Cómo Google Maps perdió la batalla

Parece increíble, después de todos los problemas de Apple Maps cuando en septiembre de 2012 decidieron sustituir los mapas de Google en el iPhone, resulta que Google Maps perdió finalmente la friolera de 23 millones de usuarios sólo en los Estados Unidos.

El número, según asegura The Guardian, es realmente escalofriante teniendo en cuenta que antes de que fueran eliminados de iOS (y hasta que decidieron volver casi a regañadientes) tenían 81 millones de usuarios. Casi un 25 por ciento de pérdida.

Los datos que maneja The Guardian proceden de ComScore y registran un balance de uso de 35 millones de usuarios para los Apple Maps y de 58,7 millones para los Google Maps durante el pasado mes de septiembre.

Parece que incluso la publicación de la app de Google Maps para iOS tuvo poco impacto, resultando en una pérdida considerable de un importante canal de datos al que Google vio reducido su acceso.

Lo más interesante del artículo de The Guardian son estas palabras:

Google also uses it to provide location-related advertising on its search and maps – an increasingly important source of income as search revenue from desktop sites flattens. Google has been aggressively pushing adverts into its maps app on all platforms since August. For Apple, the growth in maps users is important so that it can improve its own traffic and other data relating to phone signal strength. Apple, however, is a relative minnow in location-based advertising, and has principally focussed on using the data for traffic forecasts for drivers.

Es decir, mientras que Google usa los datos recabados del uso de sus mapas para mostrarnos publicidad, Apple (que de momento no tiene mayor interés en eso) los usa para mejorar sus datos de tráfico rodado para los usuarios. Vamos, que Google los usa para seguir haciendo negocio y Apple para mejorar la usabilidad.

En The Guardian: Apple maps: how Google lost when everyone thought it had won.