Microsoft publica OneNote para mac

OneNote, el software de notas desarrollado por Microsoft hace diez años, llega al mac. Ya se puede descargar gratis desde la AppStore. Pero alto, un momento. Antes pregúntate ¿para que necesito OneNote?

¿Necesitas sincronizar tus notas con algún equipo con Windows? ¿Necesitas una app de toma de notas que no funcione con texto plano? ¿Necesitas una app de toma de notas pesada y que se parece mucho a Office? Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, entonces adelante, descarga OneNote en tu mac.

En caso contrario puedes seguir usando y disfrutando Evernote.

Back to Basics

1474738120_35a19d6e81_b

En este año que termina la profusión de nuevas aplicaciones y servicios fue realmente impresionante. Sólo la desaparición de Google Reader hizo surgir múltiples nuevos servicios de lectura y sincronización de feeds, con nuevas aplicaciones iOS y otras muchas que se tuvieron que adaptar al cambio.

Creo que he probado todas y cada una de esas alternativas, desde Feedly hasta Feedbin pasando por Feed Wrangler, Newsblur y Digg. Pero el caso es que nunca me desprendí de Fever, por aquello de que nunca se sabe. Confiar en servicios de terceros está bien porque te desahoga el servidor propio, pero a la larga siempre está bien tener un seguro. En mi caso era Fever. Lo malo es que prácticamente ya no se actualiza, aunque funciona con aplicaciones como Reeder.

Pero haciendo la limpieza de fin de año he abandonado Feed Wrangler (mi favorito, pero que tampoco parece avanzar demasiado), Newsblur y Feedbin. No veo lógico seguir pagando una cuota anual ahí cuando el desarrollador no responde a las necesidades del usuario.

Y cuando ya me resignaba a continuar con el binomio Fever-Digg (que por cierto me funcionó muy bien este verano en movilidad), va y aparece Cranked.

Lo comenté en el post anterior, Cranked me parece un clon de Fever, no se si a nivel de código pero está claro que sí a nivel de estructura y funcionamiento. Pero es lo que Fever debería ser si se hubiera seguido actualizando. Cranked me permite prescindir de aplicaciones de terceros y leer mis feeds en el iPhone y el iPad con Safari de una manera ágil (no tengo que esperar a que sincronice con nada), enviar items a la lista de lectura de Safari (simplemente manteniendo pulsado el título y usando el menú contextual de iOS) y va marcando los artículos como leídos según hago scroll, algo que para mi es imprescindible.

Así que adiós a Fever, hola Cranked, mi nuevo lector de feeds favoritos.

En el mismo proceso de limpieza se cayó Basecamp, sustituido por una combinación de Evernote y Glassboard. El motivo, que por fin he saltado ciegamente a usar Evernote, y no es plan de mantener un servicio de pago como es Basecamp cuando Evernote cumple el 50% de sus funciones de manera gratuita. El otro 50% intentaré cubrirlo con Glassboard, un sistema de grupos privados para conversaciones que también permite intercambiar archivos, tiene aplicación para el iPhone y es gratuito para hasta 10 grupos. Aunque precisamente ayer anunciaron la venta a Second Gear, que me da muchas esperanzas porque se trata del desarrollador de Elements, uno de los mejores editores para Dropbox en iOS.

Otro que se cayó en las últimas semanas fue OmniFocus. Se que es el mejor, pero realmente me abruma. Siempre tuve mayor debilidad por Things, y el anuncio de la nueva versión para el comienzo de año me hizo regresar y disfrutar de nuevo de su rapidez de sincronización y su mayor sencillez, así como la reciente integración con MailMate.

Y por último, ya es hora de decir adiós a Mint, el sistema de estadísticas web que usaba desde 2005, aunque bien es cierto que en los últimos años combinado con otros. La última comparación me hizo darme cuenta finalmente que no estaba funcionando adecuadamente, con inexplicable pérdida de hits. Y es que lleva ya unos añitos sin actualizarse. Una pena, porque no hay una alternativa auto-instalable, no ya mejor, sino decente. Lo intenté con Piwik, pero tampoco. Así que me quedo con Gauges, hasta que mi bolsillo aguante o los nuevos dueños suban el precio, que todo puede pasar.

En este sentido, después de unos días de buscar alternativas exhaustivamente, he terminado por rendirme a la evidencia: Google acabó con el mercado de las analytics hace tiempo. No se creerían cuantas startups, cuantos servicios fantásticos me he encontrado que tuvieron que cerrar hace ya años, junto a otros que se arrastran anclados en un pasado que Google barrió de un plumazo al hacer gratuito Analytics. Como Measure Map, por ejemplo, que Google adquirió y cerró sin contemplaciones, que era el mejor servicio de estadísticas para blogs. Como SlimStat, un software autoinstalable muy en la línea de Mint, del que ya no queda rastro.

Y si no uso Analytics de Google no es porque le tenga manía. Es porque es feo, porque en todos estos años no se han preocupado de hacerlo atractivo, de actualizar su diseño. Porque no necesito todos esos porcentajes de conversiones en mis pequeños blogs. Porque no han sido capaces de implementar un servicio de real time decente, en lugar de esa mierda que no vale para nada. Pero como es gratis ni se molestan en hacer que sea bueno. Ahí Chartbeat les da mil vueltas, el mejor sistema de tiempo real que he visto, y que por ahora todavía uso. Hasta el tiempo real de Gauges es mejor que el de Analytics. Y finalmente porque no entiendo como es posible que cerraran Measure Map, el más bello servicio de estadísticas web, para obligarnos a usar algo horroroso. Es como si estuvieran diciendo: como te lo doy gratis, te aguantas.

Contemplando todo esto junto me he dado cuenta de que en realidad lo que ha pasado es que he vuelto a lo básico, a un workflow que prescinde de aplicaciones superfluas y accesorias, que emplea otras ya veteranas pero que nunca se vieron superadas por lo nuevo, y que sigue buscando la belleza en el diseño, la funcionalidad y el minimalismo.

Muchas gracias por estar ahí un año más, y que tengáis un buen fin de año y un feliz 2014.

Foto por darling.clandestine

Wordbox, el editor para iOS 7

Si hay una aplicación de productividad que está plenamente adaptada ya a iOS 7, esa es Wordbox para iPhone. Su interfaz es absolutamente minimalista, lo que hace que sea una gozada escribir, y está desarrollada por los creadores de Fleksy (disponible gratis en AppStore), una tecnología que permite escribir sin mirar en iOS detectando las palabras que quieres escribir, aun cuando te equivoques en todas las pulsaciones, identificando patrones de tecleado. Precisamente Wordbox incorporará el teclado de Fleksy en próximas actualizaciones.

Wordbox se puede conectar con Dropbox, donde guardará todo automáticamente con autosave. También con Evernote, WordPress.com (para publicar directamente desde la app) o Tumblr, por ejemplo. Es una lástima que no tenga soporte para blogs de WordPress autoalojados.

El lenguaje utilizado para la escritura es Multi Markdown, un desarrollo de Markdown con más opciones.

Particularmente interesante es el Magical Scroll Button, una implementación de movimiento del cursor y selección de palabras que facilita mucho esas tareas.

Y entre las opciones de exportación, puede copiar el texto a HTML, crear un PDF que luego podemos abrir con otras aplicaciones del dispositivo o enviar emails directamente desde la propia app.

Entre los pequeños fallos que le he encontrado es que una vez seleccionas una carpeta de Dropbox para sincronizar, ya no puedes cambiarla, a menos que lo desconectes.

Pero por lo demás creo que es una gran aplicación y, como decía, prácticamente con un diseño ya preparado para iOS 7.

Wordbox está disponible en el AppStore.

Volviendo a Evernote gracias a Lightly

20130726-172559.jpg

Hace un par de días me quejaba en Twitter de que no conseguía tomarle el punto a Evernote y preguntaba, a quien quisiera contestar, como lo usaban de manera productiva. El caso es que al estar en movilidad estos días he acabado por darme cuenta que necesito un archivo sincronizado de enlaces, anotaciones y demás, que me permita el acceso desde todos mis dispositivos.

El problema venía por la necesidad de descargar Pocket de cosas que no son urgentes, cuya lectura puedo posponer unos días o que tengo que darles una relectura más sosegada. De ese modo Pocket queda para lo mas inmediato y se aligera un poco el tiempo de sincronización de la app en iOS. Así qué todas esas lecturas no urgentes podían ir perfectamente a Evernote, desde donde puedo establecer un recordatorio para mas adelante o enviarlas a Omnifocus mail mediante.

Pero claro, la forma que tiene Evernote de capturar los posts y páginas web es bastante poco efectiva, ya que, o bien captura la web completa, sólo el bookmark o una versión sin imágenes realmente horrorosa. Y aquí es donde viene al rescate Lightly, una aplicación iOS del creador de Everclip, que funciona durante diez minutos en segundo plano (también tiene un bookmarklet para Safari).

Lo que hace Lightly es que cuando estas leyendo un post en Safari o en cualquier navegador interno de una app como Reeder o Pocket, y seleccionas y copias un texto, captura todo el artículo en versión legible (como Instapaper o Readability) pero resaltando el texto que has copiado.

Luego puedes añadirle tags, seleccionar una libreta de Evernote y, voilá, ya tienes una versión anotada del post y formateada para lectura en tu Evernote. Desde el propio Lightly se puede incluso subrayar texto adicional.

Total que acabo de renovar mi Evernote Premium, gracias a Lightly.

(Nota: parece que de momento no es compatible con iOS 7)

Lightly está disponible en la AppStore.

DEVONThink 2.6 compatible con OS X Mavericks

DEVONthink 2.6 also introduces the new document type “formatted note” that can be viewed with any web browser, and — bloggers listen up! — supports rendering Markdown

DEVONThink acaba de actualizarse a la vesión 2.6, incluyendo compatibilidad con el inminente OS X Mavericks, y con algunas novedades interesantes, como un nuevo tipo de notas llamado Formatted Note, que permite abrirlas con cualquier navegador. Y también importación nativa, no a través de script, de Evernote.

Una razón más para cambiarse de Evernote a DEVONThink.

Crear tareas automáticamente desde Mail y Evernote en Omnifocus con Keyboard Maestro

Las tres principales aplicaciones que siempre están funcionando en mi mac son Mail.app, Evernote y Omnifocus. No son las aplicaciones en las que realizo mi trabajo diario pero si son las que me ayudan a tenerlo todo bajo control. Mail es el buzón de entrada de mensajes, muchos de los cuales se convierten en acciones que debo ejecutar en algún momento, para lo que necesito crear una tarea en Omnifocus. Otros necesitan ser archivados como información importante, y para ello creo una nota en Evernote.

También muy frecuentemente necesito crear tareas en Omnifocus a partir de notas que tengo almacenadas en Evernote. Todo este proceso sería muy tedioso si tuviera que realizarlo a mano, así que hay que automatizarlo. Para ello uso Keyboard Maestro.

Crear tareas en Omnifocus desde Mail.app

Cada vez que marco un mensaje con un indicador (flag) en Mail.app en mi mac (o en el iPhone, siempre que Mail y Omnifocus estén activos en el mac) se crea una tarea en Omnifocus con el contenido del mensaje y un enlace al mismo.

Para que funcione hay que descargar primero el script creado por Hanchor (descarga: OmnifocusMailFlags) y colocarlo en una carpeta, por ejemplo en la de Aplicaciones.

Luego creamos una macro en Keyboard Maestro que ejecute el script periodicamente, yo lo tengo configurado para que busque mensajes flagueados cada cinco minutos. Esta sería la macro:

Captura de pantalla 2013-04-23 a la(s) 12.16.36

De ese modo, siempre que mi mac esté encendido y ambas aplicaciones funcionando puedo enviar mensajes desde Mail a Omnifocus, sólo flagueandolos, aunque me encuentre lejos de mi lugar de trabajo. Una vez que la tarea es añadida, el script elimina el indicador del mensaje para que no vuelva a ser procesado.

Crear tareas en Omnifocus desde Evernote

El proceso aquí es similar al anterior. Hay que descargar el script creado por Asian Efficiency (descarga: Evernote2Omnifocus) y colocarlo igualmente en la carpeta del Finder que queramos.

Luego creamos una nueva macro en Keyboard Maestro que ejecute el script periodicamente mientras Evernote y Omnifocus estén funcionando. En este caso lo que hace el script es crear una tarea en Omnifocus con el contenido y enlace de una nota de Evernote cada vez que le asignamos el tag review.

Esta sería la macro correspondiente de Keyboard Maestro:

Captura de pantalla 2013-04-23 a la(s) 12.16.20

Igual que el anterior, el script también elimina el tag una vez que es procesado, para evitar un bucle continuo.

Estas son sólo un par de muestras de todo lo que se puede hacer con esa fantástica app que es Keyboard Maestro.

Skitch recupera el menu helper

Skitch es un claro ejemplo de una fantástica aplicación comprada por un tercero, en este caso Evernote, y casi echada a perder por intentar cambiarla radicalmente.

No digo que la integración con Evernote sea mala, pero de mano le quitaron algunas funciones muy útiles que tenía la versión antigua, como el menu helper, ese icono de la barra de menús que permitía realizar capturas de pantalla rápidas. Otra cosa que no me gusta de la versión Evernote es que no se puede recortar la imagen simplemente arrastrando los border, o redimensionarla arrastrando el marco. En lugar de esto, que para mi era esencial, han puesto un slide en la parte inferior que además no permite especificar mediante el teclado las dimensiones deseadas, y en mi caso pierdo mucho tiempo intentando ajustar la barrita de marras, que por cierto funciona bastante mal.

Por lo menos parece que se empiezan a dar cuenta y acaban de recuperar el menu helper. Algo es algo.

Si habeis descargado Skitch desde la AppStore toca esperar que suban la actualización. Si no, podeis descargarla directamente desde la web oficial de Evernote.

DEVONThink: llega la sincronización

Una de mis aplicaciones favoritas, en el mac y en iOS, es DEVONThink. En esencia hace lo mismo que Evernote, pero cuenta con innumerables funcionalidades añadidas (incluso importa notas de Evernote). Es un autentico Evernote en esteroides, que además permite mantener varias bases de datos al mismo tiempo y realizar búsquedas unificadas en todas ellas. Tiene importadores para correos de Mail.app, feeds RSS, documentos, pdfs, bookmarks, etc.

La aplicación está orientada principalmente a labores de investigación, y es muy usada por científicos, periodistas, universitarios y, en definitiva, todos aquellos que necesitan realizar estas labores de una manera ordenada. A un nivel más bajo es útil también para bloguers, escritores y cualquiera que necesite mantener ordenadas notas y documentos. Pero no sólo eso, cuenta con una tecnología propia de inteligencia artificial, que puede ordenar y clasificar nuestros datos automáticamente.

Yo la uso para recolectar información (tiene extensiones para Safari, Chrome y Firefox), correos electrónicos, canales RSS, notas, fotografías…la uso como intermediaria entre documentos y mi programa de gestión de tareas (tiene integración con Things y Omnifocus).

El único problema hasta ahora es que no disponía de sincronización más que a través de wifi. Pero hace unos días se anunció por fin la tan esperada funcionalidad de sincronización, que ya pueden probar en beta descargando el plugin oficial. Sin embargo, de momento el plugin solo sincroniza bases de datos entre aplicaciones de escritorio, es decir, de un mac a otro a través de Dropbox o WebDAV. La sincronización con iOS todavía tendrá que esperar algún tiempo. Pero algo es algo.