IFTTT: consumir con moderación

IFTTT es un gran servicio, permite conectar y compartir información entre muchos otros servicios web, aplicaciones y herramienta mediante recetas que nos hacen la vida, y el trabajo, más fáciles. Y además gratis.

Pero como todo lo que no cuesta es necesario consumirlo con moderación. Por el simple hecho de que puedas enviar tus checkins de Foursquare a Evernote, o los favoritos de Feedly a Instapaper por el mismo precio, no tienes que hacerlo necesariamente.

Sobre todo porque, si no tienes bien claro que eso va a tener una utilidad en algún momento futuro, corres el riesgo de terminar por hacer inútiles esas herramientas, ahogadas por el exceso de información sin sentido.

Antes de caer en errores así, lo sé porque lo he sufrido, es necesario plantearse un flujo de trabajo coherente y efectivo. Qué voy a hacer con esa información? Por qué necesito tenerla disponible en ese servicio o herramienta concreta? Y por supuesto, es la solución más simple?