La verdadera razón del cierre de Google Reader

Marco Arment publica hoy un magnífico post titulado Lockdown, en el que analiza las verdaderas razones del cierre de Google Reader. Quizá todo pueda resumirse en esta frase:

The bigger problem is that they’ve abandoned interoperability. RSS, semantic markup, microformats, and open APIs all enable interoperability, but the big players don’t want that — they want to lock you in, shut out competitors, and make a service so proprietary that even if you could get your data out, it would be either useless (no alternatives to import into) or cripplingly lonely (empty social networks).

Recordáis que no hace mucho publiqué un post titulado Google hacia el ecosistema cerrado. Pues la opinión de Marco parece que va también por ese camino. Ya no se trata de facilitar la interoperabilidad entre servicios, ahora tanto Google como Facebook tratan de mantenernos prisioneros en sus respectivos servicios.

Google resisted this trend admirably for a long time and was very geek- and standards-friendly, but not since Facebook got huge enough to effectively redefine the internet and refocus Google’s plans to be all-Google+, all the time.4 The escalating three-way war between Google, Facebook, and Twitter — by far the three most important web players today — is accumulating new casualties every day at our expense.

Es cierto que Google resisitió algunos años, pero el empuje de Facebook terminó por redefinir toda su estrategia. Ya ni siquiera se avergüenzan de estar destruyendo su propio buscador, cada día más parecido a un panfleto publicitario. Ahora todo es Google+ porque necesitan hacerle frente a Facebook con su misma medicina.

Y una vez todo esté en Google+ la idea es que no puedas llevarte nada de ahí, del mismo modo que resulta casi imposible llevarse nada de Facebook. Que no puedas compartir en otras redes sociales. De hecho no se puede compartir nada desde Google+ en otras redes ya mismo.

RSS represents the antithesis of this new world: it’s completely open, decentralized, and owned by nobody, just like the web itself. It allows anyone, large or small, to build something new and disrupt anyone else they’d like because nobody has to fly six salespeople out first to work out a partnership with anyone else’s salespeople

Y el RSS es todo lo contrario a este mundo que Google y Facebook nos presentan. El RSS es abierto, descentralizado y no pertenece a nadie. Permite que la comunicación y la información fluyan de unos servicios a otros. Y en definitiva puedes hacer con el RSS lo que tu quieras. Eso es lo que no interesa a Google.

Por eso el RSS es tan importante, por eso debemos seguir utilizándolo y apoyándolo. Afortunadamente hay muchos que lo han entendido, especialmente Betaworks con su Digg Reader, pero también todos los desarrolladores que se lanzaron a crear agregadores de feeds en los últimos seis meses.

Este gran artículo de Marco Arment debería ser de obligada lectura en las escuelas. Y como llevo diciendo algún tiempo: ha llegado la hora de abandonar Google.

Probando Digg Reader

digg reader

Por fin ayer se abrió para todos el lector de feeds creado por Digg, tanto en la web como con actualizaciones de sus aplicaciones iOS.

Tal y como prometieron, se trata de un lector sencillo, pero realmente bien diseñado en la estela de Google Reader. Para mi gusto es mucho más manejable y usable que Feedly, con el que comparte algunos elementos de diseño. Por ejemplo, la accesibilidad a los botones de Pocket o Instapaper está mucho mejor solucionada (en Digg para iOS simplemente hay que desplazar el artículo a la izquierda para revelar los botones).

En mi caso la importación de feeds desde Google Reader ha funcionado a la perfección, aunque parece que algunos usuarios han tenido problemas. Luego, el manejo de feeds y carpetas es muy intuitivo, simplemente arrastrar y soltar para ordenar o agregar a carpetas.

En la versión web dispone de dos vistas, lista y expandida, exactamente igual que tenía Google Reader. En ésta última los feeds se van marcando como leídos según haces scroll. En iOS no existe la vista expandida, adoptando un formato mixto que particularmente me gusta mucho.

En general, como digo, predomina la sencillez, también en lo que respecta a opciones y funciones añadidas. De momento sólo incluye soporte para Instapaper, Pocket y Bitly. Nada de Buffer, Pinboard, Evernote u otras apliaciones que bien podrían tener su lugar ahí.

La sincronización entre la web y las aplicaciones iOS es rápida, y además con el añadido del servicio de marcador de Digg, que te permite continuar leyendo en un dispositivo donde lo dejaste en otro.

Digg Reader es un producto sólido, en la línea de Betaworks, que pretende aprovechar el momento para dar un impulso al propio Digg, con el que comparte espacio. A mi me parece interesante, veremos lo que sale de este experimento. Desde luego lo prefiero a Feedly. Quizá el único pero sea que tengamos que estar atados a sus propias apps, sin poder usar Reeder ni Mr.Reader.

Para poder usarlo hay que loguearse con tu cuenta de Google en Digg Reader.

Google Plus como el nuevo Google Reader, va a ser que no

Unlike Reader, you can’t read the whole post on Plus, but if you follow the link to the story, you’ll see the whole post as the provider intended – on their own site. This might seem like a loss of a feature, but with so many blogs using Google Adsense, it makes sense for Google to try and increase advertisement click-throughs this way. Google Reader’s stripping ads away so you could read the content was actually a shot in their own ad revenue foot.

Dice Steve Woods que Google Plus será el nuevo Google Reader. No estoy de acuerdo. En primer lugar porque a Google Plus no se pueden añadir feeds RSS. Hace falta que alguien publique los artículos (a mano o de manera automatizada), y no todos los blogs/bloguers lo hacen, lo que posiblemente llevará a una nueva concentración de la información en contra de los blogs pequeños/medianos. Y en segundo lugar porque usar Google Plus para seguir blogs es una pérdida de tiempo, precisamente porque no puedes leer el contenido completo y al final tienen que saltar de blog en blog. Pero ah, eso es por algo en lo que sí estoy de acuerdo con Steve Woods, hay que hacer clic en el adsense.

Cortando la flor

By killing the flower, Google could also kill the bees (MG Siegler)

Google Reader es la flor que permite a las abejas de la información polinizar las redes sociales. Todos esos enlaces en los que haces clic y compartes en Twitter y Facebook, primero tuvieron que ser descubiertos por alguien, en algún sitio. Y sospecho que la mayor parte de ese descubrimiento tiene lugar en Google Reader

Feedbin, lector de feeds y API por 2 dólares al mes

Feedbin

Feedbin es un nuevo lector de feeds lanzado el martes pasado (coincidencia?). De momento sólo tiene versión web, pero en su cuenta de Twitter afirman que la versión móvil está en camino. Cuesta 2 dólares al mes, una cantidad realmente razonable. Y tiene muy buena pinta. Incluye una API bien documentada.

El iPhone nos enganchó a Google Reader

The iPhone and Google Reader Hegemony

O como fue el iPhone el que nos enganchó a Google Reader. Antes del iPhone, quien necesitaba sincronización? Leías tus feeds en el ordenador y punto. Fueron las aplicaciones como Reeder, NetNewsWire, Byline o NewsRack las que crearon la necesidad de sincronizar las fuentes RSS.

El desolador panorama de los lectores de feeds

A Google Reader le queda un verano. O dos. Espero equivocarme, pero creo que más temprano que tarde Google dejará languidecer (aun más) su lector de feeds hasta que sea prácticamente inusable, visto que no le reporta ningún beneficio. Los cuatro gatos que seguimos usándolo lo hacemos porque nos permite tener todo sincronizado y usar fantásticas herramientas como Reeder en el iPhone o Mr.Reader en el iPad. Y porque es cómodo. Pero también porque no hay alternativa. Alguna vez os habéis propuesto buscar una alternativa a Google Reader? Pues olvidáos del asunto porque ya no quedan. Hoy me he pasado dos horas buscando y os aseguro que el panorama es desolador.

No ya porque no existan lectores de feeds online, autoinstalables en servidor propio o como aplicaciones para iPhone o iPad. Buscando concienzudamente he encontrado algunos. Pero ninguno que merezca la pena, ninguno que literalmente no apeste, ah, y mucho menos uno que pueda usar igual en el mac que el iPhone. Simplemente no existe. Lo repito otra vez para que os hagáis una idea: no existe la alternativa a Google Reader. Estamos atrapados.

El abandono de Fever

La única esperanza que quedaba era Fever, el lector de feeds desarrollado por Shaun Inman. Lo usé durante mucho tiempo, y todavía mantengo ahí mis feeds como reserva y copia de seguridad por si un día Google Reader falla (como fue el caso hace unos días). Pero desde hace muchos meses Fever es prácticamente inusable. Inman se dedica ahora a otras cosas, como desarrollar videojuegos para iOS, y pasa bastante de actualizar Fever o corregir los errores que va acumulando. Una pena. Aunque es cierto que se puede utilizar Fever en el iPhone a través de Reeder, que incluyó soporte para aquel en sus últimas versiones. Pero en el mac con cualquier navegador ya es más dificil, debido a los fallos que comentaba.

La incertidumbre de Pulp

La otra esperanza era Pulp, un lector de feeds de diseño increíble que funciona como aplicación Mac e iPad. La sincronización se realiza mediante iCloud, y la verdad es que funciona muy bien. Pero ay, en julio del año pasado los desarrolladores de Pulp ficharon por Facebook, y el software se ha quedado sin actualizar desde entonces. Y no vas a poner tus feeds en algo de incierto futuro, no?

La decepción de Feedspot

Hace algunos meses apareció Feedspot, una opción que prometía bastante. Tiene una estupenda selección de fuentes que puedes elegir, e incluso importar tus feeds de Google Reader. Pero no se puede usar en el iPhone ni el iPad. Y además no te permite exportar tus feeds, si alguna vez quieres cambiar.

Un panorama desolador

El resto de los lectores de feeds que he encontrado son, literalmente, una basura. No voy ni a mencionarlos. Me había hecho muchas ilusiones con Feedly, por ejemplo. Pero resulta que sólo es un cliente de Google Reader. Y de lo que se trata es de buscar una alternativa a Reader, no de seguir enganchado a él.

Si, ya se que estáis pensando en Flipboard. Pero es que Flipboard es algo diferente. Lo que yo busco es un lector de feeds que me permita marcar como leídos los items, para no tener que volver a verlos la próxima vez que lo abra. Y Flipboard de momento no permite hacer eso.

En definitiva, que no existe ningún software, online o instalable que pueda competir con Google Reader. Que sincronice los feeds entre varios dispositivos, permita marcar items como leídos, guardarlos o enviarlos a redes sociales. La única solución sería una aplicación para Mac que se sincronizase con mi Fever. En el iPhone se puede usar Reeder+Fever. Y en el iPad haría falta otra app que también sincronizase con Fever, vista la desaparición de Ashes hace ya tiempo.

O eso, o que aparezca un nuevo servicio o software con una API bien documentada que permita a las aplicaciones mac ya existentes (Reeder, Caffeinated, NewsRack) sincronizarse con otras en iOS (Reeder, Mr.Reader, River of News, NewsRack). Pero mucho me temo que eso no va a ocurrir por ahora.

¿Peligra la sincronización con Google Reader?

Tanto Nick Bradbury, creador de FeedDemon, como Brent Simmons, creador de NetNewsWire, hablan en sus blogs sobre el reciente anuncio de eliminación de algunas características sociales en Google Reader. En particular expresan su temor por lo que pueda pasar con las aplicaciones que sincronizan con Google Reader, esas que todos usamos en el escritorio, en el iPhone o en el iPad, como Reeder, NetNewsWire, Flipboard, etc.

Al parecer la API de Google Reader, que permite la sincronización, no es oficial, no está documentada, y parece que no es una las preferencias de negocio de Google. Según afirman, no parece descabellado que Google pueda dar carpetazo a Reader en un futuro cercano. Malo para quienes basan su negocio en la sincronización, pero malo también para los usuarios.

Personalmente hace tiempo que compagino el uso de aplicaciones que sincronizan con Reader con otras que poseen sincronización propia, independientes de Reader. En concreto hace mucho que uso Fever, un software de pago (30 dólares) que necesita instalarse en un servidor propio, y de la que ya les hablé en múltiples ocasiones. Otra que estoy empezando a explorar, y que me gusta mucho, es Pulp. Tiene cliente para mac, y para el iPad, y ambos se sincronizan perfectamente, además de tener una interfaz sumamente atractiva.