La gran diferencia entre Dropbox y Google Drive de la que nadie habla

Hace un par de meses compré una app para Mac y su correspondiente versión iOS llamada Together. En principio su propuesta es muy atractiva: un frontend para organizar todos tus archivos y documentos en iCloud. No solo eso, el diseño es fantástico y pensé que por fin había encontrado el sustituto perfecto para Evernote. No solo usa Tags sino también labels, puedes crear carpetas, grupos de documentos, carpetas inteligentes, grupos de tags. Y lo mejor de todo, tanto en el mac como en iOS la búsqueda rastrea incluso en el contenido de documentos y pdf. Una maravilla. Salvo por un detalle. La sincronización es un dolor de cabeza. No funciona. Mientras tienes unos pocos ítems no hay problema, pero cuando te acercas a los 100 las cosas empiezan a ralentizarse, hasta que finalmente, en mi caso siempre es el iPad, deja de sincronizar. Y no forma de arreglarlo salvo empezar desde cero de nuevo.

Llevo dos meses intentando hacerlo funcionar y ya me he dado por vencido. Ni los consejos del desarrollador, que finalmente culpa de todo a iCloud, ni otros métodos que he intentado funcionan. Así que me he puesto a buscar alternativas. Lo malo es que solo hay una: Evernote. Es la única app que ofrece exactamente lo mismo, pero solo si pagas la versión Premium cada año.

Al principio pensé que podía replicar el funcionamiento de Together usando Eagle Filer en el mac y Dropbox en iOS. Pero lo cierto es que la aplicación de Dropbox no busca en el interior de los documentos.

Y aquí es donde de repente me encontré con algo que no esperaba. Después de probar Box y Amazon Cloud Drive le toco el turno a Google Drive. Y, oh sorpresa, Google Drive para iOS si que busca en el interior de documentos, archivos y PDFs. Haced la prueba, subid a Google Drive un PDF y luego en la app del iPhone buscad alguna palabra que solo se encuentre dentro del PDF y no en el título. Encontrará el documento entre los resultados. Luego haced lo mismo en Dropbox y veréis la diferencia.

Lo malo es que Google Drive no usa tags. Pero es curioso que una característica tan interesante como esta no tenga tanta difusión como debería. Ahora toca buscar si existe algún frontend interesante para Google Drive.

Google Drive hace que el Finder entre en bucle de reinicios

Por si a alguien le sirve para solucionar lo que me ha tenido de cabeza durante todo el día de hoy: de repente esta mañana el Finder de mi iMac se volvió loco. Comenzó a reiniciarse una y otra vez cada quince segundos, sin que nada pudiera hacer que parase, ni reparar los permisos del disco ni ninguna de las soluciones más o menos creativas que me encontré por los foros.

Al final la solución era muy sencilla y tenía que ver con Google Drive, cuyos problemas con Mavericks parece que son concisos ya desde hace unos meses, tal y como me encontré en este artículo de CNET.

Se trata de desmarcar la preferencia de mostrar los iconos de sincronización al lado de archivos y carpetas. Por alguna razón el método que usa Drive para insertar esos iconos no se lleva demasiado bien con el Finder.

Lo que más me mosquea es que según CNET Google ya había parcheado ese problema en noviembre. Por si a alguien se ocurre lo mismo, a mi comenzó a ocurrirme tras eliminar los estados de aplicaciones con OnyX. Así que si usáis Google Drive en vuestro mac y no os da problemas, cuidadito con el OnyX (que por otro lado es una gran aplicación de mantenimiento, y gratuita).

La dropboxización de la nube

Hace no mucho tiempo hicimos en La Brújula Verde una comparativa de los servicios ofrecidos por Google Docs, Dropbox y Mobile Me. En aquel momento la oferta de los tres era sustancialmente diferente, tanto en la forma como en el fondo, aunque claro, los tres compartían el concepto de nube.

Hoy las cosas han cambiado mucho. Resulta curioso ver como Google, Microsoft y muchos otros como Box, SugarSync, Cuby, Wuala…han acabado por Dropboxizarse, esto es, por replicar con mayor o menor fortuna el modelo de Dropbox. Si bien en cuanto a diseño web cada uno mantiene su propio estilo, en lo que se refiere a modo de funcionamiento en el escritorio, por lo menos en mac, todos han copiado el método de carpeta única de Dropbox (aunque es verdad que algunos ofrecen sincronización de otras carpetas de modo selectiva).

Tan sólo Apple con iCloud se ha mantenido en un modelo diferente, principalmente porque el modelo Dropbox no sirve a sus intereses que son la venta de dispositivos de hardware y su monetización por medio de aplicaciones y multimedia. Para Apple no tiene sentido permitir el almacenamiento en iCloud de elementos que no hayan sido adquiridos en sus Stores, o producidos con sus aplicaciones o aplicaciones de terceros que sólo se pueden adquirir a través de Apple.

Ambos métodos, el de Dropbox y el de Apple son brillantes, y si me apuran hasta complementarios. Ambos son gratuitos hasta un límite, que es válido para la mayoría de los usuarios, al igual que el nuevo Google Drive. Pero la gran ventaja de Dropbox es que no está atado a ningún servicio ni aplicación propias como sí lo están iCloud y Google Drive, pudiendo extenderse a todas aquellas aplicaciones de terceros que quieran sumarse.

Algunos han dicho y escrito que Google Drive es una amenaza para Dropbox. Yo creo que no lo será mientras se limiten a replicar el servicio que ofrece Dropbox.

Google Drive y la falta de imaginación de Google

Google acaba de hacer público Google Drive, por cierto no disponible para todos ya que algunos usuarios tendrán que esperar a que Google tenga a bien concederles acceso al servicio, para no desentonar con lanzamientos anteriores. Se trata de un servicio de almacenamiento y sincronización de documentos en la nube, igual que Microsoft tiene el suyo, SkyDrive, todos a semejanza e imitación de Dropbox, que sigue siendo el mejor, no obstante.

La cuestión es que si uno repasa los productos que ha ido lanzando Google desde sus comienzos no se encuentra nada nuevo. Salvo quizás AdSense. Y resulta curioso porque la única creación original de la compañía está directamente relacionada con la publicidad, y es que aunque muchos crean lo contrario Google es una empresa de publicidad, y punto.

Fíjense, crearon su buscador cuando ya existían unos cuantos. Es el mejor, de eso no hay duda, pero no era nuevo. Blogger, un servicio adquirido que no crearon ellos. Gmail, un servicio de mail cuando ya existía Yahoo Mail, Hotmail, etc. Cierto, cierto, también es el mejor, pero tampoco era nuevo. Podríamos seguir así con la larga lista de productos de la compañía, hasta llegar a Google+, que nació cuando ya existía Facebook…

¿Es Google bueno mejorando productos que ya existen pero no creando otros completamente nuevos? Posiblemente.

¿Qué podemos esperar en el futuro de la compañía? ¿Esperar a que otros innoven y luego copiar y mejorar su producto? Sería una pena.