Through The Dark Labyrinth, una biografía de Lawrence Durrell

imageEstos días he terminado de leer Through The Dark Labyrinth, la biografía de Lawrence Durrell que tenía pendiente, reposando en la mesita de la cama, desde hace ya dos años. El libro, escrito por Gordon Bowker, autor que desconocía pero que arrastra algo de fama desde su obra sobre Malcolm Lowry, carece de edición española, de versión digital e incluso parece que hace décadas que no se reedita, lo cual es una pena pues es sumamente atractivo para cualquiera interesado en el autor de El Cuarteto de Alejandría o Las Islas Griegas.

Yo lo compré a través de Amazon, de segunda mano, con la sorpresa de que el ejemplar procedía de una biblioteca pública (creo recordar que de una localidad de Virginia), con su tejuelo y todo, pulcramente forrado e impecable. Quiero pensar que procedía de un expurgo y no había sido obtenido por otros medios ciertamente censurables. Pero la duda de por qué una biblioteca expurgaría un libro tan poco común todavía me ronda. En cualquier caso, si se diera la poco probable coincidencia de que alguien de dicha biblioteca leyese esto (y me dijera exactamente el nombre de la misma como prueba, que por eso me guardo), con mucho gusto se lo devolvería ahora que lo he terminado.

Through The Dark Labyrinth, que toma su título de la novela de Durrell El Laberinto Oscuro, repasa la vida del autor con un punto de vista bastante objetivo. No se deja en el tintero los aspectos más crudos o comprometidos, al mismo tiempo que presenta a Durrell como la gran figura literaria que es. Cargado de referencias a cartas y opiniones de aquellos que le conocieron de cerca, algo parco en fotografías, pero abundante en análisis de sus obras e ideas, es al mismo tiempo una biografía que despierta el interés por profundizar en la lectura y revisión de Lawrence Durrell.

Entre los detalles curiosos que no conocía antes de leer el libro están: la admiración de Durrell por la obra poética de Robert Graves (otro de mis escritores favoritos), aunque sospecho que no por el resto de su obra; su amistad con Jacques Lacarriere, cuyo Diccionario del Amante de Grecia tengo en gran estima; y su participación en el guión de la película de Joseph L.Mankiewicz Cleopatra.

Interesante también comprobar la influencia que Ramón Gómez de la Serna ejercía sobre el grupito literario y cultural formado por Durrell, Henry Miller, Anais Nin, Alfred Perlés y otros, a raíz del episodio del elefante.

Pero lo que más me ha llamado la atención es la vida tan increíblemente sencilla que Durrell vivió, casi siempre al borde de la ruina, sobreviviendo mes a mes sin hacer planes más que para el presente. Por lo menos hasta que el éxito le llegó con Justine. Y aún así después tampoco se permitió lujo alguno, salvo el de viajar a Grecia conduciendo su Volkswagen Camper. Durante casi toda su vida tuvo que trabajar, ya fuera para el Foreign Office o para el British Council, con el fin de poder sufragar su carrera literaria. Llegó incluso a vivir un año en Argentina, un país que terminó odiando profundamente, tan alejado de su paraíso Mediterráneo.

Al mismo tiempo a lo largo del libro se entrevén las vicisitudes de amigos escritores, como Henry Miller o el poeta Gawsworth, cuyas vidas también están bastante alejadas del glamour con el que nos las solemos imaginar. De hecho, una vez Durrell comenzó a tener éxito solía enviar dinero a muchos de ellos, al borde de la desesperación.

Al final del libro se incluye una bibliografía divida según géneros, que me va a servir para rastrear todas esas obras suyas que todavía no he leído. Por cierto que su primera novela, Panic Spring, está incluida en la recopilación editada por su amigo Alan Thomas junto con cartas y ensayos en el libro Spirit of Place, lo cual desconocía hasta que hoy me ha llegado un ejemplar dándome una agradable sorpresa.

Digg Deeper filtra los enlaces más compartidos de tu timeline de Twitter

digg-deeper.jpg

Mientras que otros servicios de lectura de feeds RSS se preocupan de implementar funciones de filtrado mediante expresiones o palabras clave (véase por ejemplo Feedbin o Feed Wrangler), Digg va en una dirección diferente, tratando de automatizar esos procesos con Digg Deeper.

When you sign up, our algorithms will begin surfacing the most compelling, and highly-discussed stories and videos from your endlessly overwhelming Twitter feed. You’ll see these stories and videos — as well as which friends and outlets shared them — displayed in a new personalized section of the Digg homepage

Se trata de un sistema que selecciona los items más compartidos de tu feed de Twitter mostrándolos en una nueva sección de tu cuenta Digg. Es curioso que hayan optado por utilizar Twitter como herramienta de selección en lugar de su propia base de datos alimentada por los usuarios de Digg Reader, lo cual indica que, o bien no tienen tantos usuarios como para poder implementar algo así, o bien han preferido la personalización que sólo Twitter puede aportar. Porque ahí es donde se supone que sigues a quien te interesa, y en Digg Reader no necesariamente te interesa todo lo que publican los blogs y medios a que estás suscrito.

Sea como sea me parece una herramienta interesante y útil, que además se complementa con alertas via mail, y que también está disponible en la actualización de la versión iOS desde ayer.

En el post de presentación dicen que están pensando ya en funciones adicionales e incluso en integrarlo completamente con Digg Reader, lo cual creo que haría de éste una bestia tremenda (ya he dicho muchas veces que me parece el mejor lector de feeds gratuito que existe, varios pasos por delante de Feedly). Y es que a favor de Digg está todo el ecosistema de Betaworks, con Instapaper incluido, que por cierto tiene su propia sección de recomendaciones.

Quizá la única pega que le pondría a Digg es no tener una API que permita usar el servicio desde aplicaciones de terceros como Reeder. Pero también es cierto que de ese modo se perdería toda la experiencia de uso que Digg transmite y es difícilmente trasladable a otros clientes.

Solucionando problemas de conexión wifi en el Mac

Los problemas de algunos Mac con la conexión wifi son de sobra conocidos desde hace tiempo. Hasta dónde yo se las cosas empezaron con OS X Tiger y no mejoraron demasiado posteriormente, llegando a su culmen con Lion y Mountain Lion. Apple ha publicado numerosos parches al respecto, pero muchos usuarios continúan experimentando problemas con Mavericks.

Precisamente hace unos días mi AppleTV empezó a negarse a conectar mediante wifi. Tanto al AirPort que uso como router como directamente al cable modem de mi operador. Lo cierto es que no investigue demasiado cuales podían ser las causas y simplemente corté por lo sano conectando el AppleTV al cable modem mediante ethernet, o sea con un cable de red.

Pero esta mañana mi Mac ha comenzado a sufrir el mismo problema. Al principio pensé que podía tratarse de uno de los muchos problemas conocidos que mencionaba antes. Intenté todas las soluciones posibles. Desde crear una nueva ubicación en los ajustes de red, resetear la PRAM, la SMC, borrar las preferencias de Bluetooth…nada funcionó.

Finalmente caí en la cuenta que lo que ocurría no era que el equipo no se conectase a la wifi, sí que lo hacía pero no obtenía una dirección IP, con lo cual no podía acceder a internet. Me puse en lo peor pensando que la infame tarjeta Broadcom del equipo había muerto.

Pero después de estar varias horas intentandolo todo se me encendió una luz: probé a asignarle la IP de forma manual. Y funcionó. Probablemente esto sea algo muy común y habitual para aquellos que entienden de redes, pero para mi fue toda una revelación.

Para poder asignarle una IP fija al equipo sólo hace falta conocer 3 cosas: el rango de IPs que usa el router para conectar los dispositivos wifi, la IP del propio router y la IP de la máscara de subred. Todo esto se puede averiguar fácilmente entrando a la configuración del router. En mi caso las descubrí en la del cable modem, puesto que el AirPort funciona en modo puente y no gestiona las IPs. El problema por tanto estaba en el cable modem y por eso tampoco obtenía una IP conectando directamente a el.

Este cable modem es un Cisco de los que instala Telecable cuando contratas los 100Mb de bajada, y obliga a usar el AirPort en modo puente para que no haya conflictos de NAT. Es por eso que sospecho es el culpable tanto del problema con la wifi del AppleTV como con la del Mac.

El caso es que para conseguir volver a conectar el equipo a la wifi tuve que editar la configuración en el panel de preferencias de red. Seleccionando la wifi y haciendo clic Avanzado vamos a la pestaña TCP/IP y seleccionamos Manualmente en la opción Configurar IPv4. Luego introducimos una IP que tiene que comenzar igual que la del router. En mi caso es del tipo 192.168.0.x. Teniendo cuidado que esa IP no este siendo usada por otro dispositivo.

Para ello en la configuración del cable modem hay que buscar la tabla de dispositivos conectados y ver que IPs están usando.

Una vez hecho esto añadimos la máscara de subred, que normalmente es 255.255.255.0 y también la IP del router.

Y listo, al cabo de un par de segundos la wifi volvió a funcionar. Ahora falta ver que ocurre cuando apague el equipo y lo reinicie. Si se mantendrá esa configuración o no. Por supuesto, si alguien tiene una solución mejor le estaría infinitamente agradecido.

Daily by Buffer, una gran idea comercial

Ya había probado Daily, la nueva app móvil de Buffer, hace unos días pero ahora la han presentado oficialmente. Lo que hace Daily es presentarte una serie de historias, apenas el título y enlace acortado, donde solo puedes realizar dos acciones: la primera es descartarla y pasar a la siguiente historia, y la segunda es añadirla a tu Buffer para que se publique en las redes sociales que tengas allí.

El feed de noticias parece infinito, aunque en mi experiencia inicial creo recordar que se repetía bastante. La respuesta por parte del usuario es sencilla, deslizar a la izquierda para descartar, deslizar a la derecha para publicar.

Además, aseguran que todas las noticias están seleccionadas manualmente por un humano. Esto, que parece tener mucha importancia, en realidad no la tiene. Da igual si el feed original de noticias procede de un humano de un algoritmo, al final según los usuarios van interactuando con la app, se va creando un filtro que dejará solo las historias más interesantes, ahora ya si filtradas por humanos, tu, yo y todos los demás.

Y como decía en el título, Daily es una gran idea, no porque te vaya a solucionar esos tiempos vacíos en que no tienes nada que tuitear, sino porque va a conseguir que muchas veces publiques tuits patrocinados sin darte cuenta que lo son. Y porque si van por ahí los tiros, que no me extrañaría, se va a convertir en una herramienta de marketing de contenidos interesante, algo así como StumbleUpon en iOS.

Adiós al ranking de Technorati

Cuando empecé mi primer blog allá por 2005 Technorati era importante. Todos queríamos estar en el ranking de blogs, lo consultábamos para descubrir nuevas lecturas, incluso poníamos el botoncito con la posición en la barra lateral y sus tags en los posts. Estar en Technorati molaba.

Y no era para menos porque Technorati era la gran compañía bloguera del mundo, una de las que más impulsaron el fenómeno, casi a cambio de nada, porque en realidad el ranking les producía poco beneficio.

Primero eliminaron los rankings internacionales, hace ya tiempo, y ahora, sin apenas decir nada (más que unas líneas escondidas en un post) se han cargado lo que quedaba.

You won’t find our blog claim process or authority index on this new website, as that technology is being redesigned and optimized to help publishers get discovered by advertisers and earn more for their highly-valued content.

Adiós al ranking de Technorati, que hoy en día ya tenía poco sentido.

Google Drive hace que el Finder entre en bucle de reinicios

Por si a alguien le sirve para solucionar lo que me ha tenido de cabeza durante todo el día de hoy: de repente esta mañana el Finder de mi iMac se volvió loco. Comenzó a reiniciarse una y otra vez cada quince segundos, sin que nada pudiera hacer que parase, ni reparar los permisos del disco ni ninguna de las soluciones más o menos creativas que me encontré por los foros.

Al final la solución era muy sencilla y tenía que ver con Google Drive, cuyos problemas con Mavericks parece que son concisos ya desde hace unos meses, tal y como me encontré en este artículo de CNET.

Se trata de desmarcar la preferencia de mostrar los iconos de sincronización al lado de archivos y carpetas. Por alguna razón el método que usa Drive para insertar esos iconos no se lleva demasiado bien con el Finder.

Lo que más me mosquea es que según CNET Google ya había parcheado ese problema en noviembre. Por si a alguien se ocurre lo mismo, a mi comenzó a ocurrirme tras eliminar los estados de aplicaciones con OnyX. Así que si usáis Google Drive en vuestro mac y no os da problemas, cuidadito con el OnyX (que por otro lado es una gran aplicación de mantenimiento, y gratuita).

Pinboard for LaunchBar

Pinboard for Launchbar es un conjunto de acciones para integrar tu cuenta de Pinboard en el reciente Launchbar 6, que por cierto viene con un renovado diseño muy interesante. En realidad lo que han hecho es asemejarlo un poquito al diseño de Alfred pero más elegante, estilizado y en definitiva bonito.

Con estas acciones puedes acceder a tus bookmarks de Pinboard desde Launchbar, a las tags, realizar búsquedas, etc. Simplemente hay que descargar el archivo de Github, descomprimirlo y abrir Pinboard.lbext para que se instalen.

Mac OS X Yosemite: volver atrás para seguir avanzando

Una de las cosas que me han llamado la atención del nuevo Mac OS X Yosemite presentado ayer por Apple es como supone un retorno a muchas de las ideas que estaban presentes en versiones previas a Lion, que creo recordar fue la que incorporó el skeuomorfismo.

Por ejemplo, el dock vuelve a ser ese espacio absolutamente rectangular y desprovisto de tercera dimensión, algo que nunca debió dejar de ser a pesar de que Steve Jobs se empeñase. El actual dock de Mavericks es quizá lo peor de todo el diseño del OS X, así que bienvenido sea el paso atrás.

Otro retroceso pero que también supone un gran avance es la llegada de iCloud Drive. En seguida he pensado en Mobile Me e iDisk, algo que muchos usuarios echábamos de menos. Y es que la idea de un iCloud casi etéreo e invisible era buena, pero cuesta mucho acostumbrarse a la ausencia de un gestor de archivos. iCloud Drive recupera el espíritu del iDisk y lo mejora. Sorprendentemente casi nadie ha mencionado esta similitud.

El caso es que iCloud Drive va a entrar ahora en competencia directa con Dropbox, y ciertamente con precios más atractivos. Unos 200 Gb por 4 dólares al mes es un precio como para considerar el cambio. Sobre todo porque iCloud Drive va a ser accesible desde Windows y otros sistemas operativos, no solo mac. Y llevará aparejado MailDrop, un servicio que permitirá enviar archivos de hasta 5 Gb mediante el correo electrónico de iCloud. Y hablando del email, habrá que estar atentos a si cambian los límites actuales de las cuentas iCloud, que muchos ni siquiera conocen.

Otra de las novedades que más me gustan es el nuevo Spotlight, que para muchos será más que suficiente sustituyendo a aplicaciones como Alfred o LaunchBar. En esencia es lo mismo con un rediseño y situado ahora en el centro de la pantalla. Alfred y Quicksilver sherlockeados? Puede que sí puede que no. Personalmente dejé de usar estas aplicaciones porque con Keyboard Maestro y Spotlight me apaño de maravilla, y además aquellas suelen consumir bastante memoria.

Y en cuanto a Handoff lo cierto es que me parece una genialidad, pero tan básica que me parece increíble que a nadie se le hubiera ocurrido antes. Poder empezar a escribir un documento o un email en el mac y terminarlo en iOS o viceversa, es una maravilla. Al parecer funciona por proximidad y me temo que bluetooth mediante, cosa que me gusta menos. No se por qué pero nunca he sido muy fan del bluetooth.

Por fin Airdrop funciona entre dispositivos. Nunca funcionó demasiado bien entre macs, lo tengo comprobado, así que tampoco me hago muchas ilusiones con esto. Nunca entendí por que se podían enviar archivos entre macs, pero no de un iPhone a un mac y viceversa. Funcionará ahora?

Por qué las urls cortas están destruyendo la web

Parece un poco exagerado el título, que es el que Frédéric de Villamil le ha puesto a su encendido alegato contra las urls cortas y los acortadores de urls en internet. Pero no deja de tener buena parte de razón en sus razonamientos, algunos muy parecidos a los que expuse aquí hace exactamente un año en Una solución al problema de las urls cortas.

Villamil hace un análisis realista de todos los pasos que puede seguir una url de este tipo hasta llegar al contenido original. Por ejemplo, un simple flujo habitual Pocket-Buffer-Twitter puede implicar hasta 14 redirecciones y 3,4 segundos de carga. 14 redirecciones si envías a Buffer un artículo desde Pocket para que salga a Twitter. Nos estamos volviendo locos?

Pero lo más interesante viene casi al final de su artículo:

…cuando usas un acortador de urls estás dando parte de tu contenido a esa empresa. Ellos pueden decidir cobrar por acceder a tus links, pueden poner tu contenido en un frame y ponerle anuncios, censurarlo si no les gusta lo que publicas…
…ningún acortador de urls usa redirecciones 301 limpias. Algunos usan redirecciones 302, que le indican a Google que la redirección es sólo temporal. De ese modo, el acortador se lleva todo el valor SEO que debería corresponder a tu sitio…

Creo que más claro, el agua. Las recomendaciones para evitar esto: publicar siempre el enlace extendido en Twitter, desactivar el acortador de Buffer, nunca tuitear desde Pocket (uno de los que hacen redirecciones 302 raras), y por supuesto nunca usar un acortador de urls, salvo que sea una emergencia.

Actualización de The Hit List

Ayer Karelia publicó una actualización del gestor de tareas y proyectos para mac y iPhone The Hit List. Ultimamente he hablado mucho de The Hit List, ya que es la herramienta que actualmente uso para controlar y gestionar todas mis tareas, tanto personales como laborales.

La actualización de ambas aplicaciones, la de escritorio y la de iOS, es un buen indicativo de que Karelia, tras la adquisición de la app, se ha tomado las cosas en serio y están trabajando en adaptarla a los nuevos tiempos.

De momento se trata de arreglar algunos bugs con la sincronización de tareas anidadas, el timer de tareas y la integración con los Recordatorios. Y en el caso de la app para iPhone todavía no hay adaptación a iOS 7, así que habrá que esperar.

Pero algo es algo. La lista completa de cambios en las Release Notes de Karelia.