La gran diferencia entre Dropbox y Google Drive de la que nadie habla

Hace un par de meses compré una app para Mac y su correspondiente versión iOS llamada Together. En principio su propuesta es muy atractiva: un frontend para organizar todos tus archivos y documentos en iCloud. No solo eso, el diseño es fantástico y pensé que por fin había encontrado el sustituto perfecto para Evernote. No solo usa Tags sino también labels, puedes crear carpetas, grupos de documentos, carpetas inteligentes, grupos de tags. Y lo mejor de todo, tanto en el mac como en iOS la búsqueda rastrea incluso en el contenido de documentos y pdf. Una maravilla. Salvo por un detalle. La sincronización es un dolor de cabeza. No funciona. Mientras tienes unos pocos ítems no hay problema, pero cuando te acercas a los 100 las cosas empiezan a ralentizarse, hasta que finalmente, en mi caso siempre es el iPad, deja de sincronizar. Y no forma de arreglarlo salvo empezar desde cero de nuevo.

Llevo dos meses intentando hacerlo funcionar y ya me he dado por vencido. Ni los consejos del desarrollador, que finalmente culpa de todo a iCloud, ni otros métodos que he intentado funcionan. Así que me he puesto a buscar alternativas. Lo malo es que solo hay una: Evernote. Es la única app que ofrece exactamente lo mismo, pero solo si pagas la versión Premium cada año.

Al principio pensé que podía replicar el funcionamiento de Together usando Eagle Filer en el mac y Dropbox en iOS. Pero lo cierto es que la aplicación de Dropbox no busca en el interior de los documentos.

Y aquí es donde de repente me encontré con algo que no esperaba. Después de probar Box y Amazon Cloud Drive le toco el turno a Google Drive. Y, oh sorpresa, Google Drive para iOS si que busca en el interior de documentos, archivos y PDFs. Haced la prueba, subid a Google Drive un PDF y luego en la app del iPhone buscad alguna palabra que solo se encuentre dentro del PDF y no en el título. Encontrará el documento entre los resultados. Luego haced lo mismo en Dropbox y veréis la diferencia.

Lo malo es que Google Drive no usa tags. Pero es curioso que una característica tan interesante como esta no tenga tanta difusión como debería. Ahora toca buscar si existe algún frontend interesante para Google Drive.

DevonThink encripta los documentos sincronizados

DEVONthink 2.7 now encrypts all metadata and all contents stored in remote sync locations such as Dropbox, WebDAV, or AFP. No other document management app on the Mac gives you so much flexibility and control over you data!

DevonThink se actualizó con encriptación para todos los documentos sincronizados con Dropbox, algo realmente interesante. Y con mejoras en el soporte para Markdown. A la espera de la nueva app para iOS que promete ser una gran actualización.

Simplenote, un Dropbox para notas y textos

Cuando Automattic compró Simplenote me propuse darle una nueva oportunidad como mi gestor de notas principal, sobre todo porque ello conllevó la eliminación de la publicidad en las cuentas gratuitas (y de hecho momentaneamente han suspendido las cuentas premium). El rediseño para iOS también fue una buena excusa para volver sobre ella.

Normalmente la mayoría de los que usan Simplenote la comparan con Evernote, eligiendo una u otra por exclusión, cada una con un workflow radicalmente distinto. Lo mismo pensaba yo, que el uso de una excluía la otra. Pero resulta que no. Ahora uso Evernote como una especie de archivo o repositorio donde voy guardando información que se que tarde o temprano voy a necesitar para escribir un post, para recopilar ideas, para compartir. Simplenote es otra cosa.

Simplenote es una especie de Dropbox para notas y textos. Tiene gestión de versiones, esto es, puedes navegar por las diferentes versiones de una nota y recuperarlas. Es un servicio de sincronización, más que una herramienta en sí misma. No tienes por qué usar necesariamente sus aplicaciones. En el mac es posible utilizar por ejemplo nvALT, y otras similares, lo mismo que en iOS.

Precisamente uno de los problemas en iOS, del que he visto quejarse a muchos, es que no existe un bookmarklet para enviar textos y páginas desde Safari. Eso se soluciona fácilmente usando Drafts como intermediario, ya que Drafts tiene una acción que permite enviar a Simplenote.

Las dos principales razones por las que uso Simplenote son: que tiene autoguardado, es decir, cualquier nota que modifiques se sincroniza inmediatamente con el servidor, nunca vas a perder nada; y que he descubierto que se puede sincronizar con Scrivener, una aplicación para escritores que llevo probando también unos meses para un nuevo proyecto. Me permite insertar en cualquier proyecto de Scrivener notas, información e incluso redactar o modificar textos en movilidad con el iPhone y el iPad.

Otra de las características geniales de Simplenote es la posibilidad de publicar notas en la web para compartirlas. Si necesitas compartir información con alguien puedes publicar la nota, lo que hace que ésta sea accesible a cualquiera que tenga el enlace a través del navegador.

Existen clientes de Simplenote tanto para Mac como para Windows, iOS o Android. Incluso hay servicios que permiten importar y exportar notas en diferentes formatos, como texto plano, CSV, JSON, XML, YAML y formato de Evernote. O que sincronizan Simplenote con Outlook, Firefox y Google Chrome. Todos se pueden encontrar en la página de descargas de Simplenote.

Todavía no está muy claro lo que va a hacer Automattic con Simplenote. Me gustaría que finalmente pudiera tener también integración con el propio WordPress, quizá como herramienta de investigación y conversión de notas en posts por ejemplo.

En definitiva, Simplenote tiene sobre Evernote una clara ventaja, que es la rapidez de sincronización, y la sencillez de todo su planteamiento. Pero también lo que antes comentaba, el erigirse como el Dropbox de los textos, donde creo que lleva bastante ventaja.

Wordbox, el editor para iOS 7

Si hay una aplicación de productividad que está plenamente adaptada ya a iOS 7, esa es Wordbox para iPhone. Su interfaz es absolutamente minimalista, lo que hace que sea una gozada escribir, y está desarrollada por los creadores de Fleksy (disponible gratis en AppStore), una tecnología que permite escribir sin mirar en iOS detectando las palabras que quieres escribir, aun cuando te equivoques en todas las pulsaciones, identificando patrones de tecleado. Precisamente Wordbox incorporará el teclado de Fleksy en próximas actualizaciones.

Wordbox se puede conectar con Dropbox, donde guardará todo automáticamente con autosave. También con Evernote, WordPress.com (para publicar directamente desde la app) o Tumblr, por ejemplo. Es una lástima que no tenga soporte para blogs de WordPress autoalojados.

El lenguaje utilizado para la escritura es Multi Markdown, un desarrollo de Markdown con más opciones.

Particularmente interesante es el Magical Scroll Button, una implementación de movimiento del cursor y selección de palabras que facilita mucho esas tareas.

Y entre las opciones de exportación, puede copiar el texto a HTML, crear un PDF que luego podemos abrir con otras aplicaciones del dispositivo o enviar emails directamente desde la propia app.

Entre los pequeños fallos que le he encontrado es que una vez seleccionas una carpeta de Dropbox para sincronizar, ya no puedes cambiarla, a menos que lo desconectes.

Pero por lo demás creo que es una gran aplicación y, como decía, prácticamente con un diseño ya preparado para iOS 7.

Wordbox está disponible en el AppStore.

Byword 2 con publicación directa en blogs

byword

Byword, uno de mis editores de texto favoritos en iOS, acaba de actualizarse a la versión 2.

Entre las novedades está la mejora de la gestión de versiones, la posibilidad de mover archivos entre iCloud y Dropbox, y una función premium (que hay que pagar aparte) que permite conectarlo con nuestros blogs de WordPress, Blogger, Evernote y Scriptogram, y publicar directamente desde la aplicación.

Esta integración todavía es muy básica, pues sólo permite definir las categorías, las tags y los campos personalizados, nada de tipos de posts ni imágenes. Pero es un primer paso interesante. Además, las versiones iOS y Mac son independientes en este aspecto, teniendo que adquirirse la opción premium en ambas.

Lo que hace de Byword una de mis aplicaciones favoritas, además de su diseño, es el soporte para Markdown muy bien implementado, con atajos para las funciones básicas de este sistema de formateo de texto, así como la capacidad de búsqueda que permite buscar incluso en el contenido de las notas que tengamos en iCloud o Dropbox.

Byword iOS | Byword Mac

No, la nube no añade más espacio a tu equipo

Si tienes un blog, una web, un negocio online o desarrollas tu trabajo a través de internet, seguramente tienes varias cuentas en la nube. O en las muchas nubes que existen y ofrecen espacio de almacenamiento gratuito, como Dropbox, iCloud, Box, Google Drive, y tantas otras más.

También es posible que en algún momento te hayan querido vender algún gadget o equipo informático con la coletilla de que viene con tantos o cuantos gigas gratis de almacenamiento en la nube. Me viene a la mente ahora mismo el caso de algunos fabricantes de discos duros externos, como Lacie o Western Digital, que poseen sus propios servicios de almacenamiento y sincronización cloud.

En lo que es posible que nunca hayas reparado es que el almacenamiento en la nube no añade más espacio a tu equipo de trabajo. En prácticamente todos los servicios tipo Dropbox los archivos que subes siguen estando físicamente en tu propio equipo, y por tanto no existe un ahorro de espacio. La única solución si se da el caso de que tu disco duro se te queda pequeño no es contratar una cuenta en Box, por ejemplo, es sustituir el disco por uno de más capacidad. No hay otra solución.

Muy al contrario, las posibilidades de que contar con varias cuentas en la nube produzcan el efecto contrario en tu disco duro son altas. Cuanto más espacio online tienes, más almacenas en él, y si no te andas con cuidado, más espacio ocuparás también en tu propio equipo. Total, tengo tropecientos terasbytes en Dropbox…

En el caso del propio Dropbox, es cierto que te deja sincronizar carpetas de manera selectiva. Esto es, puedes subir archivos a una carpeta de Dropbox e indicarle que no quieres sincronizarla con tu equipo. Con ello los archivos no estarán en tu equipo, con el consiguiente ahorro de espacio. El problema viene cuando los necesitas. No puedes buscarlos en local. Hay que acceder a Dropbox vía web y descargar los archivos uno por uno. Pérdida de tiempo.

Y el resto de servicios más de lo mismo o peor, dependiendo del grado de dropboxización.

Por tanto, la próxima vez que te plantees comprarte un equipo no pienses algo así como: ‘me lo compro con solo 64Gb de disco duro y me ahorro un dinerillo, no necesito más porque tengo Dropbox, Google Drive, Box, Skydrive, SugarSync, etc. etc.‘ Piensa para qué lo vas a usar y si realmente ese espacio será suficiente.

Y si la nube no nos aporta más gigas, ¿para qué sirve entonces? Sirve para sincronizar nuestros archivos entre los diferentes equipos o dispositivos que utilicemos. Para hacer nuestro trabajo ubicuo y facilitarnos la movilidad.

Verificación en dos pasos en Dropbox

Hoy en día muchos de nuestros archivos y datos importantes y confidenciales están en la nube, principalmente en Dropbox. Proteger esos datos es esencial. Lo mismo ocurre con el correo electrónico. Por eso desde hace tiempo utilizo el sistema de verificación en dos pasos de Google, que solicita un código adicional cuando te logueas desde un ordenador o un dispositivo nuevo, o cuando quieres autorizar una nueva aplicación. Hasta ahora esa autorización duraba 30 días, aunque parece que hace poco Google ha cambiado el sistema para que la autorización sea permanente.

La buena noticia es que Dropbox ya permite utilizar un sistema de verificación en dos pasos similar. Cada vez que accedas a tu cuenta desde un navegador web, o cada vez que quieras enlazar una nueva aplicación, Dropbox te envía un código a tu teléfono, exactamente igual que hace Google. Este sistema dual implica que si alguien quiere ganar acceso a tu cuenta necesita, además de tu contraseña, estar en posesión de tu teléfono, lo que ya no es tan sencillo.

Así, es muy recomendable que actives este sistema de verificación, accediendo a la configuración de tu cuenta en el sitio web de Dropbox, luego a la pestaña Security, y finalmente haciendo clic en habilitar ‘Two-step verification

La dropboxización de la nube

Hace no mucho tiempo hicimos en La Brújula Verde una comparativa de los servicios ofrecidos por Google Docs, Dropbox y Mobile Me. En aquel momento la oferta de los tres era sustancialmente diferente, tanto en la forma como en el fondo, aunque claro, los tres compartían el concepto de nube.

Hoy las cosas han cambiado mucho. Resulta curioso ver como Google, Microsoft y muchos otros como Box, SugarSync, Cuby, Wuala…han acabado por Dropboxizarse, esto es, por replicar con mayor o menor fortuna el modelo de Dropbox. Si bien en cuanto a diseño web cada uno mantiene su propio estilo, en lo que se refiere a modo de funcionamiento en el escritorio, por lo menos en mac, todos han copiado el método de carpeta única de Dropbox (aunque es verdad que algunos ofrecen sincronización de otras carpetas de modo selectiva).

Tan sólo Apple con iCloud se ha mantenido en un modelo diferente, principalmente porque el modelo Dropbox no sirve a sus intereses que son la venta de dispositivos de hardware y su monetización por medio de aplicaciones y multimedia. Para Apple no tiene sentido permitir el almacenamiento en iCloud de elementos que no hayan sido adquiridos en sus Stores, o producidos con sus aplicaciones o aplicaciones de terceros que sólo se pueden adquirir a través de Apple.

Ambos métodos, el de Dropbox y el de Apple son brillantes, y si me apuran hasta complementarios. Ambos son gratuitos hasta un límite, que es válido para la mayoría de los usuarios, al igual que el nuevo Google Drive. Pero la gran ventaja de Dropbox es que no está atado a ningún servicio ni aplicación propias como sí lo están iCloud y Google Drive, pudiendo extenderse a todas aquellas aplicaciones de terceros que quieran sumarse.

Algunos han dicho y escrito que Google Drive es una amenaza para Dropbox. Yo creo que no lo será mientras se limiten a replicar el servicio que ofrece Dropbox.

Sincronización de datos y aplicaciones: vale la pena esperar?

Cada día es más importante y necesario, por lo menos para mi, la sincronización de mis datos y archivos entre los dispositivos que utilizo para trabajar, iMac, iPhone, iPad, etc. Una parte importante queda resuelta por iCloud y Dropbox. Pero cuando se trata de sincronizar datos de aplicaciones, la cosa cambia. Algunos enseguida dieron con la solución, como es el caso de Omnifocus que ofrece sincronización a través de Dropbox y también de su propio servidor Omnisync. Otros se han retrasado bastante más, como Things (competidor directo de Omnifocus), algo que muchos usuarios no entendieron.

Lo mismo le está pasando a otra de mis aplicaciones favoritas, DevonThink. Hace 10 meses anunciaron que comenzaban a desarrollar la tecnología necesaria para sincronizar todas las versiones de la aplicación en los diferentes dispositivos. Pero hasta el día de hoy sigue sin estar disponible. Ayer mismo publicaban un post en su blog oficial repasando el estado de la cuestión y afirmando que la tienen casi a punto, salvo por un par de detalles que necesitan seguir testeando. Como bien dicen, no es lo mismo sincronizar una lista de tareas o una serie de fotos, que una base de datos compleja como es la que usa DevonThink. Existen muchos factores a considerar y no quieren precipitarse.

Viendo lo que ha pasado con Things creo que es de agradecer que se tomen su tiempo, aun cuando los usuarios nos impacientemos, pues al final redudanda en nuestro propio beneficio. Digo esto porque visto el magnífico resultado obtenido por Things con su sistema de sincronización creo que ha merecido la pena esperar. Things no sólo se sincroniza más rápido que Omnifocus, sino que además lo hace de una manera casi invisible para el usuario. Omnifocus, por el contrario sigue mostrando un pequeño retraso cada vez que abres la aplicación en el iPhone por ejemplo. En ocasiones la prisa es mala compañera.

foto por Sixes&Sevens