Posts sobre "Empresas"

Google financiando al Tea Party

It’s not hard to guess why they might be donating to such groups. In 2012 they hired former Republican member of the House of Representatives Susan Molinari as Vice President of Public Policy and Government Relations. They’re looking to expand their influence on our government, to serve their own greedy interests.

Publica Joe Veix un encendido artículo en Death And Taxes donde comenta las donaciones que Google hace a partidos, políticos, instituciones y demás. Y hace hincapié en los motivos por los que Google puede estar financiando a diversos grupos del Tea Party, algo que quizá no nos esperábamos.

Pero mientras Gmail sea gratis, a quien le importa eh?

Abandonando Chrome y otros servicios de Google

For me, Google has crossed the creepy line. Google has built some amazing technologies and they have a terrific team of engineers and designers working on web and native apps, but the company’s business model, dictated by ads, has forced them to embrace strategies that make me uncomfortable because they are – again – downright creepy. Google+ faces in ads were their Rubicon: because of that, I started questioning if I really had to use Google services and apps.

Genial artículo de Federico Viticci en el que explica porque ha vuelto a usar Safari en iOS en lugar de Chrome, además de las razones que le han llevado a abandonar una serie de servicios de Google.

El declive de Google

Google was a company that solved problems first, and made money second. Now, it has succumbed to maximizing stock price for a bunch of rich wall street investors who don’t care about anything other than filling their own pockets with as much cash as they possibly can. Once again, the rest of the world is forced to sit around, waiting until an investor accidentally makes the world a better place in the process of trying to make as much money as possible.

Erik McClure reflexiona sobre el auge y caída de Google. No en el aspecto económico, sino como paradigma de una nueva forma de hacer las cosas, que tenía en cuenta primero al usuario y después los beneficios. Para McClure eso se terminó hace tiempo, y ahora Google no es más que otra gran compañía donde sólo importa el dinero. Una pena.

El lado oscuro de Analytics

Now, after years of happily co-existing, Google is making a power play. It’s withholding key data and justifying it in the name of privacy. This really hurts businesses that were relying on that data, yet leaves Google nicely situated. It’s pretty clear who’s now getting the most out of the “free” transaction. Admittedly, there are two sides to the privacy debate, and Google is correct that withholding the keyword data does help the general population in securing their privacy. At the same time, two parties still have access to this data: Google and its paying advertisers (those using Google Adwords). Hmm… pretty interesting…

La decisión de Google de eliminar la información de palabras clave de Analytics, basada en el concepto de privacidad, resulta curiosa cuando te das cuenta que en realidad ahora sólo Google y los clientes de AdWords van a tener acceso a esa información.

Si usas Analytics para tu negocio, esta decisión de Google te deja medio a ciegas, y con una herramienta poco menos que inutil que sólo sirve para alimentar la maquinaria de Google, sin obtener nada a cambio.

Esto es lo que piensa Arsham Mirshah y expone en el artículo enlazado en el título, que no tiene desperdicio.

Trabajar en Google, lo mejor y lo peor

As someone who has worked for a temp job working for Google, the worst part is the smug attitude of those who work for the REAL Google. They seem to think that anyone who isn’t working for the actual Google like they are is somehow mentally and morally inferior

Parece que trabajar en Google no es el Valhalla de los empleos, como siempre nos han contado. Precisamente hace poco se estrenó la comedia Los Becarios, que pintaba un Googleplex donde los sueños se hacían realidad, y que me pareció una mala forma de publicitarlo de manera engañosa.

Jim Edwards en Business Insider comenta un hilo de Quora donde algunos trabajadores y ex-trabajadores de Google se quejan bastante de la situación allí.

Fastest Forward compra Gauges

Mi alternativa favorita a Google Analytics, Gauges, cambia de casa. En un escueto mail enviado por sus hasta ahora propietarios GitHub, y en el que es el primer post del blog de los nuevos, se anuncia el traspaso del servicio a Fastest Forward.

After careful research and consideration, we have hand picked a company, Fastest Forward, that we know will invest in Gauges to give it the love and attention it deserves. Fastest Forward is the company that built the application performance monitoring app Instrumental (https://instrumentalapp.com/). They know analytics well, and we know their team well, and we trust them to do amazing things with Gauges, starting today.

Una de las principales razones de la elección de Fastest Forward es que la compañía se queda en Indiana. Pero hay otras, como la experiencia que tienen en desarrollo de aplicaciones como Instrumental, directamente relacionada con la analítica.

Todavía es pronto para decir si el cambio nos va a beneficiar o no a los usuarios, lo que parece claro es que las intenciones de Fastest Forward son incluir nuevas funcionalidades [1] a un servicio que ya es absolutamente fantástico tal y como esta ahora mismo.

En el blog de Fastest Forward: Fastest Forward and Gauges are now BFFs.


  1. Esto que dicen en el blog me hace albergar esperanzas muy grandes al respecto: “Now that we’ve got our hands on the code, we’re looking forward to adding some long asked for features and cool new things to the app.”  ↩

LinkedIn Intro, jugando con fuego

LinkedIn released a new product today called Intro. They call it “doing the impossible”, but some might call it “hijacking email”. Why do we say this? Consider the following: Intro reconfigures your iOS device (e.g. iPhone, iPad) so that all of your emails go through LinkedIn’s servers. You read that right. Once you install the Intro app, all of your emails, both sent and received, are transmitted via LinkedIn’s servers. LinkedIn is forcing all your IMAP and SMTP data through their own servers and then analyzing and scraping your emails for data pertaining to…whatever they feel like.

LinkedIn está levantando mucha polémica con su aplicación Intro que, una vez instalada en tu dispositivo iOS hace que todos los emails enviados y recibidos pasen por sus servidores.

Al parecer incluso añaden cosas al contenido de los emails, y algunas otras prácticas que no son demasiado…seguras, por decir algo. De hecho ya hay iniciativas para bloquear los servidores de Intro.

Nueva interfaz móvil de FastMail

To access the new interface, just go to https://www.fastmail.fm in a web browser on your phone/mobile device and log in to your FastMail account. If your phone supports it (iOS 6+, Android 4+, Windows Phone coming soon), you’ll automatically get the new interface. This new interface is built on the same underlying technology as our current desktop interface, and thus includes all the advanced features of that interface including instant actions, conversations and fast cross-folder searching. We’ve also worked hard to make the new interface feel perfectly natural as a finger driven mobile interface. We’ve placed tap targets near where fingers are likely to be and added swipe actions to allow quick archiving or deleting of emails. Simple transitions make it clear where you are in the interface at any time making it easy to navigate.

FastMail presentó su nueva interfaz móvil, centrada en la rápidez y la usabilidad. Funciona desde el navegador, ya que parece que se siguen resistiendo a tener una app dedicada. Por lo que se puede apreciar en el video de presentación incorpora muchas de las características que están incorporando casi todas las apps del mismo nicho.

Quien nos iba a decir que estos últimos meses íbamos a ver un renacimiento del email como herramienta, que muchos ya habían dado por muerta tras los Twitters, Whatsapps y similares. Personalmente el email sigue siendo mi principal herramienta de comunicación, y que servicios como FastMail (de pago y sin anuncios) sigan mejorando su oferta y en pleno desarrollo, es una buena noticia.

Más sobre FastMail

Pánico: GoDaddy compra Media Temple

Soy usuario de GoDaddy desde hace mucho tiempo, prácticamente desde que adquirí mi primer dominio, labrujulaverde.com. Luego vinieron muchos otros más. Se que muchos odian GoDaddy, debido principalmente a determinadas actitudes de su fundador, a lo horrible que es su web o a algunos métodos poco ortodoxos para intentar venderte todo lo que puedan. Pero lo cierto es que ofrecen un buen servicio. En ningún otro registrador me he encontrado con la posibilidad de tener tanto control sobre mis dominios, ninguno te da tantas opciones a la hora de configurarlos. Por lo menos ninguno que yo haya probado.

Dicho esto, y consciente de que esto no significa que sea fácil aplicar esas configuraciones, ni que sean el mejor registrador seguramente, vamos al tema: GoDaddy acaba de comprar Media Temple.

Media Temple es uno de los hostings con más solera de internet. Muchos blogs muy conocidos, tanto norteamericanos como españoles iniciaron allí su andadura o todavía siguen alojados allí. Cuando DreamHost ofrecía cuentas baratas y todos lo vapuleaban por ser el peor hosting del mundo, veíamos Media Temple como la tierra prometida, un gran hosting con un excelente servicio de soporte y fiabilidad. O por lo menos esa era mi impresión.

En realidad todo era falso. Media Temple se ganó su reputación a base de talonario, mediante posts patrocinados y ofertas de alojamiento gratuito para quienes hablasen bien del servicio. Ahora se que DreamHost no es tan diferente de Media Temple, y si me apuran diría que varias veces mejor.

Tentado por todos los elogios que leía, cierto día sucumbí a la tentación y contraté un plan de alojamiento en Media Temple, uno básico para instalar no WordPress sino un sistema de blogging estático que no consumiese muchos recursos. Al principio me las prometía muy felices. Lo malo fue darme cuenta que una vez instalado el blog, y si que hubiera ninguna visita más que las mías propias, durante los dos primeros días había consumido todos los créditos de uso del servidor que Media Temple me daba. Una locura.

Eso significaba que en cuanto el blog comenzase a tener visitas la factura mensual de Media Temple empezaría a escalar en consecuencia, disparándose irracionalmente. Y no piensen que el plan era barato, era él doble de caro que lo que cuesta DreamHost en todo un año. Resultado, antes de acabar el primer mes cancelé mi cuenta y solicité el reembolso de mi dinero. No estába la cosa para tonterías. Saquen sus propias conclusiones.

Por eso, que GoDaddy haya comprado Media Temple no me parece una catástrofe, como estoy leyendo en muchos medios. Estoy seguro que no habría tanto revuelo si el adquirido hubiera sido DreamHost o algún otro similar. Esta percepción se debe sólo a la falsa impresión que muchos tienen de Media Temple sin haberlo usado nunca, sin haberlo sufrido.

Tampoco digo que las cosas vayan a mejorar con GoDaddy, probablemente todo lo contrario. Lo mejor sería, si estás en Media Temple, que tengas un buen plan de fuga como sugiere Marco Arment. Por ahí hay algunas buenas opciones como DigitalOcean o ya en nuestro país Red Coruña.

La olvidada startup que inspiró el modelo de negocio de Google

Did Google steal Overture’s idea? Not really, says Gross. “We didn’t patent the idea. So if we don’t patent it, they can copy it.” Yet Gross is convinced the concept of a cost-per-click, auction-based search-advertising system would have been patentable, in retrospect. By the time he thought to do it, though, it was too late. Overture did file for a slew of other patents peripheral to its system, and sued Google for infringement when it came out with the revamped AdWords in 2002. The case was settled in 2004, with Yahoo getting a big chunk of Google stock in exchange for the rights to Overture’s intellectual property.

Will Oremus cuenta en este artículo en Slate como Google copió y mejoró el modelo de negocio que había inventado GoTo.com (más tarde Overture) para dar lugar a AdWords y AdSense. Y es que no siempre tienen éxito los primeros, ni los que inventan algo, sino quienes saben sacarle partido.