Cómo Google está rompiendo internet

Cuenta Jeremy Palmer como últimamente está recibiendo muchas peticiones de webs a las que en algún momentó enlazó solicitando que retire dicho enlace. Me parece interesante su argumentación, porque a mi también me han llegado varias solicitudes similares.

Lo que viene a decir es que esas solicitudes se basan en el miedo de los webmasters a Google, que puede ver en algunos enlaces totalmente naturales y correctos, enlaces no naturales y por tanto penalizar a la web destinataria del mismo.

For the last 10 years, Google has been instilling and spreading irrational fear into webmasters. They’ve convinced site owners that any link, outside of a purely editorial link from an “authority site”, could be flagged as a bad link, and subject the site to ranking and/or index penalties

Con sus guías de calidad para webmasters Google estaría por tanto rompiendo internet tal como la conocemos. Frente a ello Palmer nos recuerda que Google no posee internet, simplemente es una empresa que la indexa para obtener un beneficio económico de ello. Nosotros poseemos internet, y por tanto nosotros debemos decidir si un enlace merece la pena y es adecuado, independientemente de lo que pueda pensar Google.

Al hilo de esto he visto que muchos blogs se han abonado a poner enlaces nofollow de manera arbitraria y masiva. Personalmente, siempre que crea que debo dar crédito a un autor u otra web, no voy a poner nunca un enlace nofollow.

Forzando links a abrirse en otra ventana

Most people know how to open your article’s outbound links in new tabs or windows, especially readers of a tech site. Modern browsers make multiple-tab/window management very easy for almost everyone who wants them, and the people who don’t know how to manage them usually don’t want them

Marco Arment, The Verge, y la vieja polémica de los enlaces que se abren en ventanas o pestañas nuevas. Yo pensaba que esto ya estaba más que superado, pero parece que no.

Personalmente no suelo poner nunca un target=“_blank”, más que nada porque me molesta un montón cuando me encuentro uno.

Mummify propone una solución al Link Rot

El Link Rot, o enlaces rotos, es un problema con el que nos enfrentamos todos aquellos que llevamos publicando en la red varios años: sitios webs que hemos enlazado en artículos hace mucho tiempo desaparecen y cuando el usuario hace clic en ellos obtiene una bonita página de error, o lo que es peor, una web llena de spam.

Hay muchos métodos de lidiar con el Link Rot, ninguno de ellos sencillo y rápido. Antonio propuso hace algunos meses en Blogpocket una solución en php que implica acceder a la base de datos.

Y aquí es donde entra Mummify, una nueva startup que ha visto el negocio en el tema, con cuentas gratuitas y de pago. Funciona como un acortador de enlaces. De modo que cuando quieres enlazar a un sitio generas en su lugar una url de Mummify.

Esa url es monitorizada constantemente, de modo que si algún día la web desaparece Mummify sirve en su lugar una versión snapshot de la misma, lo cual evita el Link Rot.

El sistema es genial si no fuera porque nada nos garantiza que Mummify vaya a estar por aquí a diez años vista, por decir algo. Y por otro lado está el inconveniente de tener que perder tiempo acortando todos tus enlaces. O casi, porque las cuentas gratuitas sólo permiten diez enlaces al mes.

Seguramente veremos aparecer pronto sistemas parecidos, y no me parecería descabellado que Google terminase implementando algo parecido.

Usando linked-list posts

Desde hace tiempo que estoy utilizando pequeños posts en los que comento brevemente un artículo de otro autor o blog. Hasta ahora esos comentarios, que podíais identificar porque llevaban el término Comentando: precediendo al enlace en cuestión, se generaban mediante una combinación de custom post formats de WordPress y CSS. A partir de hoy identificar esos posts será mucho más fácil, tanto en el sitio como en el feed RSS:

  • En el sitio cada post de ese tipo llevará delante un símbolo ∞ que además funciona como enlace permanente del post en este blog. A continuación irá el enlace comentado.
  • En el feed RSS el título del post será el propio enlace externo. Esto es así para facilitar al lector el acceso al mismo sin tener que pasar antes por este blog. Al pie aparecerá un símbolo con el permalink hacia este blog, por si alguien tuviera interés en enlazarlo.
  • Al mismo tiempo en el feed RSS, y para distinguir los posts normales adecuadamente, estos llevarán delante un símbolo

Todo esto es posible gracias al uso de un plugin llamado Daring Fireball Style Linked List y que, como su propio nombre indica, lo que hace es imitar el estilo de este tipo de posts empleados por John Gruber. Ojo, porque la versión del repositorio de WordPress no es la última, hay que descargarlo del enlace que he puesto al repositorio de GitHub.

La verdadera magia de este plugin está en sustituir el enlace o permalink del título del post (aquel que apunta a este propio blog) por el enlace al post comentado. Para ello utiliza un campo personalizado en WordPress, que se puede cubrir manualmente. Pero también proporciona un método automático, que es el que estoy usando y de momento funciona a la perfección: si tienes esta opción activada, el plugin buscará en la primera línea del post un enlace seguido de un punto. Al publicar el post ese enlace se incorpora al campo personalizado y es eliminado del cuerpo del post, lo que produce el resultado final que podeis comprobar ya mismo en algunos de mis últimos linked-list posts.

Por último, queda el tema de mostrar en el blog los posts con los títulos enlazados al post o enlace comentado, y no al permalink del propio blog. Para ello debemos utilizar <?php the_linked_list_link(); ?> como url de referencia de los títulos, en lugar de <?php the_permalink(); ?>. Por supuesto, al mismo tiempo hay que usar un custom post format de tipo aside, para poder estilizar los linked-list posts sin interferir con los posts normales. Si ya teneis definidos los asides en vuestro theme no hay problema, simplemente habría que cambiar las llamadas a los enlaces anteriores.

Si no teneis definidos los asides en el theme hay que seguir estos pasos:

  1. Editar el archivo functions.php de vuestro theme y añadir el siguiente código: <?php add_theme_support('post-formats', array('aside', 'gallery', 'link', 'image', 'quote', 'video', 'audio')); ?>
  2. Editar los archivos index.php y single.php del theme e incluir este código justo antes del código que muestra el título de los posts: <?php if (has_post_format('aside')) { echo '<h2><span><a href="';the_permalink(); echo '">∞ </a></span>'; echo '<a href="';the_linked_list_link();echo '">';echo the_title(); echo '</a></h2>';} else { ?>. Esto hace que se muestren los títulos enlazados al artículo comentado, siempre y cuando hayamos publicado ese post como un aside. Si el post no tiene ese formato, mostrará el título normal enlazado a tu blog. Finalmente, tras el código que muestra el título de tus posts normales hay que colocar <?php } ?>.

La razón para hacer esto ya la he apuntado más arriba: facilitar al lector el acceso a esos enlaces de manera rápida desde el feed RSS. No tiene sentido tener que pasar antes por este blog para leer mi comentario, que lo puedes leer en el feed. Haciendo clic en el mismo título del post irás directamente al enlace original.

Espero vuestros comentarios sobre si os parece una buena idea y lo consideráis útil.

La importancia de las URLs inteligibles

Hace unos días Andreas Bonini publicaba un inspirado post titulado URLs are for People, not computers en el que ponía de manifiesto los motivos por los que las URLs hoy, en 2013, deben ser inteligibles, claras, semánticas y jerarquicas. Ah, y no demasiado largas.

También cita un estudio de Microsoft en el que se demuestra que las URLs juegan un papel muy importante en relación a la credibilidad de un sitio web, y no digamos ya de un blog. Esas URLs de hace años en las que se mezclaban desde símbolos hasta números y cadenas interminables de caracteres sin sentido han pasado a la historia. ¿O quizá no?

Lo cierto es que todavía hoy muchos medios siguen usándolas. No teneis más que daros una vuelta por algunos de los principales diarios y sitios de comercio electrónico para comprobarlo. Incluso Google, creo recordar, exige que la URL de tus artículos tengan números para incorporar tu sitio a Google News. Por no hablar de los enlaces de búsquedas del propio Google.

Pero lo cierto es que cada vez más el usuario presta atención a la URL antes de hacer clic en un enlace. Yo mismo desconfío en muchas ocasiones de URLs que no comprendo, y supongo que a vosotros os pasará lo mismo. Por eso es tan importante que la URL sea expresiva y que contenga información concisa y exacta de a donde nos llevará el enlace.

El problema es el mismo que tienen las URLs acortadas, que comenté hace poco en Una solución al problema de las urls cortas.

Si usáis WordPress es muy sencillo resolverlo, basta con acceder a las preferencias de Permalinks o Enlaces Permanentes en vuestro Dashboard y elegir una estructura sencilla y clara, basada en la fecha, la categoría, o aun mejor, únicamente en el título del post. Vuestros lectores os lo agradecerán.

Lectura recomendada: URLs are for People, not computers, por Andreas Bonini.