Guillermo Carvajal

Opiniones sobre internet, software, productividad y otras cosas que me interesan: Markdown, Evernote, OmniFocus

ZZ20ADBD4D.jpg

Hoy en día es una tarea difícil gestionar y proteger tu reputación online, sobre todo en el caso de empresas y particulares que prestan poca atención a las herramientas que internet nos brinda. Herramientas que pueden ser utilizadas por cualquier usuario para expresar opiniones que, a veces, pueden no ser ciertas, y a las que debemos prestar atención. Y sobre todo, saber responder de la manera más adecuada. El objetivo, gestionar nuestra reputación online, algo imprescindible para un particular que tenga intereses en la red. Pero mucho más para las empresas. Con un poco de interés y atención podemos conseguirlo. Aquí van unos pequeños consejos al respecto.

  1. Crea y mantén actualizados tu web y blog
  2. Crea perfiles oficiales en las principales redes sociales: Twitter, Facebook, LinkedIn…
  3. Monitoriza lo que se dice de ti en la red. Existen muchas herramientas gratuitas para ello. Desde el mismo Google Alerts, hasta las búsquedas de Twitter, o servicios más profesionales.
  4. Se cuidadoso con la información que publicas en la red.
  5. Sigue a tus competidores, aprende de sus errores y de sus aciertos.
  6. Protege tu información y tus equipos de manera eficiente. Vamos, no te conectes a la red con Windows sin protección.
  7. Utiliza adecuadamente las herramientas de privacidad de tus redes sociales.
  8. Anticípate a las críticas y a los rumores.
  9. Responde con rapidez a cualquier incidente, actúa al instante y no dejes nada sin atar.
  10. Utiliza servicios de autenticación como OpenID.
  11. Y sobre todo recuerda que cuanta más información positiva sobre ti o tu empresa viertas en la red, menos posibilidades tendrá la negativa de darte un disgusto.

Recursos

(Foto por ravelparker)