Curación o agregación de contenidos?

Curación es la palabra de moda para referirse a la recolección de noticias, y Agregador ha pasado a describir a Google News y sus compañeros robóticos

Lo comentaba Sam Kirkland hace unos días en Poynter a propósito de la nueva app Inside. Precisamente sus creadores se referían a ella como curación y no agregación de noticias, y así puede leerse en la descripción de la AppStore.

Son Inside, Circa y el resto de aplicaciones del mismo tipo herramientas de curación o son simples agregadores?

Está claro que la palabra agregador tiene hoy día muy mala fama. Normalmente calificamos así a todos aquellos sitios que publican contenidos de terceros, ya sea legal o ilegalmente (aunque esto también es muy discutible), y que no realizan ninguna acción para mejorar el contenido o la comprensión del lector respecto al mismo.

La diferencia podría estar en que la curación si que realiza alguna acción sobre los contenidos. O bien los resume de manera manual, o los reproduce aportando algún elemento añadido, por ejemplo una opinión personal, o los selecciona manual y cuidadosamente.

Así que, es Inside una app de curación o un agregador?. No parece muy claro. Yo más bien me decantaría por agregador, aunque aseguran que los resúmenes de las noticias son escritos siempre por humanos. Pero redactar 20 palabras por noticia es hacer curación de contenidos?

Lo es Circa? Pues aquí opino lo contrario. Circa sí que efectúa una curación, organizando la información procedente de varias fuentes en una misma noticia, e incluso actualizándola manualmente cuando corresponde. Pero la linea es realmente delgada entre ambos términos.

Y ya puestos: es Menéame un agregador? Pues tampoco lo tengo muy claro, la verdad. La mayoría de usuarios de Menéame no lo usan por las noticias. Éstas son la excusa. En realidad Menéame sería como Juego de Tronos, pero cambiando los dragones por noticias. Es una especie de juego de rol que se juega con votos positivos, irrelevantes, negativos y donde el objetivo es ganar karma.

Flipboard como impedimento

Hace tiempo publiqué un post en el que anunciaba que abandonaba Flipboard por unas causas muy concretas. La verdad es que después de aquello volví a darle una oportunidad. Pero finalmente tengo que tirar la toalla. No puedo con Flipboard. Me exaspera, me pone del mal humor, lo odio como sólo se puede odiar a ese presentador televisivo que te repite una y otra vez la misma cantinela. Intentaré explicarme.

Lo que yo le pido a un agregador de contenidos, a un 'magazine' como Flipboard, es que me permita descubrir nuevas fuentes. Solo eso. Que entre las noticias y los posts de medios que ya leo, o de otros muy conocidos que no leo porque no me aportan nada, me encuentre, de vez en cuando, una pequeña joya. Un blog desconocido y apasionante, un autor de esos que cuando los lees por primera vez piensas 'cómo no lo habré descubierto antes'.

Pero con Flipboard es imposible. Te suscribas a la sección que te suscribas se empeña en mostrarte sólo artículos de las 10, 30 o 50 fuentes más 'populares'. Precisamente las que ya conozco y leo (o no) a través de Digg Reader.

También he probado con los magazines curados por usuarios. Incluso he creado un par de ellos. Pero aquí me encuentro con dos problemas. El primero que la mayoría reciclan sólo publicaciones seleccionadas por el Flipboard, lo que los convierte en un batiburrillo de cosas repetidas. El segundo, que la mayoría de los magazines tienen poca regularidad. Es normal, yo también me cansaría de hacerle el trabajo sucio a Flipboard sin recibir nada a cambio. Por tanto, tampoco es que me sean muy útiles.

Por el contrario Zite, el rival de Flipboard, sigue manteniendo mi interés, porque tiene un abanico de fuentes mucho más amplio, rico y variado, y rara es la vez que no encuentre algo nuevo o por lo menos que a primera vista parezca interesante.

También Digg, ahora que tenemos los artículos destacados en el propio Digg Reader, me está sorprendiendo gratamente. Lo mismo que los feeds de etiquetas de Pinboard, que ultimamente uso 'agresivamente'.

Es una pena que no exista un Digg en castellano. Quizá deberíamos inventarlo. O una especie de Longreads, donde los blogs de calidad pero poca frecuencia de publicación pudieran tener una exposición más amplia. Y donde pudieramos descubrirlos fácilmente.

Dicho esto, si alguien está dispuesto a crear un Longreads en castellano yo estoy dispuesto a ponerlo todo en ello. Porque creo que hace falta. Porque herramientas como Flipboard al final lo que son es un impedimento, tanto para quienes quieren hacerse oir como para los que buscamos esas pequeñas joyas escondidas que Flipboard nunca nos va a mostrar.

Google Plus es sinónimo de calidad?

Leo hoy un artículo de Jeff Bullas sobre cómo promocionar contenidos en Google Plus, y una de las cosas que dice es esto:

Google’s objectives for Google+ are led by the key goal of improving user experience. This includes using the social network to improve the search results by serving up online content that is relevant, recent and accurate. It means providing content on the search results page that best meets the users expectations. That is why the “+1 button” is important. It is social proof of what content people find valuable as they use the web, read blogs and share online. This adds to the accuracy of the search engine software.

Sabemos que Google utiliza los +1 del mismo modo que los tuits o los Me Gusta de Facebook, como uno de los parámetros de posicionamiento de su algoritmo. Es una manera de premiar a los contenidos que la gente quiere compartir, dando por supuesto que conllevan calidad, haciendo que asciendan en los rankings de búsqueda.

Lo que pasa es que esto no siempre es cierto. De hecho es posible que muchos contenidos de calidad queden relegados, ensombrecidos, desconocidos, porque nunca han colocado un botón de +1 o de Me Gusta en sus páginas.

Es posible que muchos contenidos de calidad se vean relegados y superados por otros que no la tienen sólo porque disponen del botón +1? Beneficia Google de ese modo a los contenidos más banales en detrimento de los intelectuales? Son las fotos de gatitos lo más interesante de internet?

Son preguntas para las que no tengo respuesta. Probablemente cuando Google dice 'calidad' se está refiriendo a 'rentabilidad'. Pero tampoco eso es seguro. Que opináis?

Por qué Google debería cambiar su estrategia sobre los contenidos patrocinados

But even if Google’s stance isn’t a threat to the native business model, its approach here leaves something to be desired. When Google wanted to address the infestation of content farm crud in its search result, it didn’t have to threaten to block the perpetrators from showing up in search unless they played by its rules. It simply watched how its users responded to content farmed articles and used those signals to adjust its algorithm accordingly

Interesante artículo en Forbes sobre cómo Google ha empezado a advertir a los sitios que aparecen en Google News sobre los contenidos patrocinados. Y sobre por qué su estrategia en este sentido, no sólo en Google News, sino en general, debería cambiar a un modelo basado en la respuesta de los usuarios.

Top Reads: cómo descubrir contenidos de calidad

Hace unos días hablé de las guías de contenido que incorporan agregadores de noticias como Flipboard o Feedly, guías que considero producen el efecto contrario al que en principio estarían destinadas: descubrir nuevas fuentes de calidad.

Hoy quiero hablar de otro tipo de servicios que creo que realizan mejor esa función, llamémosles Top Reads, por ponerles un nombre. Existen varios tipos, pero voy a mencionar los más accesibles y comunes, a pesar de que tienen poco que ver entre ellos.

Servicios para leer más tarde

De los tres servicios principales de este tipo Instapaper fue el primero en ofrecer una sección de contenidos más relevantes. Eso sí, con una integración social muy interesante. Te muestra los artículos que tus contactos recomiendan así como los que comparten. Pero sólo en la versión móvil del servicio.

Pocket se ha quedado un poco atrás en este sentido, aunque es cierto que es posible acceder a un feed de los contenidos más guardados en la herramienta a través de Flipboard, por ejemplo.

Recientemente Readability ha incorporado una nueva sección, tanto en la versión de escritorio como en la móvil (con sutiles diferencias) que nos ofrece los artículos más guardados. Se llama Top Reads y ya habréis adivinado por qué el título del post. Difiere de Instapaper en que aquí no hay componente social, lo que lo convierte en un buen complemento de aquel.

Agregadores sociales

Quizá el mejor ejemplo aquí es Digg, aunque existen algunos más. Las noticias se dividen en tres secciones: Top Stories, Popular y Upcoming. La diferencia entre ellas está bastante clara, basándose la distribución o promoción de un artículo en función del voto de los usuarios. En el caso de las Top Stories también influye la inmediatez.

Desde su reconversión Digg se ha centrado, en mi opinión, en ofrecer contenidos de calidad en lugar de cantidad, lo que lo convierte en una de mis servicios favoritos para lecturas reposadas y descubrimientos de nuevas fuentes.

Bookmarking de favoritos

Ya Delicious ofrece desde hace tiempo un feed de los contenidos más populares guardados por los usuarios. Pero el principal problema de Delicious es que al ser tan popular (o por lo menos hasta hace poco lo era), tiene demasiado ruido de baja calidad.

La alternativa más interesante es Pinboard. Es el servicio de bookmarking del que ya he hablado aquí en otras ocasiones, que cobra una tarifa única por crear una cuenta, y que precisamente por eso es ofrece mayor calidad de resultados.

Pinboard tiene una sección Popular y feed de los contenidos más guardados, además de que es posible crear feeds de cualquier tag que quieras seguir.

En principio no es necesario tener una cuenta de Pinboard para poder acceder a estos feeds, aunque siempre recomiendo su uso, por la cantidad de opciones que ofrece, como la importación automática de items de otros servicios.

Guías de contenidos: cómo te perjudican

En los últimos meses hemos visto como muchos servicios de lectura de noticias han incorporado lo que ellos llaman discovery features, o lo que es lo mismo, funcionalidades de descubrimiento de medios y canales. El caso más evidente son Flipboard y Feedly, este último ganando usuarios a marchas forzadas gracias al anuncio del cierre de Google Reader.

Ambos incluyen una guía de recomendación de blogs por temáticas, en diferentes idiomas. Y si hacemos una comparación rápida enseguida te das cuenta de que recomiendan lo mismo, blogs muy famosos y que se actualizan muchas veces al día, algunos con más de 10 entradas diarias.

Esto de por sí no sería malo sino fuera porque al final lo que termina por producir es una concentración de la información, o más bien de las fuentes de información, que me recuerda mucho a los tiempos pre-blog donde todo el mundo leía los mismos diarios o las webs de noticias que tenían detrás un soporte económico fuerte.

Con ello los pequeños y medianos blogs quedamos fuera del pastel de usuarios, e iremos viendo como nuestra audiencia se va reduciendo progresivamente hasta ser casi anecdótica. Eso unido al daño que Google Panda nos infligió y a la pérdida de lectores por RSS que supondrá el cierre de Reader, terminará por hacer desaparecer un alto porcentaje de blogs. El resto nos quedaremos con las migajas, los lectores fieles y lo que podamos arañar en las redes sociales.

Hace algunas semanas ya hablé acerca del futuro del blog personal, no demasiado brillante, y que Feedly se esté convirtiendo en la alternativa de mayor éxito a Reader no hace más que agravar las cosas. Curiosamente y llegados a este punto hay que reconocer que buscadores como Google Blogsearch, mientras dure, y agregadores como Bitacoras.com son herramientas mucho más fiables y útiles en este momento para descubrir nuevas lecturas.

Sobre esto también es interesante echar un vistazo al post de Brett Lindenberg The End of the Solo Blog? What to do about it, en el cual considera que aun no está todo perdido. Pero advierte que rentabilizar un blog personal ya sólo será posible si se cuenta con un equipo que te ayude. Y ofrece algunos consejos sobre como enfrentarse a la tarea de reconversión.

Ojo, que no estoy criticando los servicios y herramientas per se, sólo lo que ellos llaman guías de contenidos, y que por ejemplo en Flipboard son bastante surrealistas en algunos casos. En Feedly la selección se realiza por tags y número de suscriptores, pero con todo se parece bastante a la de Flipboard. Y como de mano sólo aparecen el mismo puñado de blogs más leídos, tienes pocas oportunidades de salir ahí.

¿Qué podemos hacer para competir con eso? En mi opinión aquí vuelve a surgir una idea vieja que ya tuvimos hace tiempo algunos bloguers cuando creamos Minoic. En aquel momento no teníamos muy claro para que servía aquello. Pero quizá sería ahora el momento de retomarlo, aprendiendo de otros como Read&Trust que desde hace tiempo marcan un camino parecido. Sino estaremos cada vez más solos.

Google dice que no puede identificar el contenido original

O yo lo he entendido mal o eso es lo que dice Matt Cutts en este video. A la pregunta de un usuario que plantea este hipotético escenario:

Google rastrea el sitio A cada hora y el sitio B una vez al día. El sitio B escribe un artículo y el sitio A lo copia, y cambia la marca de tiempo. Googlebot rastrea primero el sitio A. A los ojos de Google, ¿cuál es el contenido original y por tanto merecerá la mejor clasificación? Y si es A, entonces, ¿es eso justo para el sitio B?

Matt Cutts responde que Google no puede saber quien es el autor original del artículo, a menos que utilices Pub SubHubbub o envíes un tweet antes de que el otro sitio te copie tu artículo.

Lo que recomienda, si te han copiado contenido y han cambiado la marca de tiempo para que parezca que eres tú el que ha copiado, es enviar un aviso Digital Millennium Copyright Act o reportar el sitio como spam.

siempre hay formas de ayudarte a protegerte contra esto. Por ejemplo, si envías un Tweet, la gente puede verlo, enlazar a él, y nosotros podemos seguir esos enlaces más de prisa, antes de descubrir el contenido en el otro sitio. Otra cosa que puedes hacer es usar cosas como Pub SubHubbub, que a su vez hace ping en distintos lugares.

No se a ustedes pero para mi esto no es suficiente. Sólo es una forma chapucera de salvar la cara. Es como decir que no pueden hacer nada. Para que luego te penalicen por no poner no-follow en un enlace…