Hoy en día muchos de nuestros archivos y datos importantes y confidenciales están en la nube, principalmente en Dropbox. Proteger esos datos es esencial. Lo mismo ocurre con el correo electrónico. Por eso desde hace tiempo utilizo el sistema de verificación en dos pasos de Google, que solicita un código adicional cuando te logueas desde un ordenador o un dispositivo nuevo, o cuando quieres autorizar una nueva aplicación. Hasta ahora esa autorización duraba 30 días, aunque parece que hace poco Google ha cambiado el sistema para que la autorización sea permanente.

La buena noticia es que Dropbox ya permite utilizar un sistema de verificación en dos pasos similar. Cada vez que accedas a tu cuenta desde un navegador web, o cada vez que quieras enlazar una nueva aplicación, Dropbox te envía un código a tu teléfono, exactamente igual que hace Google. Este sistema dual implica que si alguien quiere ganar acceso a tu cuenta necesita, además de tu contraseña, estar en posesión de tu teléfono, lo que ya no es tan sencillo.

Así, es muy recomendable que actives este sistema de verificación, accediendo a la configuración de tu cuenta en el sitio web de Dropbox, luego a la pestaña Security, y finalmente haciendo clic en habilitar ‘Two-step verification