Memorias de Neil Young, el sueño de un hippie

Memorias de neil young

Este verano me he leído las Memorias de Neil Young, Waging Heavy Peace (en español tituladas El Sueño de un Hippie), mi músico favorito después de Bob Dylan y Van Morrison. O primero que este último, no sabría establecer un orden, depende del momento.

En realidad, como él ya dijo, no se trata exactamente de unas memorias, porque no siguen un orden cronológico sino que va escribiendo capítulos mezclando recuerdos que saltan del pasado al presente y viceversa, entremezclando opiniones e historias sin ningún orden aparente. A mi me recuerdan mucho a las memorias de Bob Dylan, que seguían un esquema parecido.

He leído muchas opiniones, tanto a favor como en contra de este libro. Que si está mal escrito, que si habla demasiado de sus proyectos Pono y Lincvolt…A mi lo cierto es que me han gustado, precisamente porque aquí Neil habla de lo que le gusta, de sus obsesiones, de su vida cotidiana, y eso es algo que pocas veces podemos entrever de un personaje así. El libro está escrito de una manera sencilla y coloquial, y eso es lo que le da todo su valor, se puede sentir al propio Young mientras lo estás leyendo.

Saber de su propia voz quienes son sus músicos favoritos hoy en día (Sonic Youth, Mumford&Sons, My Morning Jacket, Wilco, Givers, Foo Fighters, Pistol Annies…), de su admiración por Steve Jobs y Roy Orbison, leer anécdotas que lo presentan como un hombre normal y corriente, con los mismos sueños y deseos que los demás, al que le ocurren cosas corrientes como quedarse tirado en una carretera. Todo eso es imposible que lo hubiera expresado mejor un biógrafo profesional.

En algún medio he leído que Neil carga en el libro contra Spotify, iTunes y los servicios de streaming. Me parece falso. En realidad llega a decir que el streaming es fantástico porque permite a la gente acceder a la música, descubrir cosas nuevas. Y de hecho en muchos pasajes le vemos conduciendo y escuchando música en Rhapsody, un servicio de streaming al que evidentemente tiene que estar suscrito. Su intención no es sino mejorar la calidad del sonido en aquellos servicios que venden música como iTunes, y ya he dicho que incluso muestra su admiración por Steve Jobs.

Me pareció también un libro que rinde tributo a todos aquellos que le ayudaron a llegar a lo más alto, y eso le honra, igual que el protagonismo que concede a sus hijos a lo largo de todas las páginas. También me pareció brillante en algunos pasajes, como cuando dice “supongo que el mal es necesario para justificar la existencia de la religión organizada”. Sabias palabras.

En definitiva, si te gusta su música es un libro muy recomendable, que a mi por lo menos me ha hecho ver al hombre que hay detrás de otra manera, más mundana pero quizá más heroica, con sus obsesiones, arrepentimientos, miedos y sueños. Y sobre todo con un montón de amor y cariño por lo que le rodea, que al final es lo único que importa.

Memorias de Neil Young, el Sueño de un Hippie está disponible en la iBooks Store.