Posts etiquetados "Google"

Google actualiza las directrices para Webmasters

Google actualizó hace unos días las directrices para webmasters, adaptando su rastreador Googlebot en consonancia con los navegadores modernos. Se acabó rastrear sólo el texto de los sitios web. Esto significa que ahora debemos permitir el acceso de Googlebot a los archivos javascript y CSS del sitio. Por tanto, si tenías estos archivos bloqueados en el robots.txt es conveniente que lo actualices.

Por lo que afecta a los blogs con WordPress, parece que ahora debemos permitir el acceso a la carpeta de themes, pues ahí es donde se encuentran los archivos CSS. Y si usas plugins que también tienen sus propias reglas CSS, igualmente habría que permitir el acceso a la carpeta de plugins.

Te recomendamos que sigas las prácticas recomendadas para optimizar el rendimiento de la página, en concreto, las siguientes:
– Eliminar las descargas innecesarias
– Optimizar la publicación de los archivos CSS y JavaScript: para ello, debes concatenar (combinar) los archivos CSS y JavaScript independientes, minificar los archivos concatenados y configurar el servidor web para que se publiquen comprimidos (normalmente, mediante compresión gzip).

No me queda muy claro como esto puede afectar a la seguridad del sitio. Por el momento creo que lo mejor es añadir una regla a robots.txt donde sólo se permita el acceso a estos directorios por Googlebot y no por otros rastreadores.

Cómo Google está rompiendo internet

Cuenta Jeremy Palmer como últimamente está recibiendo muchas peticiones de webs a las que en algún momentó enlazó solicitando que retire dicho enlace. Me parece interesante su argumentación, porque a mi también me han llegado varias solicitudes similares.

Lo que viene a decir es que esas solicitudes se basan en el miedo de los webmasters a Google, que puede ver en algunos enlaces totalmente naturales y correctos, enlaces no naturales y por tanto penalizar a la web destinataria del mismo.

For the last 10 years, Google has been instilling and spreading irrational fear into webmasters. They’ve convinced site owners that any link, outside of a purely editorial link from an “authority site”, could be flagged as a bad link, and subject the site to ranking and/or index penalties

Con sus guías de calidad para webmasters Google estaría por tanto rompiendo internet tal como la conocemos. Frente a ello Palmer nos recuerda que Google no posee internet, simplemente es una empresa que la indexa para obtener un beneficio económico de ello. Nosotros poseemos internet, y por tanto nosotros debemos decidir si un enlace merece la pena y es adecuado, independientemente de lo que pueda pensar Google.

Al hilo de esto he visto que muchos blogs se han abonado a poner enlaces nofollow de manera arbitraria y masiva. Personalmente, siempre que crea que debo dar crédito a un autor u otra web, no voy a poner nunca un enlace nofollow.

Usuarios de primera y de segunda en Google+

For “high-profile” users who may have thousands of users following them, Google has decided to make the default more limited. Those users will only be able to receive messages from Google+ users that they have actively put in circles. “Because you have a lot of followers on Google+, only people in your circles can contact you by default,” reads the email Google sent out announcing the new feature to users with thousands of followers

Usuarios de primera categoría y usuarios de segunda en Google+. Lo cuenta The Verge, sin mojarse demasiado, ciertamente. Al final es la constatación de una práctica habitual en todos los servicios online. Véase sinó los usuarios verificados de Twitter.

Google compra Nest, Facebook se hace con Branch y Potluck

Ayer fue día de compras tecnológicas. Google se hizo con Nest por algo más de 3 mil millones de dólares, una cifra en apariencia algo exagerada para una empresa que fabrica dispositivos domóticos y termostatos. Y Facebook se hizo con Branch, una especie de red social de conversaciones que hace unos meses tuvo su hype pero que a día de hoy pocos utilizan, y con Potluck, de la que ya hablamos aquí y que gira en torno a compartir enlaces y las conversaciones que se establecen en torno suyo.

El caso de Google con Nest, más allá de especular para que quiere Google productos como los que Nest fabrica (que a la larga puede no ser más que un modo de entrar a los hogares y puestos a pensar tiene muchas conexiones con el negocio de Google que es la recogida y uso de información), le va a proporcionar un equipo que incluye por ejemplo a Tony Fadell, CEO de Nest y uno de los principales diseñadores del iPod. Quizá no es por los termostatos sino por lo que puede venir a continuación.

El movimiento de Facebook, que le ha costado apenas 15 millones de dólares (según The Verge), va de acaparar la conversación al mismo tiempo que elimina potenciales competidores. Pero también de traer al feed de Facebook algo más de calidad y engagement, algo en lo que últimamente estaban dando muchos banzados sin rumbo definido.

Según cuenta Josh Miller en el comunicado de Branch Media, los equipos de Branch y Potluck pasaran a integrar el Facebook Conversations Group. Y el objetivo es llevar las conversaciones a escala Facebook, lo que significa probablemente que pronto veremos novedades al respecto en Facebook.

Quizá a primera vista tenga más sentido la adquisición de Facebook que la de Google, aunque en realidad sus estrategias no son tan dispares.

Google financiando al Tea Party

It’s not hard to guess why they might be donating to such groups. In 2012 they hired former Republican member of the House of Representatives Susan Molinari as Vice President of Public Policy and Government Relations. They’re looking to expand their influence on our government, to serve their own greedy interests.

Publica Joe Veix un encendido artículo en Death And Taxes donde comenta las donaciones que Google hace a partidos, políticos, instituciones y demás. Y hace hincapié en los motivos por los que Google puede estar financiando a diversos grupos del Tea Party, algo que quizá no nos esperábamos.

Pero mientras Gmail sea gratis, a quien le importa eh?

Abandonando Chrome y otros servicios de Google

For me, Google has crossed the creepy line. Google has built some amazing technologies and they have a terrific team of engineers and designers working on web and native apps, but the company’s business model, dictated by ads, has forced them to embrace strategies that make me uncomfortable because they are – again – downright creepy. Google+ faces in ads were their Rubicon: because of that, I started questioning if I really had to use Google services and apps.

Genial artículo de Federico Viticci en el que explica porque ha vuelto a usar Safari en iOS en lugar de Chrome, además de las razones que le han llevado a abandonar una serie de servicios de Google.

El declive de Google

Google was a company that solved problems first, and made money second. Now, it has succumbed to maximizing stock price for a bunch of rich wall street investors who don’t care about anything other than filling their own pockets with as much cash as they possibly can. Once again, the rest of the world is forced to sit around, waiting until an investor accidentally makes the world a better place in the process of trying to make as much money as possible.

Erik McClure reflexiona sobre el auge y caída de Google. No en el aspecto económico, sino como paradigma de una nueva forma de hacer las cosas, que tenía en cuenta primero al usuario y después los beneficios. Para McClure eso se terminó hace tiempo, y ahora Google no es más que otra gran compañía donde sólo importa el dinero. Una pena.

El lado oscuro de Analytics

Now, after years of happily co-existing, Google is making a power play. It’s withholding key data and justifying it in the name of privacy. This really hurts businesses that were relying on that data, yet leaves Google nicely situated. It’s pretty clear who’s now getting the most out of the “free” transaction. Admittedly, there are two sides to the privacy debate, and Google is correct that withholding the keyword data does help the general population in securing their privacy. At the same time, two parties still have access to this data: Google and its paying advertisers (those using Google Adwords). Hmm… pretty interesting…

La decisión de Google de eliminar la información de palabras clave de Analytics, basada en el concepto de privacidad, resulta curiosa cuando te das cuenta que en realidad ahora sólo Google y los clientes de AdWords van a tener acceso a esa información.

Si usas Analytics para tu negocio, esta decisión de Google te deja medio a ciegas, y con una herramienta poco menos que inutil que sólo sirve para alimentar la maquinaria de Google, sin obtener nada a cambio.

Esto es lo que piensa Arsham Mirshah y expone en el artículo enlazado en el título, que no tiene desperdicio.

Trabajar en Google, lo mejor y lo peor

As someone who has worked for a temp job working for Google, the worst part is the smug attitude of those who work for the REAL Google. They seem to think that anyone who isn’t working for the actual Google like they are is somehow mentally and morally inferior

Parece que trabajar en Google no es el Valhalla de los empleos, como siempre nos han contado. Precisamente hace poco se estrenó la comedia Los Becarios, que pintaba un Googleplex donde los sueños se hacían realidad, y que me pareció una mala forma de publicitarlo de manera engañosa.

Jim Edwards en Business Insider comenta un hilo de Quora donde algunos trabajadores y ex-trabajadores de Google se quejan bastante de la situación allí.

Project Shield, la herramienta de Google para proteger la libertad de expresión

Google lanzó hace unos días Project Shield, un servicio que usa una tecnología propia anti-ataques de denegación de servicio (DDoS), y que está orientada a servir principalmente a periodistas y organizaciones que informan sobre derechos humanos y libertad de expresión. Precisamente los que suelen ser victimas de estos ataques a sus webs.

Project Shield les permitirá, ante un ataque, seguir publicando sus contenidos a través de la infraestructura de Google, sin necesidad de tener que cambiar su hosting.

El servicio sólo es accesible mediante invitación, aunque se puede solicitar acceso desde la web oficial Project Shield.

Google no siempre ha mostrado este celo en proteger la libertad de expresión, de hecho Google censura, y mucho. Eso sí, su política de transparencia incluye la publicación de los datos censurados, que siempre suelen ser consecuencia de la petición de una empresa o particular, aunque en ocasiones han desaparecido críticas a gobiernos de algún que otro país.

Todo lo que Google censura está en esta infografía.

Lo cierto es que siendo una empresa que se debe a sus accionistas y al beneficio, no es facil lidiar con estos temas. De momento parece que intentan mantener el equilibrio con proyectos como este, que son una gran herramienta.