Posts sobre "Música"

Rdio iguala el precio del plan familiar de Spotify

Estaba claro que iban a tener que hacerlo, Rdio igualó el precio del plan familiar de Spotify con descuentos del 50 por ciento para la segunda y sucesivas cuentas añadidas a la cuenta familiar. Para mi es una buena noticia, porque Rdio es mi servicio de streaming favorito como ya he comentado muchas veces.

Tanto su diseño como su filosofía me parecen infinitamente mejores a Spotify. Que Spotify siga teniendo tanta ventaja en usuarios me hace recordar que en su día Windows también dominó el mundo. Y lo mismo pasó con el VHS. Parece que la calidad no es algo por lo que se pirren las mayorías.

Por cierto, que también hace semanas que Rdio es gratis en la web (con anuncios igual que Spotify), con la única diferencia que de momento solo hay anuncios de…la propia Rdio.

Pero volviendo al tema, ahora tener mi propia cuenta, la de mi mujer y la de mi hijo mayor serían unos 20 euros al mes (10+5+5), lo cual me parece un buen trato.

Si es la primera vez que aterrizas por aquí te puede interesar saber las 9 razones por las que Rdio es mejor que Spotify.

Memorias de Neil Young, el sueño de un hippie

Memorias de neil young

Este verano me he leído las Memorias de Neil Young, Waging Heavy Peace (en español tituladas El Sueño de un Hippie), mi músico favorito después de Bob Dylan y Van Morrison. O primero que este último, no sabría establecer un orden, depende del momento.

En realidad, como él ya dijo, no se trata exactamente de unas memorias, porque no siguen un orden cronológico sino que va escribiendo capítulos mezclando recuerdos que saltan del pasado al presente y viceversa, entremezclando opiniones e historias sin ningún orden aparente. A mi me recuerdan mucho a las memorias de Bob Dylan, que seguían un esquema parecido.

He leído muchas opiniones, tanto a favor como en contra de este libro. Que si está mal escrito, que si habla demasiado de sus proyectos Pono y Lincvolt…A mi lo cierto es que me han gustado, precisamente porque aquí Neil habla de lo que le gusta, de sus obsesiones, de su vida cotidiana, y eso es algo que pocas veces podemos entrever de un personaje así. El libro está escrito de una manera sencilla y coloquial, y eso es lo que le da todo su valor, se puede sentir al propio Young mientras lo estás leyendo.

Saber de su propia voz quienes son sus músicos favoritos hoy en día (Sonic Youth, Mumford&Sons, My Morning Jacket, Wilco, Givers, Foo Fighters, Pistol Annies…), de su admiración por Steve Jobs y Roy Orbison, leer anécdotas que lo presentan como un hombre normal y corriente, con los mismos sueños y deseos que los demás, al que le ocurren cosas corrientes como quedarse tirado en una carretera. Todo eso es imposible que lo hubiera expresado mejor un biógrafo profesional.

En algún medio he leído que Neil carga en el libro contra Spotify, iTunes y los servicios de streaming. Me parece falso. En realidad llega a decir que el streaming es fantástico porque permite a la gente acceder a la música, descubrir cosas nuevas. Y de hecho en muchos pasajes le vemos conduciendo y escuchando música en Rhapsody, un servicio de streaming al que evidentemente tiene que estar suscrito. Su intención no es sino mejorar la calidad del sonido en aquellos servicios que venden música como iTunes, y ya he dicho que incluso muestra su admiración por Steve Jobs.

Me pareció también un libro que rinde tributo a todos aquellos que le ayudaron a llegar a lo más alto, y eso le honra, igual que el protagonismo que concede a sus hijos a lo largo de todas las páginas. También me pareció brillante en algunos pasajes, como cuando dice “supongo que el mal es necesario para justificar la existencia de la religión organizada”. Sabias palabras.

En definitiva, si te gusta su música es un libro muy recomendable, que a mi por lo menos me ha hecho ver al hombre que hay detrás de otra manera, más mundana pero quizá más heroica, con sus obsesiones, arrepentimientos, miedos y sueños. Y sobre todo con un montón de amor y cariño por lo que le rodea, que al final es lo único que importa.

Memorias de Neil Young, el Sueño de un Hippie está disponible en la iBooks Store.

Last.fm permitirá hacer streaming del catálogo de Spotify

Parece que Last.fm está empezando a implementar una especie de integración con Spotify que permite reproducir desde su propia web la colección del usuario en Spotify. Eso es lo que anuncian en su blog, aunque de momento en mi cuenta de Last.fm no hay ni rastro de esa integración.

Llevo usando Last.fm desde 2005, aunque a decir verdad creo que apenas una o dos veces he utilizado el streaming. Mi uso principal se circunscribe a enviar scrobblers de lo que que escucho en iTunes, y a obtener recomendaciones (que por cierto siempre me han parecido mejores que las de cualquier otro servicio).

También utilizo mucho el apartado de artistas similares de las biografías, porque me sirve para descubrir cosas nuevas y además hay varias aplicaciones iOS que permiten navegar por esas listas de una manera fácil y divertida, e incluso escuchar las canciones (gracias a YouTube). Una de estas aplicaciones es MyArtists, que lleva ya varios años sin moverse de la pantalla de mi iPhone.

Por otro lado utilizo Spotify básicamente para escuchar novedades y recomendaciones, por lo que la integración de ambos me parece interesante. Sobre todo cuando parece que va a funcionar aunque no tengas cuenta Premium. Y considerando que esto traerá a Last.fm el streaming bajo demanda, algo que hasta ahora no era posible.

Mi usuario de Last.fm es labrujulaverde.

Duplicar listas y artistas de iTunes en Spotify

Seguramente todo el mundo sabe esto hace tiempo, pero acabo de descubrirlo y me parece brillante: se pueden arrastrar listas de reproducción desde iTunes a Spotify.

Y no solo eso, si arrastras un artista o banda desde el navegador de columnas de iTunes también funciona.

Pero hay un pequeño trick: para que Spotify pueda importar las listas de reproducción, primero tienes que crear una lista vacía en Spotity, y después arrastrar allí cualquier lista o artista de iTunes.

No he probado con los géneros de iTunes ni con álbumes individuales, pero estoy seguro de que también funcionará.

Por supuesto, si las canciones no están en Spotify dificilmente aparecerán, pero en las pruebas que he hecho sólo he perdido unas diez de casi cinco mil.

¿Y por qué hacer esto? Pues por ninguna razón especial, pero ahora que se puede escuchar música gratis en Spotify móvil, me apetecía experimentar un rato duplicando allí mis listas de iTunes Match.

Spotify gratis en iPhone e iPad

Desde ayer miércoles Spotify permite a todos sus usuarios con cuentas gratuitas escuchar música desde las aplicaciones móviles, algo hasta ahora sólo reservado a los usuarios de pago.

El movimiento sólo puede entenderse como un intento de aumentar su base de usuarios, ante la amenaza de la llegada a muchos países de iTunes Radio (que será gratuita para todos y sin anuncios para los suscriptores de iTunes Match). Pero también porque parecen haberse dado cuenta que lo principal es enganchar al usuario para que abandone otros sistemas como el propio iTunes. Si trasladas toda tu biblioteca y actividad musical a un servicio como Spotify, a la larga terminarás por depender de él de tal modo que no te quedará más remedio que acabar por pagar.

Precisamente esta es una de las cosas que no me gustas de los servicios de streaming. En realidad tan sólo utilizo Rdio o Spotify como herramientas de descubrimiento, mientras que mi biblioteca musical permanece en iTunes Match y en mi ordenador, donde siempre puedo disponer de ella como me plazca.

Además, no entiendo por qué Spotify ha implementado esto de manera diferente en smartphones y tablets. Mientras que en éstas la app funcionará igual que la de escritorio, en smartphones no será posible seleccionar las canciones que queremos escuchar, sino que funcionará más como una radio al estilo de Pandora. Puedes buscar bandas o géneros, pero sólo puedes escuchar una lista aleatoria de los mismos.

Sí que es posible escuchar las listas que tengas creadas o aquellas a las que estés suscrito. Así que un pequeño truco puede ser crear una lista para cada álbum que quieras oir desde el escritorio o el iPad, para poder acceder a ella desde el iPhone.

De todos modos, lo más interesante para mi es que las funciones de descubrimiento si que están accesibles, aunque sean predefinidas.

La lista de deseos que llegó con iOS 7

HT1368_02-wishlist-ios_tab-001-en

Una de las cosas que siempre le pedí a Apple fue la posibilidad de acceder a la Wish List de iTunes, la lista de deseos, en el iPhone y el iPad. Incomprensiblemente, hasta ahora solo era posible consultarla en iTunes en el mac.

Tampoco había leído nada al respecto sobre su inclusión en iOS 7. Sí que Apple había introducido la wish list en la AppStore, para las aplicaciones. Pero en ningún medio he visto que mencionasen la posibilidad de acceder a la wish list musical.

El caso es que me acabo de llevar una sorpresa muy agradable. Incluso hay una página de soporte de Apple, creada a mediados de septiembre, donde explica claramente como acceder a la wish list.

Lo mejor de todo es que desde iOS 7 no sólo nos permite añadir álbumes y canciones a esa lista, también editarla y modificarla.

Deseo cumplido.

iTunes Radio no convence

And if I’m paying for this with iTunes Match, why am I limited to a only 8 skips per station? Apple should let people skip as much as they want so more music is played and, by extension, bought. I can’t scrub through a track, which is also annoying. Apple has basically modernized the traditional concept of radio, but services like Spotify and Rdio are already catering to what people want when listening to music: complete control. iTunes Radio offers hardly any, and the only advantage it has over Pandora is iOS-level integration.

En España todavía no podemos usar iTunes Radio. Yo tenía muchas esperanzas en ella como alternativa a Spotify y Rdio, pero las opiniones que estoy leyendo son de cierta decepción.

Que incluso si eres suscriptor de iTunes Match no puedas hacer más de 8 skips en una emisora es, cuando menos, frustrante, no?

Del descubrimiento a la biblioteca: mi workflow musical

A pesar de que ya llevo un tiempo utilizando Rdio, y antes usé Spotify durante varios meses, sigo prefiriendo utilizar iTunes como medio principal para escuchar música. No termino de despegarme de esa sensación, tan placentera para muchos melómanos entre los que me incluyo, de poseer la música que me gusta y organizarla en todos sus detalles a mi completo y arbitrario gusto.

Rdio es una gran herramienta para descubrir nuevos grupos, nuevos sonidos, estar al día de nuevos álbumes. Y para acceder rápidamente a escuchar música en cualquier lugar desde un dispositivo iOS. Pero la experiencia es efímera, dura mientras tienes abierta la aplicación. Aun cuando sabes que al regresar todo estará allí exactamente igual, hay algo que falta, algo que no puedo explicar con palabras. Del mismo modo que iTunes, a pesar de que intenta recrear la sensación física de poseer un álbum, nunca podrá sustituir a la magia de tener un vinilo entre las manos, colocarlo delicadamente en el plato y posar sobre el la aguja. Es el precio que hay que pagar.

El caso es que mi biblioteca musical está en iTunes, ahí es donde voy guardando la banda sonora de mi vida y, en el futuro cuando corresponda, mis hijos encontrarán la manera de apropiársela y darle el uso que mejor les parezca.

Así que el flujo de un álbum desde su descubrimiento hasta que pasa a pertenecer a mi colección, termina siempre en iTunes. ¿Pero dónde empieza?.

Para descubrir nueva música antes solía seguir muchos blogs, con la intención de estar al tanto de todas las novedades. Eso terminó por agotarme. Es imposible escucharlo todo, por lo menos dedicándole una cierta atencion. Y curiosamente llegó un momento en que me di cuenta que la música que termino comprando pertenece a unos pocos estilos definidos, suele ser siempre de bandas que ya tengo en mi biblioteca, o tener una relación directa con ellas.

Rdio notificaciones

De modo que ahora el flujo ha cambiado completamente. En primer lugar utilizo las notificaciones de Rdio, que me alertan de nuevos álbumes de las bandas que ya están en mi biblioteca. Todos esos nuevo álbumes se añaden a una lista de Rdio, donde realizo una primera escucha. Originalmente llamo a esa lista ‘Mis artistas‘.

Otra lista de Rdio va recopilando las novedades que escuchan los usuarios a los que sigo, adecuadamente filtradas por popularidad. Volviendo a hacer gala de mi originalidad, la llamo ‘Novedades‘. Ahí es donde seguramente entrarán los álbumes imprescindibles del momento. Pero si no lo hacen, no hay problema.

Rdio novedades

No hay problema porque, tarde o temprano, es posible que los álbumes que se me hayan escapado entren en la tercera lista. La llamo ‘Similares‘, y los álbumes que entran ahí provienen de los artistas similares que Rdio me presenta en las biografías de aquellos que escucho habitualmente, o que me impactan en un momento dado. De modo que si me he perdido un álbum de diciembre de 2012, por ejemplo, y en teoría pertence a uno de los estilos musicales que escucho, en algún momento confío en llegar a él a través de las relaciones de similitud. Y si no llego no pasa nada, es posible que entonces no mereciera la pena.

Luego haga uso de estas tres listas, escuchando temas de una u otra, según el día, el momento y el tiempo meteorológico y mi estado de ánimo. Los álbumes que no me gustan tanto como para comprármelos son descartados inmediatamente o añadidos a la colección de Rdio (por si atisbo un destello de genialidad futura). Si considero que un álbum me gusta tanto como para comprármelo, lo añado a la Lista de Deseos de iTunes.

Lista de deseos itunes ios

Mientras el álbum está en la Lista de Deseos de iTunes, puedo seguir escuchándolo cuantas veces quiera en Rdio. Y es posible que durante ese lapso de tiempo entre y salga de la Lista de Deseos en varias ocasiones.

Al final de cada mes, y según el presupuesto de que disponga, accedo a mi Lista de Deseos y me compro en iTunes el álbum o álbumes que más me apetezcan en ese momento. Y vuelta a empezar, a descubrir y a disfrutar de la música.

Por cierto que, buscando la manera de acceder a mi Lista de Deseos en iOS he comprobado que se puede hacer. Sólo hay que entrar esta url en Safari:

http://my.itunes.apple.com/WebObjects/MZStoreElements.woa/wa/viewWishlist

Esto abrirá la app iTunes en el iPad o el iPhone, con la Lista de Deseos, igual que si la estuviésemos consultando en el mac.

Vivir Para Creer

En 2010 apareció este álbum titulado Vivir Para Creer, firmado por Maderita, un grupo valenciano surgido de la fusión de Ciudadano con el gran Julio Bustamante.

Enseguida me cautivó por su delicada belleza, y todavía tengo la esperanza de que regresen algún día con un trabajo nuevo.

Conviene contemplar la luz con más paciencia
y darle una atención encandilada.
De tanto ver la luz hemos perdido
la exacta proporción de ese milagro
por la absoluta magia de estar siendo
en vez de no haber sido en absoluto.

Además hacían una versión del It Ain’t Me Babe de Dylan que no superaría ni el mismísimo Bob.

Rdio es como Apple, Spotify es como Microsoft

La frase no es mía, es más o menos el título de un post de Zack Shapiro en el que hace unos meses hacía una comparación entre los dos servicios de música en la nube, Rdio y Spotify, y esa era la conclusión a la que llegaba. Y eso que por entonces Rdio no había lanzado su nueva versión, lo que no ha hecho más que confirmar esa afirmación.

Comencé a usar Spotify hace unos meses, cuando Rdio todavía no estaba disponible en España, en principio sólo para descubrir música nueva. Desde el principio me pareció un servicio muy caótico, poco manejable, y así lo expresé en algunos posts, tanto aquí como en La Brújula Verde. Y es que para alguien que está acostumbrado a tener su biblioteca musical ordenada concienzudamente en iTunes el modelo de Spotify es un auténtico dolor de cabeza. Parece que ahora se van a poner las pilas permitiendo agregar álbumes en lugar de listas de reproducción y mejorando la parte de descubrimiento.

El problema es que hace unas semanas empecé a usar Rdio, y no creo que vuelva a Spotify por mucho que mejore. Por lo menos, no de momento. La razón es que Rdio es una auténtica gozada. Un diseño limpio y sencillo, donde lo principal son los álbumes, las portadas, y la experiencia de escuchar música sin distracciones. La integración social es mucho más interesante que la de Spotify. En cada tema, en cada álbum, puedes ver quien lo ha escuchado, puedes seguirlo y ver sus listas de reproducción. Si hasta se pueden insertar reproductores en el blog!

El modelo de organización de la biblioteca es muy similar al de iTunes, artistas y álbumes, ordenados como tu quieras, alfabeticamente o según los has ido añadiendo, ideal para acceder rápidamente a tus últimas incorporaciones. Las pestañas de novedades y actividad te muestran recomendaciones basadas en lo que escuchan tus contactos, y no en la actividad general del sitio.

Las alertas de novedades son una maravilla y funcionan a la perfección. La cola de reproducción tiene sentido y es intuitiva. Y además si abres la app en tu dispositivo iOS la cola sigue estándo ahí, y la reproducción se inicia donde la dejaste en el escritorio.

Si instalas la aplicación para mac puedes añadir toda tu colección de iTunes en unos pocos segundo, sólo haciendo clic en Match Collection. Y por todas partes hay biografías, artistas similares, y álbumes destacados, de un modo que en Spotify me parece grosero y poco intuitivo.

Y luego está el diseño. Spotify hace daño a los ojos, es como un mal Windows95, mientras que Rdio es minimalista, sencillo y absolutamente brillante. ¿Qué Spotify tiene más música? De los 24.000 items de mi biblioteca de iTunes coinciden más de 17000 con Rdio. No está tan mal, considerando que tengo bastantes rarezas de los 60 y los 70.

Al final todo se reduce a la experiencia de usuario. Uso OS X en lugar de Windows porque funciona, pero también por el placer de disfrutar trabajando. Ahora uso Rdio en lugar de Spotify por la misma razón.

Si quieren probar: Rdio.com