Ayer, con la llegada de iOS 7, tuvimos también aluvión de actualizaciones de aplicaciones, y alguna que otra sorpresa, como el nuevo Omnifocus 2 que ya había anticipado hace unos días.

Totalmente adaptado a iOS 7, el nuevo Omnifocus, que es una nueva aplicación y no una actualización, es un completo rediseño visual pero no funcional. No aporta novedades en cuestiones operativas, más allá de reorganizar tanto la home como las diferentes vistas y perspectivas.

En general me parece todo un acierto, haciendo que la aplicación sea más fácil de utilizar, más intuitiva y clara. Sin embargo hay algunas cosas que no terminan de gustarme.

Por ejemplo, que ahora no sepas cuando se está sincronizando. Antes un icono en la barra inferior ofrecía esa información, ahora para que aparezca ese indicador debes hacer scroll hacia abajo.

En la barra inferior ahora sólo hay un botón, para añadir tareas. Lo que me parece raro es que en la barra superior hay otro botón para exactamente lo mismo, lo cual puede parecer confuso al principio.

Me parece un acierto la nueva vista de Proyectos, en la que puedes ver, mediante puntos coloridos, el número de tareas pendientes en cada uno. Lo mismo para los contextos.

Otra de las cosas que más me gustan es la nueva vista de tareas, con tres pestañas para los datos de la tarea, las notas y los adjuntos, que permite acceder a ellos de forma más rápida e intuitiva que antes.

En definitiva un gran rediseño para una aplicación magnífica como es Omnifocus. Lo que no veo es por qué publicarla como nueva app y no como actualización, cuando en realidad no aporta funcionalidades nuevas.

Omnifocus 2 para iPhone está disponible en la AppStore.