La Princesa Prometida, la película que se ganó a internet

Publica The New Yorker el artículo The Movie That Won the Internet sobre como La Princesa Prometida ha alcanzado fama y difusión hasta convertirse en un film de culto gracias a internet.

Those quotable moments are also the reason why the movie’s fame has been amplified in recent years by the Internet, which specializes in distilling a movie to its catchiest phrase or its most sharable GIF. People found plenty of material in scenes like the epic Battle of Wits between Vizzini (Wallace Shawn) and the masked hero, Westley (Cary Elwes), and Peter Cook’s “mawwage” ceremony.

Cuando se estrenó en 1987 yo tenía apenas 17 años y enseguida se convirtió en una de mis películas favoritas. Rob Reiner, el director, creo recordar que había hecho poco tiempo antes Cuenta Conmigo, otra de esas de nunca olvidas si la ves de niño.

La Princesa Prometida es de esas películas que nunca te cansas de ver. Ni tampoco de rastrear lo que fue de sus actores, como Mandy Patinkin, que nos sorprendió (y lo sigue haciendo) a todos en Homeland como Saul Berenson.

Algunos apuntes sobre iCloud Drive

Es posible que dentro de unas pocas horas Apple anuncie la disponibilidad de OS X Yosemite. O no. En cualquier caso hace ya algo más de un mes que instalé la beta de Yosemite en el MacBook Pro. Me acostumbré tanto a usarlo que ahora apenas toco el iMac, que todavía funciona con Mavericks.

Pero la razón principal es que activé iCloud Drive en el iPad y el iPhone, y por tanto sólo se sincronizan con la beta (más propiamente Golden Master) de Yosemite en el MBP.

Del uso de iCloud Drive estos días he tomado unas pequeñas notas, que quizá a alguien le puedan servir para saber que va a encontrarse. Lo que no he observado han sido bugs o fallos importantes. No he perdido ningún archivo y, salvo en un caso concreto que ya comenté anteriormente, la sincronización es rápida y sin fricciones.

Ahora todo lo que guardes en iCloud Drive estará disponible para cualquier aplicación

Esto es lo que dice Apple. En principio, por mi experiencia estos días, esto no es así. Hay aplicaciones que guardan datos pero que luego no aparecen cuando accedes a la carpeta de iCloud Drive en el Finder. En mi caso ni Together, ni Ulysses III ni la recientemente publicada Drafts 4 son visibles mediante el Finder.

Esto podría ser debido a que todavía no están actualizadas para ser compatibles con iCloud Drive, pero lo curioso es que sus equivalentes iOS si lo están, con lo que esa causa quedaría descartada.

Puedes abrir los archivos de iCloud Drive con cualquier aplicación

También es cierto, hasta un punto. Por ejemplo, si en Documents para iOS abres un archivo de iA Writer Pro que está en iCloud Drive, en lugar de guardarse luego en el propio Documents lo que hace es crear un alias. Si borras el archivo de Documents lo que borras es el alias y no el original que está en la carpeta de iA Writer Pro.

Si activas iCloud Drive en iOS 8 no podrás acceder a tus datos en Mavericks

Efectivamente, pero con una puntualización. Tanto las Notas como los Recordatorios, Calendarios, Comtactos, Llaveros, Favoritos y Lista de lectura de Safari, siguen funcionando y sincronizándose. Es decir, los servicios de Apple no están afectados porque utilizan otro medio de sincronización.

Una explicación al precio de los packs de la AppStore

Captura de pantalla 2014 10 14 a la s 19 36 03

Recientemente Apple introdujo en la AppStore la posibilidad de que los desarrolladores pudieran hacer descuentos, algo que hasta ahora no existía. Esto se implementa mediante la creación de packs de dos o más apps que se pueden adquirir juntas y conllevan un pequeño descuentillo.

Pero seguramente habréis podido comprobar igual que yo, que el precio de los packs no siempre parece ser lógico. Por ejemplo, en el pack de aplicaciones de Panic Inc. veo como me indica que completar el pack me costaría 19,01 euros. Sin embargo, las dos únicas apps que me faltan de las cuatro que contiene el pack cuestan cada una 8,99 euros si las compro por separado. Es decir, completar el pack me costaría aproximadamente 1 euro más que comprar las apps por separado.

¿Por qué ocurre esto? Precisamente hoy lo explican en el mismo blog de Panic. Resulta que si alguna de las apps que componen el pack la adquiriste a un precio que ya tenía un descuento, el pack recuerda ese precio y lo contabiliza restándolo del precio total. Por eso es posible que diferentes personas vean precios diferentes para completar un mismo pack.

En mi caso es muy probable que adquiriese Coda o Status Board en algún momento en que el precio se redujo, y de ahí que el precio de las restantes apps no concuerde con el de completar el pack.

Vamos, que hay que tener mucho ojo antes de completar un pack.

Descubriendo Inoreader y sus potentes reglas

En este momento estoy usando Feedbin como mi servicio de lectura de feeds RSS, principalmente porque me parece que es un servicio robusto, tiene una interfaz web muy manejable, y cuenta con reglas que me permiten realizar acciones sobre los artículos. Por ejemplo, marcar como leídos automáticamente aquellos que contienen determinadas palabras.

También porque puedo usarlo con Reeder en el iPhone y el iPad, lo que me permite una lectura rápida y el envío a la Lista de Lectura de Safari.

Al mismo tiempo mantengo una copia de los feeds en Digg Reader, por si en algún momento Feedbin sufre problemas y no puedo acceder.

Pero hoy me he encontrado con Inoreader, un servicio al que no había prestado mucha atención. En esencia se parece mucho a Feedly, yo diría que demasiado. Aun así tiene algunas características muy interesantes que Feedly no tiene y que lo convierten en un servicio para auténticos power-users del RSS.

Captura de pantalla 2014 10 08 a la s 11 55 01

Lo que más me ha llamado la atención son las reglas que se pueden definir en Inoreader. No solo permiten buscar palabras clave en el título, el contenido o la url de cada artículo, sino que se pueden combinar parámetros. Y las acciones que se pueden realizar sobre ellos son numerosas, como añadir etiquetas, marcar como leído o envíar a Pocket, Evernote o Instapaper, por ejemplo. Nunca había visto un servicio de lectura de feeds tan completo en este sentido. Solo por esto último ya supera a Feedly con creces.

La única pega es que para poder crear más de una regla hay que suscribirse a una de las opciones de pago, que empiezan a partir de los 3 dólares mensuales. No me parece mucho considerando que Feedbin cuesta 30 dólares al año.

Inoreader tiene aplicación propia para iOS y Android, pero también se puede usar con otras apps como Reeder o Mr.Reader. La verdad es que me ha sorprendido muy gratamente, y acceder a las preferencias para configurarlo todo a mi gusto ha resultado una experiencia realmente intensiva, por la cantidad de opciones que tiene. Por cierto que la gestión de las suscripciones también abruma un poco, por las muchas acciones que se pueden realizar de manera individualizada.

Voy a seguir Inoreader de cerca a partir de ahora, y quizá termine por sustituir a mi lector actual. Tiene muchas papeletas para ello.

La gran diferencia entre Dropbox y Google Drive de la que nadie habla

Hace un par de meses compré una app para Mac y su correspondiente versión iOS llamada Together. En principio su propuesta es muy atractiva: un frontend para organizar todos tus archivos y documentos en iCloud. No solo eso, el diseño es fantástico y pensé que por fin había encontrado el sustituto perfecto para Evernote. No solo usa Tags sino también labels, puedes crear carpetas, grupos de documentos, carpetas inteligentes, grupos de tags. Y lo mejor de todo, tanto en el mac como en iOS la búsqueda rastrea incluso en el contenido de documentos y pdf. Una maravilla. Salvo por un detalle. La sincronización es un dolor de cabeza. No funciona. Mientras tienes unos pocos ítems no hay problema, pero cuando te acercas a los 100 las cosas empiezan a ralentizarse, hasta que finalmente, en mi caso siempre es el iPad, deja de sincronizar. Y no forma de arreglarlo salvo empezar desde cero de nuevo.

Llevo dos meses intentando hacerlo funcionar y ya me he dado por vencido. Ni los consejos del desarrollador, que finalmente culpa de todo a iCloud, ni otros métodos que he intentado funcionan. Así que me he puesto a buscar alternativas. Lo malo es que solo hay una: Evernote. Es la única app que ofrece exactamente lo mismo, pero solo si pagas la versión Premium cada año.

Al principio pensé que podía replicar el funcionamiento de Together usando Eagle Filer en el mac y Dropbox en iOS. Pero lo cierto es que la aplicación de Dropbox no busca en el interior de los documentos.

Y aquí es donde de repente me encontré con algo que no esperaba. Después de probar Box y Amazon Cloud Drive le toco el turno a Google Drive. Y, oh sorpresa, Google Drive para iOS si que busca en el interior de documentos, archivos y PDFs. Haced la prueba, subid a Google Drive un PDF y luego en la app del iPhone buscad alguna palabra que solo se encuentre dentro del PDF y no en el título. Encontrará el documento entre los resultados. Luego haced lo mismo en Dropbox y veréis la diferencia.

Lo malo es que Google Drive no usa tags. Pero es curioso que una característica tan interesante como esta no tenga tanta difusión como debería. Ahora toca buscar si existe algún frontend interesante para Google Drive.

Segunda oportunidad para Notas en iOS y Mac

Una de las cosas que han caracterizado a iOS hasta ahora es el tradicional aspecto cerrado de las aplicaciones nativas. Eso todavía está presente en Mail, una caja negra que ni siquiera las nuevas extensiones han conseguido abrir.

Sin embargo otras han tenido mas suerte y ahora se presentan como serias alternativas a las apps que antes habían venido a sustituirlas con más funciones e integración.

Quizá el caso más evidente es Notas. Las nuevas extensiones la han dotado de unas funciones de exportación e integración que antes no tenía. Hasta ahora exportar una nota era una tarea complicada o constreñida al odioso corta-pega. Pero de repente nos encontramos con que, gracias a las extensiones de iOS 8, podemos exportar una nota a Evernote o a Things fácilmente.

Eso, unido a la sincronización con iCloud y su aplicacion homónima en Mac, la han convertido en una interesante alternativa a Drafts o Scratch, aunque no diría que estas han sido “sherlockeadas” completamente. En realidad la capacidad de manejo y modificación de texto en estas es mucho más completa, pero precisamente por ello más complicadas de utilizar, salvo que seas un ninja de las acciones de url en iOS.

Pero para lo que yo la necesito, que es poder tener una herramienta con la que crear anotaciones rápidas y exportarlas luego a Evernote o Things, es mas que suficiente. Y además te ahorras tener que adquirir cualquiera de las otras alternativas. Así que, por primera vez en muchos años Notas vuelve a la pantalla principal de mis dispositivos iOS y a ser una de las apps que siempre tengo abiertas en el mac. A todo eso se añade que ahora acepta imágenes y texto con formato.

Más datos de tráfico en Gauges

Monthly resolution

Desde que abandoné Google Analytics y comencé a usar Gauges no me he arrepentido ni una sola vez. Y desde que el servicio fue adquirido por Fastest Forward, no solo se han preocupado de mejorarlo, ponerlo al día e incluir novedades, también tienen el servicio de soporte más increíble que conozco. Puedes enviarles cualquier sugerencia y te contestan casi al momento.

:: Relacionado: Fastest Forward compra Gauges

Hace unos meses les comenté que estaría bien poder ver los datos de tráfico y de referidos agrupados por meses, además de por días como hasta ahora. Supongo que muchos otros usuarios pidieron los mismo porque a finales de agosto Gauges lo incorporó, añadiendo de paso las vistas de tráfico por meses y años.

Hace unos pocos días les he pedido dos cosas. La primera, la posibilidad de exportar informes a pdf. Y la segunda, poder tener el streaming de tiempo real en la app para el iPhone en forma de lista en lugar de mapa. Si usas Gauges y te apetece tener estas funciones mandales un mensaje pidiéndolas y a lo mejor dentro de poco nos vuelven a sorprender.

Si no usáis Gauges deberíais probarlo. Eso sí, no lo recomiendo para negocios, tiendas online y cosas así que necesitan manejar muchos datos de análisis. Pero para blogs es una gozada.

:: Ver: Cómo dejar Google Analytics sin dolor

Yearly resolution

All time

Mi blog es más antiguo que Twitter y Facebook, y los sobrevivirá

Mi blog es más antiguo que Twitter y Facebook, y los sobrevivirá. Ha visto ha Flickr ascender y caer. Ha visto a Google Wave y Google Reader llegar e irse, y todavía estará aquí cuando Google Plus desaparezca. Cuando Medium y Tumblr ya no estén, mi blog seguirá estando aquí

Estas palabras de Brent Simmons, aunque quizá algo altisonantes, son completamente acertadas. Las suscribo al cien por cien. Es por ello que los blogs son importantes y no deberíamos olvidarlo.

Lawrence Durrell en internet y en la blogosfera

Este post se publicó originalmente el 16 de enero de 2008 en uno de tantos blogs en los que yo escribía por entonces. Lo había olvidado completamente, pero revisando emails antiguos me encontré con un comentario dejado por Juliana Boersner en aquel post que, como todos los demás del blog, habían sido pasto de la hoguera en algún momento de finales de ese mismo año 2008. Tengo que decir que no recordaba que estuviera ahí, o de lo contrario lo hubiera salvado entonces. Pero gracias a Wayback Machine he podido rescatarlo. Y para que no se vuelva a perder lo publico ahora, incluyendo el cariñoso y emotivo comentario de mi amiga Juliana, sin cambiar ni una coma.

Lawrence Durrell en internet y en la blogosfera

Cuando tenía 22 años cayó en mis manos un ejemplar de El Cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell. Comencé a leerlo con cierta cautela, principalmente frente a la extensión de la obra en sí. El primero de los cuatro libros, Justine, me dejó noqueado. No sólo por su exquisito lenguaje, magníficas descripciones y la presencia fascinante y exótica de la ciudad de Alejandría, verdadera protagonista de la tetralogía, sino porque Durrell contaba las cosas de una manera que jamás antes había visto. Si tuviera que hacer una comparación musical se me ocurriría que es algo así como una mezcla de Belle & Sebastian con Low o de Mark Olson con la Velvet Underground.

En estas novelas investiga el amor en todas sus formas, y pasajes de gran belleza se mezclan con estudios sobre la corrupción y con una compleja investigación sensual

Luego devoré con avidez los siguientes tres libros: Balthazar, Mountolive y Clea, conformando las cuatro visiones de la misma historia, cada una con su particular punto de vista, cada una aportando algo nuevo al edificio de este mosaico monumental. Me enamoré de los personajes y de sus vivencias, de los lugares en los que vivieron y del mar que los une. Leer El Cuarteto de Alejandría es como contemplar el mar Mediterráneo en un atardecer en calma, como sobrevolar las costas de Grecia en un día claro y limpio, como descender al infierno y descubrir que al regresar lo echas de menos. Toda una experiencia que cambió mi modo de ver la vida.

A partir de ahí recorrí toda su obra, desde las novelas, la poesía, hasta sus interesantes y atípicos libros de viajes, especialmente Las Islas Griegas y Limones Amargos.

Así que hoy, dieciseis años después, me he puesto a buscar cosas sobre Lawrence Durrell en internet y también en la blogosfera. He aquí lo que he encontrado.

En internet

  • International Lawrence Durrell Society. El punto de partida indispensable para todo estudioso que quiera acercarse a su obra. Además publica podcasts.
  • Asociación Lawrence Durrell en Languedoc. Durrell vivió los últimos años de su vida en la Provenza, donde dejó una impronta permanente. La asociación trata de mantener vivo su legado y promover la difusión de su obra. Tienen una interesante filmografía sobre Durrell.
  • Biblioteca Lawrence Durrell. Situada en la Universidad París X de Nanterre. Alberga los materiales y manuscritos dejados por el autor a su muerte en su casa de Sommieres.
  • Durrell School of Corfu. Institución docente que lleva el nombre de los hermanos Durrell, Lawrence y Gerald, quienes vivieron con su familia una temporada en la isla antes de la Segunda Guerra Mundial.
  • Lawrence Durrell: Text, Hypertext, Intertext. Recopilación de algunos ensayos sobre su obra y sus conexiones Gnosticas. También una entrevista en mp3 que le hizo Lyn Goldman en la Pennsylvania State University.
  • The Lawrence Durrell Archive. Sitio que trata de recopilar todos los documentos sobre su vida y obra. Contiene reseñas de todas sus obras importantes.
  • The Lawrence Durrel Collection en la Biblioteca Británica. Colección de libros y publicaciones periódicas de y sobre Durrell, donadas por Alan G. Thomas.
  • Justine (1969). Ficha en IMDB de la adaptación cinematográfica de Justine que rodó George Cukor en 1969
  • Lawrence Durrell (1999). Ficha de un documental sobre Lawrence filmado en 1999, del que no hemos hallado más noticias.
  • El cuarteto de Alejandría, en El café de las ciudades.

En la blogosfera

También pueden consultar los libros de Durrell que hay en Google Books.

Y lo que pensaba su hermano Gerald sobre su obra.

Comentarios

Juliana Boersner: “Si viviera en España te diría algo asi como que: “me has matado” con tus referencias literarias de hoy. El Cuarteto de Alejandría es una de las obras maestras del siglo XX para mi. Podrán muchos pensar lo contrario, pero es tal cual como lo dices, no podría describirlo mejor.

Gracias por esta delicia, y por la de Miller. Voy por Anais.

Saludos!”

Memorias de Neil Young, el sueño de un hippie

Memorias de neil young

Este verano me he leído las Memorias de Neil Young, Waging Heavy Peace (en español tituladas El Sueño de un Hippie), mi músico favorito después de Bob Dylan y Van Morrison. O primero que este último, no sabría establecer un orden, depende del momento.

En realidad, como él ya dijo, no se trata exactamente de unas memorias, porque no siguen un orden cronológico sino que va escribiendo capítulos mezclando recuerdos que saltan del pasado al presente y viceversa, entremezclando opiniones e historias sin ningún orden aparente. A mi me recuerdan mucho a las memorias de Bob Dylan, que seguían un esquema parecido.

He leído muchas opiniones, tanto a favor como en contra de este libro. Que si está mal escrito, que si habla demasiado de sus proyectos Pono y Lincvolt…A mi lo cierto es que me han gustado, precisamente porque aquí Neil habla de lo que le gusta, de sus obsesiones, de su vida cotidiana, y eso es algo que pocas veces podemos entrever de un personaje así. El libro está escrito de una manera sencilla y coloquial, y eso es lo que le da todo su valor, se puede sentir al propio Young mientras lo estás leyendo.

Saber de su propia voz quienes son sus músicos favoritos hoy en día (Sonic Youth, Mumford&Sons, My Morning Jacket, Wilco, Givers, Foo Fighters, Pistol Annies…), de su admiración por Steve Jobs y Roy Orbison, leer anécdotas que lo presentan como un hombre normal y corriente, con los mismos sueños y deseos que los demás, al que le ocurren cosas corrientes como quedarse tirado en una carretera. Todo eso es imposible que lo hubiera expresado mejor un biógrafo profesional.

En algún medio he leído que Neil carga en el libro contra Spotify, iTunes y los servicios de streaming. Me parece falso. En realidad llega a decir que el streaming es fantástico porque permite a la gente acceder a la música, descubrir cosas nuevas. Y de hecho en muchos pasajes le vemos conduciendo y escuchando música en Rhapsody, un servicio de streaming al que evidentemente tiene que estar suscrito. Su intención no es sino mejorar la calidad del sonido en aquellos servicios que venden música como iTunes, y ya he dicho que incluso muestra su admiración por Steve Jobs.

Me pareció también un libro que rinde tributo a todos aquellos que le ayudaron a llegar a lo más alto, y eso le honra, igual que el protagonismo que concede a sus hijos a lo largo de todas las páginas. También me pareció brillante en algunos pasajes, como cuando dice “supongo que el mal es necesario para justificar la existencia de la religión organizada”. Sabias palabras.

En definitiva, si te gusta su música es un libro muy recomendable, que a mi por lo menos me ha hecho ver al hombre que hay detrás de otra manera, más mundana pero quizá más heroica, con sus obsesiones, arrepentimientos, miedos y sueños. Y sobre todo con un montón de amor y cariño por lo que le rodea, que al final es lo único que importa.

Memorias de Neil Young, el Sueño de un Hippie está disponible en la iBooks Store.