La conexión del mundo real, el formato físico, y el digital es una de las cosas que la tecnología siempre ha perseguido. Primero fueron los scanners, luego las impresoras 3D, y casi al mismo tiempo la conversión de anotaciones y diarios manuscritos en digitales.

Eso lo entendió muy bien Evernote cuando junto con Moleskine lanzaron la funcionalidad de importar a una libreta digital las notas escritas en un diario Moleskine tradicional.

Ahora Paper, la aplicación de notas y dibujo para iPad desarrollada por Fifty Three, y que obtuvo la denominación de Aplicación del Año 2012 por parte de Apple, recorre el camino contrario cerrando el círculo.

Para ello introduce una nueva opción por la cual puedes convertir tus cuadernos de Paper en un libro físico, curiosamente también utilizando a Moleskine como partner.

Moleskine ha creado para la ocasión un nuevo formato de cuaderno de 15 páginas, en papel ecológico, al que se le puede aplicar una cubierta tradicional o personalizada. Y te lo envían a casa por 40 dólares.

Parece un precio excesivo para un cuaderno de 15 páginas. O quizá no, considerando que se trata de un Moleskine.

En cualquier caso, estos movimientos de Moleskine interactuando con el mundo digital me parecen muy lógicos. Otro gallo le hubiera cantado a Kodak si hubiera sabido aprovechar su posición en el mundo de la fotografía para hacer algo parecido. Y es que el futuro de Moleskine pasa por adaptarse al desarrollo tecnológico sin perder su identidad ni su appeal como producto con pedigrí. Algo que es menos costoso si se hace en asociación con quien ya tiene la tecnología necesaria para ello.