Del descubrimiento a la biblioteca: mi workflow musical

A pesar de que ya llevo un tiempo utilizando Rdio, y antes usé Spotify durante varios meses, sigo prefiriendo utilizar iTunes como medio principal para escuchar música. No termino de despegarme de esa sensación, tan placentera para muchos melómanos entre los que me incluyo, de poseer la música que me gusta y organizarla en todos sus detalles a mi completo y arbitrario gusto.

Rdio es una gran herramienta para descubrir nuevos grupos, nuevos sonidos, estar al día de nuevos álbumes. Y para acceder rápidamente a escuchar música en cualquier lugar desde un dispositivo iOS. Pero la experiencia es efímera, dura mientras tienes abierta la aplicación. Aun cuando sabes que al regresar todo estará allí exactamente igual, hay algo que falta, algo que no puedo explicar con palabras. Del mismo modo que iTunes, a pesar de que intenta recrear la sensación física de poseer un álbum, nunca podrá sustituir a la magia de tener un vinilo entre las manos, colocarlo delicadamente en el plato y posar sobre el la aguja. Es el precio que hay que pagar.

El caso es que mi biblioteca musical está en iTunes, ahí es donde voy guardando la banda sonora de mi vida y, en el futuro cuando corresponda, mis hijos encontrarán la manera de apropiársela y darle el uso que mejor les parezca.

Así que el flujo de un álbum desde su descubrimiento hasta que pasa a pertenecer a mi colección, termina siempre en iTunes. ¿Pero dónde empieza?.

Para descubrir nueva música antes solía seguir muchos blogs, con la intención de estar al tanto de todas las novedades. Eso terminó por agotarme. Es imposible escucharlo todo, por lo menos dedicándole una cierta atencion. Y curiosamente llegó un momento en que me di cuenta que la música que termino comprando pertenece a unos pocos estilos definidos, suele ser siempre de bandas que ya tengo en mi biblioteca, o tener una relación directa con ellas.

Rdio notificaciones

De modo que ahora el flujo ha cambiado completamente. En primer lugar utilizo las notificaciones de Rdio, que me alertan de nuevos álbumes de las bandas que ya están en mi biblioteca. Todos esos nuevo álbumes se añaden a una lista de Rdio, donde realizo una primera escucha. Originalmente llamo a esa lista ‘Mis artistas‘.

Otra lista de Rdio va recopilando las novedades que escuchan los usuarios a los que sigo, adecuadamente filtradas por popularidad. Volviendo a hacer gala de mi originalidad, la llamo ‘Novedades‘. Ahí es donde seguramente entrarán los álbumes imprescindibles del momento. Pero si no lo hacen, no hay problema.

Rdio novedades

No hay problema porque, tarde o temprano, es posible que los álbumes que se me hayan escapado entren en la tercera lista. La llamo ‘Similares‘, y los álbumes que entran ahí provienen de los artistas similares que Rdio me presenta en las biografías de aquellos que escucho habitualmente, o que me impactan en un momento dado. De modo que si me he perdido un álbum de diciembre de 2012, por ejemplo, y en teoría pertence a uno de los estilos musicales que escucho, en algún momento confío en llegar a él a través de las relaciones de similitud. Y si no llego no pasa nada, es posible que entonces no mereciera la pena.

Luego haga uso de estas tres listas, escuchando temas de una u otra, según el día, el momento y el tiempo meteorológico y mi estado de ánimo. Los álbumes que no me gustan tanto como para comprármelos son descartados inmediatamente o añadidos a la colección de Rdio (por si atisbo un destello de genialidad futura). Si considero que un álbum me gusta tanto como para comprármelo, lo añado a la Lista de Deseos de iTunes.

Lista de deseos itunes ios

Mientras el álbum está en la Lista de Deseos de iTunes, puedo seguir escuchándolo cuantas veces quiera en Rdio. Y es posible que durante ese lapso de tiempo entre y salga de la Lista de Deseos en varias ocasiones.

Al final de cada mes, y según el presupuesto de que disponga, accedo a mi Lista de Deseos y me compro en iTunes el álbum o álbumes que más me apetezcan en ese momento. Y vuelta a empezar, a descubrir y a disfrutar de la música.

Por cierto que, buscando la manera de acceder a mi Lista de Deseos en iOS he comprobado que se puede hacer. Sólo hay que entrar esta url en Safari:

http://my.itunes.apple.com/WebObjects/MZStoreElements.woa/wa/viewWishlist

Esto abrirá la app iTunes en el iPad o el iPhone, con la Lista de Deseos, igual que si la estuviésemos consultando en el mac.