, reduciendo el tiempo que pierdo en las redes sociales y cambiando algún mal hábito adquirido, quizá lo consiga.

El caso es que ahora mis lecturas las hago principalmente en el iPad con iBooks, lo que me encanta porque me permite subrayar, anotar y luego exportar esas notas por email en un formato bastante elegante y ordenado.

Pero me había propuesto rescatar también mi cuenta de Kindle y algunos de los libros que tengo allí, como The White Goddess de Robert Graves, uno de mis libros favoritos. Cual ha sido mi sorpresa al comprobar que no hay forma nativa de exportar las notas y los subrayados desde el Kindle, algo que nunca antes había comprobado.

¿Cómo es posible? Que haya que acceder a la web de Amazon y luego usar algo como Evernote para capturar las notas es realmente weird como dicen los americanos. ¿Qué gana Amazon con no dejarnos exportar fácilmente nuestras notas? ¿Es por tocarnos las narices, por dejadez, por política de empresa? Sinceramente, no lo comprendo.

Como lector el Kindle puede estar muy bien, pero como herramienta deja mucho que desear. Así que adiós Kindle. Sigo con iBooks y con Marvin, que sí es una auténtica herramienta de lectura, y no sólo un escaparate como Kindle.

ReadKit con soporte para Fever y RSS

Desde hace tiempo vengo usando en el mac una aplicación llamada ReadKit. Lo que hace es permitirme gestionar juntos todos los marcadores y lecturas que tengo añadidos en Pocket, Instapaper, Readability y Pinboard. Incluso es posible, con sólo arrastrar y soltar, copiar elementos entre cualquiera de esos cuatro servicios. Y por supuesto además de leer lo que tengo ahí guardado, también permite compartirlo en Twitter, Facebook, enviar a Evernote o por email.

readkit

Pero hace un par de días ReadKit se actualizó con un par de características inesperadas y sobre todo bienvenidas: soporte para el lector de feeds Fever (también para NewsBlur) y para canales RSS. Esto es, ahora ReadKit también funciona como lector de feeds, ya sea sincronizándolo con Fever, o de manera independiente. Hasta se pueden usar los dos métodos al mismo tiempo.

La gran ventaja es que de un plumazo ahora tengo todas mis fuentes de información integradas en una sola aplicación en el mac. Si quiero guardar un artículo de mis feeds de Fever en Pocket, ahora sólo tengo que arrastrarlo a la carpeta correspondiente y voilá, todo se sincronizará con los servicios web.

Claro que de momento hay algunas carencias. Por ejemplo, no se pueden marcar como leídos todos los artículos de una carpeta de Fever al mismo tiempo, hay que hacerlo de manera individual. Y para que la sincronización con Fever sea efectiva, una vez terminas de leer hay que pulsar manualmente el botón de refresco, o lo que has marcado como leído seguirá estando ahí la próxima vez que accedas a Fever.

Pero imagino que irán puliendo estos detalles. Por el momento todo funciona perfectamente. Y teniéndolo todo integrado me ahorro mucho tiempo. Que más puedo pedir?

Si lo quereis probar ReadKit está disponible en la MacAppStore.

Hacia la lectura social: Pocket y DotDotDot

Desde hace algunas semanas está disponible en abierto un nuevo servicio de guardado y lectura de documentos, libros y artículos llamado DotDotDot. Puede probarlo en beta durante algunos meses, tanto en la web como en iOS, y comparalo con otros servicios parecidos, como por ejemplo Pocket.

DotDotDot tiene muchas semejanzas con Pocket, pero también con Instapaper o Readability. Pero también aporta una capa social muy interesante, ya que permite seguir usuarios y que otros te sigan a ti. De ese modo tienes un feed de todo lo que están leyendo tus contactos, e incluso de las anotaciones que realizan sobre los textos. Quizá el único incoveniente que le veo por ahora es que todo es público, no puedes marcar nada como privado.

Además, no sólo se nutre de artículos o posts que puedas ir guardando ahí con la extensión del navegador, sino que permite conectarlo con Dropbox y subir libros enteros en formato ePub, y otros documentos. Cuando estás leyendo, en una interfaz muy bien diseñada y usable, puedes anotar, comentar y compartir en redes sociales. Es más, se pueden establecer auténticas conversaciones en torno a una anotación.

Es cierto que la versión iOS todavía adolece de algunas carencias, pero en general muestra una tendencia que podríamos calificar de socialización de la lectura que precisamente acaba de incorporar también Pocket, aunque de manera diferente.

Lo que acaba de hacer Pocket es añadir una opción de compartir artículos con nuestros contactos (por cierto, renovando también el diseño de su aplicación iOS de una manera fantástica). Si nuestro contacto usa también Pocket recibirá una notificación dentro de la propia app, y si no lo usa recibirá un email con el enlace.

No sólo artículos completos, también citas o fragmentos que hayamos previamente marcado, con lo cual se acerca mucho al concepto de DotDotDot.

Curiosamente el ascenso de este tipo de herramientas de lectura social se da en un momento en que los lectores de feeds, que tradicionalmente habíamos usado para guardar los artículos que queríamos leer después, van en declive. El problema del lector de feeds es que es cerrado, sólo te deja guardar artículos de aquellas fuentes que sigues, mientras que Pocket o DotDotDot se extienden incluso más allá de la propia web.

Sitios oficiales: Pocket / DotDotDot

Readability: Top Reads y Longform

Ayer Readability anunció la nueva versión de su aplicación iOS, con varias novedades a nivel de usabilidad, pero también con dos interesantes añadidos: Top Reads y Longform Picks.

Top Reads ofrece los artículos más compartidos por los usuarios del servicio, algo parecido a lo que ya ofrece Instapaper desde hace tiempo, sólo que aquí la selección se realiza sobre el total de artículos compartidos y no sólo sobre los de nuestros amigos o contactos como en Instapaper. Donde Instapaper ha intentado crear comunidad en Readability optan por la curación de contenidos tipo Flipboard. Ambas opciones me parecen correctas, útiles y complementarias. Algo así me gustaría ver también en Pocket.

Y por otro lado se añaden artículos seleccionados de Longform, un servicio de curación de contenidos del que ya hablamos hace tiempo y que también está integrado en Instapaper. Esta claro que la competencia de Readability es Instapaper, mucho más que Pocket, la cual es una herramienta mucho más sencilla pero más efectiva para lo que está pensada: guardar artículos para leer después.

En los últimos meses he venido usando principalmente Pocket, por su rapidez y sencillez, y también por su fantástico diseño. Sobre todo porque puedo centralizar ahí prácticamente todos mis favoritos.

Ver anuncio oficial de Readability

La última gran idea: Readability

A pesar de que pienso que la publicidad es necesaria para mantener un sitio web, también creo que los lectores deben tener la opción de leer un blog, una web, de la manera más cómoda. Un diseño limpio y claro con fuentes de un tamaño adecuado no siempre es posible. Además, a mi que soy un obseso de la tipografía, nunca termina de gustarme ningún diseño de los muchos que he probado para mis blogs.

¿Qué pasaría si a alguien se le ocurriese transformar cualquier blog, cualquier web, en algo mucho más sencillo y placentero de leer, sin distracciones y con una tipografía fantástica? ¿Que pasaría si además ese servicio eliminase los anuncios y todo aquello que nos molesta a la hora de simplemente, leer?

Pero esperen. ¿Que pasaría si además tu, que tienes una web o un blog, te pudieras inscribir en ese servicio como creador de contenidos, y cada vez que alguien lo usase con tu blog o web, tu recibieras un porcentaje de las cuotas que pagan los usuarios? Usuarios que pagan por usar una aplicación web (también para iPhone e iPad) con la que organizar sus lecturas. Algo parecido a Instapaper…

Pues eso es lo que es Readability. Un servicio que permite, previo pago (aunque de momento pueden probarlo gratis, por lo menos a mi me funciona con el iPhone) leer la web como siempre debió ser.

Todo el sistema está integrado con Instapaper, donde se pueden guardar los artículos para leer en cualquier momento.

Me van a decir que les suena bastante esto de Readability. Claro, ya lleva un par de añitos entre nosotros. Y encima su código es el que sirve para que funcione, por ejemplo, el Reader de la última versión de Safari, el mobilizer de Reeder y Flipboard y muchas otras aplicaciones más.