Posts sobre "Apple"

Algunos apuntes sobre iCloud Drive

Es posible que dentro de unas pocas horas Apple anuncie la disponibilidad de OS X Yosemite. O no. En cualquier caso hace ya algo más de un mes que instalé la beta de Yosemite en el MacBook Pro. Me acostumbré tanto a usarlo que ahora apenas toco el iMac, que todavía funciona con Mavericks.

Pero la razón principal es que activé iCloud Drive en el iPad y el iPhone, y por tanto sólo se sincronizan con la beta (más propiamente Golden Master) de Yosemite en el MBP.

Del uso de iCloud Drive estos días he tomado unas pequeñas notas, que quizá a alguien le puedan servir para saber que va a encontrarse. Lo que no he observado han sido bugs o fallos importantes. No he perdido ningún archivo y, salvo en un caso concreto que ya comenté anteriormente, la sincronización es rápida y sin fricciones.

Ahora todo lo que guardes en iCloud Drive estará disponible para cualquier aplicación

Esto es lo que dice Apple. En principio, por mi experiencia estos días, esto no es así. Hay aplicaciones que guardan datos pero que luego no aparecen cuando accedes a la carpeta de iCloud Drive en el Finder. En mi caso ni Together, ni Ulysses III ni la recientemente publicada Drafts 4 son visibles mediante el Finder.

Esto podría ser debido a que todavía no están actualizadas para ser compatibles con iCloud Drive, pero lo curioso es que sus equivalentes iOS si lo están, con lo que esa causa quedaría descartada.

Puedes abrir los archivos de iCloud Drive con cualquier aplicación

También es cierto, hasta un punto. Por ejemplo, si en Documents para iOS abres un archivo de iA Writer Pro que está en iCloud Drive, en lugar de guardarse luego en el propio Documents lo que hace es crear un alias. Si borras el archivo de Documents lo que borras es el alias y no el original que está en la carpeta de iA Writer Pro.

Si activas iCloud Drive en iOS 8 no podrás acceder a tus datos en Mavericks

Efectivamente, pero con una puntualización. Tanto las Notas como los Recordatorios, Calendarios, Comtactos, Llaveros, Favoritos y Lista de lectura de Safari, siguen funcionando y sincronizándose. Es decir, los servicios de Apple no están afectados porque utilizan otro medio de sincronización.

Solucionando problemas de conexión wifi en el Mac

Los problemas de algunos Mac con la conexión wifi son de sobra conocidos desde hace tiempo. Hasta dónde yo se las cosas empezaron con OS X Tiger y no mejoraron demasiado posteriormente, llegando a su culmen con Lion y Mountain Lion. Apple ha publicado numerosos parches al respecto, pero muchos usuarios continúan experimentando problemas con Mavericks.

Precisamente hace unos días mi AppleTV empezó a negarse a conectar mediante wifi. Tanto al AirPort que uso como router como directamente al cable modem de mi operador. Lo cierto es que no investigue demasiado cuales podían ser las causas y simplemente corté por lo sano conectando el AppleTV al cable modem mediante ethernet, o sea con un cable de red.

Pero esta mañana mi Mac ha comenzado a sufrir el mismo problema. Al principio pensé que podía tratarse de uno de los muchos problemas conocidos que mencionaba antes. Intenté todas las soluciones posibles. Desde crear una nueva ubicación en los ajustes de red, resetear la PRAM, la SMC, borrar las preferencias de Bluetooth…nada funcionó.

Finalmente caí en la cuenta que lo que ocurría no era que el equipo no se conectase a la wifi, sí que lo hacía pero no obtenía una dirección IP, con lo cual no podía acceder a internet. Me puse en lo peor pensando que la infame tarjeta Broadcom del equipo había muerto.

Pero después de estar varias horas intentandolo todo se me encendió una luz: probé a asignarle la IP de forma manual. Y funcionó. Probablemente esto sea algo muy común y habitual para aquellos que entienden de redes, pero para mi fue toda una revelación.

Para poder asignarle una IP fija al equipo sólo hace falta conocer 3 cosas: el rango de IPs que usa el router para conectar los dispositivos wifi, la IP del propio router y la IP de la máscara de subred. Todo esto se puede averiguar fácilmente entrando a la configuración del router. En mi caso las descubrí en la del cable modem, puesto que el AirPort funciona en modo puente y no gestiona las IPs. El problema por tanto estaba en el cable modem y por eso tampoco obtenía una IP conectando directamente a el.

Este cable modem es un Cisco de los que instala Telecable cuando contratas los 100Mb de bajada, y obliga a usar el AirPort en modo puente para que no haya conflictos de NAT. Es por eso que sospecho es el culpable tanto del problema con la wifi del AppleTV como con la del Mac.

El caso es que para conseguir volver a conectar el equipo a la wifi tuve que editar la configuración en el panel de preferencias de red. Seleccionando la wifi y haciendo clic Avanzado vamos a la pestaña TCP/IP y seleccionamos Manualmente en la opción Configurar IPv4. Luego introducimos una IP que tiene que comenzar igual que la del router. En mi caso es del tipo 192.168.0.x. Teniendo cuidado que esa IP no este siendo usada por otro dispositivo.

Para ello en la configuración del cable modem hay que buscar la tabla de dispositivos conectados y ver que IPs están usando.

Una vez hecho esto añadimos la máscara de subred, que normalmente es 255.255.255.0 y también la IP del router.

Y listo, al cabo de un par de segundos la wifi volvió a funcionar. Ahora falta ver que ocurre cuando apague el equipo y lo reinicie. Si se mantendrá esa configuración o no. Por supuesto, si alguien tiene una solución mejor le estaría infinitamente agradecido.

Google Drive hace que el Finder entre en bucle de reinicios

Por si a alguien le sirve para solucionar lo que me ha tenido de cabeza durante todo el día de hoy: de repente esta mañana el Finder de mi iMac se volvió loco. Comenzó a reiniciarse una y otra vez cada quince segundos, sin que nada pudiera hacer que parase, ni reparar los permisos del disco ni ninguna de las soluciones más o menos creativas que me encontré por los foros.

Al final la solución era muy sencilla y tenía que ver con Google Drive, cuyos problemas con Mavericks parece que son concisos ya desde hace unos meses, tal y como me encontré en este artículo de CNET.

Se trata de desmarcar la preferencia de mostrar los iconos de sincronización al lado de archivos y carpetas. Por alguna razón el método que usa Drive para insertar esos iconos no se lleva demasiado bien con el Finder.

Lo que más me mosquea es que según CNET Google ya había parcheado ese problema en noviembre. Por si a alguien se ocurre lo mismo, a mi comenzó a ocurrirme tras eliminar los estados de aplicaciones con OnyX. Así que si usáis Google Drive en vuestro mac y no os da problemas, cuidadito con el OnyX (que por otro lado es una gran aplicación de mantenimiento, y gratuita).

Mac OS X Yosemite: volver atrás para seguir avanzando

Una de las cosas que me han llamado la atención del nuevo Mac OS X Yosemite presentado ayer por Apple es como supone un retorno a muchas de las ideas que estaban presentes en versiones previas a Lion, que creo recordar fue la que incorporó el skeuomorfismo.

Por ejemplo, el dock vuelve a ser ese espacio absolutamente rectangular y desprovisto de tercera dimensión, algo que nunca debió dejar de ser a pesar de que Steve Jobs se empeñase. El actual dock de Mavericks es quizá lo peor de todo el diseño del OS X, así que bienvenido sea el paso atrás.

Otro retroceso pero que también supone un gran avance es la llegada de iCloud Drive. En seguida he pensado en Mobile Me e iDisk, algo que muchos usuarios echábamos de menos. Y es que la idea de un iCloud casi etéreo e invisible era buena, pero cuesta mucho acostumbrarse a la ausencia de un gestor de archivos. iCloud Drive recupera el espíritu del iDisk y lo mejora. Sorprendentemente casi nadie ha mencionado esta similitud.

El caso es que iCloud Drive va a entrar ahora en competencia directa con Dropbox, y ciertamente con precios más atractivos. Unos 200 Gb por 4 dólares al mes es un precio como para considerar el cambio. Sobre todo porque iCloud Drive va a ser accesible desde Windows y otros sistemas operativos, no solo mac. Y llevará aparejado MailDrop, un servicio que permitirá enviar archivos de hasta 5 Gb mediante el correo electrónico de iCloud. Y hablando del email, habrá que estar atentos a si cambian los límites actuales de las cuentas iCloud, que muchos ni siquiera conocen.

Otra de las novedades que más me gustan es el nuevo Spotlight, que para muchos será más que suficiente sustituyendo a aplicaciones como Alfred o LaunchBar. En esencia es lo mismo con un rediseño y situado ahora en el centro de la pantalla. Alfred y Quicksilver sherlockeados? Puede que sí puede que no. Personalmente dejé de usar estas aplicaciones porque con Keyboard Maestro y Spotlight me apaño de maravilla, y además aquellas suelen consumir bastante memoria.

Y en cuanto a Handoff lo cierto es que me parece una genialidad, pero tan básica que me parece increíble que a nadie se le hubiera ocurrido antes. Poder empezar a escribir un documento o un email en el mac y terminarlo en iOS o viceversa, es una maravilla. Al parecer funciona por proximidad y me temo que bluetooth mediante, cosa que me gusta menos. No se por qué pero nunca he sido muy fan del bluetooth.

Por fin Airdrop funciona entre dispositivos. Nunca funcionó demasiado bien entre macs, lo tengo comprobado, así que tampoco me hago muchas ilusiones con esto. Nunca entendí por que se podían enviar archivos entre macs, pero no de un iPhone a un mac y viceversa. Funcionará ahora?

Enviar contenido web como PDF o Lector desde Mail

Captura_de_pantalla_2014-01-23_a_la_s__10_34_04

Me acabo de dar cuenta de una función de Mail.app en la que nunca había reparado. No se cuando Apple la introdujo, ni si ha estado ahí siempre o es algo relativamente nuevo.

El caso es que si desde Safari pulsas el botón de compartir y seleccionas Enviar esta página por correo, en el mensaje de Mail.app aparece un desplegable que permite enviar el contenido web de cuatro formas diferentes: como Lector, esto es, el artículo tal cual sin ningún otro elemento de la página web; como Página web, o sea todo el contenido html; como PDF; o solo el enlace.

Realmente interesante, sobre todo los modos Lector y PDF.

Apple compra Topsy en lugar de Twitter

Hoy la noticia es que Apple ha comprado Topsy por 200 millones de dólares. Topsy, que lleva funcionando desde 2007, es una herramienta que ofrece analítica sobre Twitter y que, en este momento, es quizá la mejor para seguir conversaciones, alcance de tweets, influencia, campañas, etc.

Como siempre no han dicho para que quieren Topsy, aunque probablemente tenga que ver con iAd e incluso con la iTunes Store, con el fin de obtener datos en tiempo real de ambos.

Susan Etlinger, industry analyst at Altimeter Group, said Topsy’s analysis could help Apple recommend songs, movies and TV shows to iTunes users. Topsy engineers could help Apple learn how to extract similar insights from other large data sets.

Cuando Apple tuvo la oportunidad de comprar Twitter no lo hizo, y sin embargo ahora se decantan por un sistema que ofrece analítica sobre el propio Twitter. Curioso, sin duda.

Dice el WSJ que otra posibilidad es que pretendan usarlo para mejorar Siri, pero si consideramos que también hace poco compraron Chomp, una herramienta de búsqueda móvil, da la impresión de que Apple quiere meterse en el negocio de los buscadores inteligentes. ¿Conflicto con Google a la vista? Quien sabe.

Lo cierto es que a Apple nunca le ha ido bien en el terreno social, con fiascos como Ping (que a mi me gustaba, lo confieso!) Y de hecho tanto Facebook como Twitter desaparecieron de iTunes hace tiempo. Habrá que esperar a ver con que nos sorprenden ahora.

Las Secuencias Compartidas de Apple permiten guardar permanentemente 50.000 fotos

Estos días he visto muchos artículos hablar sobre el Photo Stream de Apple, pero confieso que no me había detenido mucho en ellos, hasta que he visto el post de Ben David Walker. En él apunta varias cosas muy interesantes que tienen que ver con este servicio de Apple. Y son realmente buenas noticias.

Veamos, lo primero que apunta Walker es que una cosa es el Photo Stream y otra los Shared Photo Streams (en español los llaman Secuencias compartidas). En el primer caso ya sabemos que se trata de ese streaming de fotos que podemos activar en todos los dispositivos y que recoge las últimas 1.000 fotografías realizadas. Según se van añadiendo fotos, se van borrando las más antiguas.

Pero los Shared Photo Streams o sets de fotos compartidas que podemos crear manualmente, en realidad no tienen por qué compartirse con nadie. Puedes crearlos y tenerlos disponibles en tus dispositivos para ti mismo únicamente.

Lo bueno es que estos Shared Photo Streams nunca se borran de iCloud, son permanentes, y Apple nos permite tener hata 50.000 fotografías en ellos (5.000 fotografías por stream hasta un límite de 100 streams).

Y hay algo mejor todavía: el espacio que ocupan estas 50.000 fotos no se descuenta del espacio de almacenamiento de tu cuenta de iCloud.

Veis por donde van los tiros? Casi sin hacer demasiado ruido Apple nos está proporcionando un increíble sistema de almacenamiento de fotos sin coste alguno. Y sincronizado entre todos los dispositivos.

Pero como dice Walker, también hay algunas desventajas. Por ejemplo, no es un sistema de backup automático de fotos, en realidad tienes que crear los Photo Streams manualmente para que se guarden. Y luego está el límite de 50.000 fotos. Claro que es realmente alto. Por ejemplo, en mi biblioteca de iPhoto (con 8 años de acumulación de imágenes) hay 34.000 fotografías. Creo que todavía queda sitio para varios años más.

Y si más temprano que tarde aparece una aplicación iPhoto en iCloud.com que nos permitiera ver estos Photo Streams?

El problema de iBooks en OS X Mavericks

La llegada de iBooks al mac fue una de las cosas que más me apasionaban de Mavericks cuando fue anunciado hace unos meses. Por fin íbamos a tener un buen lector de libros en el mac, y además sincronizado totalmente con iOS a través de iCloud. Confieso que casi era lo único que me hacía desear una rápida llegada de Mavericks. Las otras novedades no me parecían tan atractivas, como las pestañas del Finder o las etiquetas.

De modo que lo primero que hice nada más actualizar mi mac fue abrir iTunes y seguir las instrucciones para mover toda mi colección de libros a iBooks. Gran error. Error porque no hay vuelta atrás. Bueno, miento, sí la hay pero implica tener que pasar varias horas buceando en carpetas de la biblioteca de usuario en el Finder y restaurando libro por libro a su ubicación original en iTunes. Y sobre todo implica perder la posibilidad de usar iBooks en el mac.

Si ya habéis movido vuestra biblioteca a iBooks igual que yo sabéis de lo que estoy hablando. Una vez que todos los libros están en iBooks ya no puedes editar nunca, nunca más, los metadatos. Y lo que es peor, no es que no vayas a poder editarlos, es que muchos de los metadatos que tenías se habrán perdido para siempre.

Esto es especialmente sangrante en los libros que no se hayan comprado en la iBooks Store. En mi caso he perdido algunas portadas que había añadido desde iTunes. También si importas a iBooks libros gratuitos o descargados en otros sitios, pero a los que habitualmente les falta la foto de portada y quizá vienen con los metadatos de título o autor incompletos o erróneos. Olvídate de corregirlos en iBooks porque no se puede.

Siempre puedes acceder a la carpeta donde Apple esconde ahora tus libros: /Library/Containers/com.apple.BKAgentService/Data/Documents/iBooks/Books, y tratar de hallar el archivo que corresponde a cada libro para abrirlo con algún editor de código y ver si puedes arreglar algo. Pero no te lo recomiendo si no sabes muy bien lo que estás haciendo.

Finalmente, si tienes muchos libros no comprados en la iBooks Store, habrás observado que no se sincronizan aunque los hayas movido a iBooks. Esos libros tienes que seguir sincronizándolos a través de iTunes, lo cual es ciertamente un mal asunto si lo sumamos a todo lo anterior.

En definitiva, que iBooks en el mac está muy bien, pero no como gestor de libros sino sólo como lector. A menos que Apple arregle pronto este desaguisado me temo que habrá que buscar una alternativa mejor (y las que hay de momento tampoco me atraen demasiado). O eso o que Apple arregle este desastre en una actualización.

Debería Apple comprar Tesla?

There have long been rumors and speculation about an Apple iCar. Steve Jobs was an automobile aficionado, and a number of hints over the years were dropped about Apple possibly moving into the car market in some way. Jobs even met with a high-ranking Volkswagen executive at one point to discuss possibilities, although nothing evidently came of that. In an interview with The New York Times‘ John Markoff not long before his death, Jobs noted that if he had more energy, he would’ve liked to take on Detroit with an Apple car

¿Debería Apple comprar el fabricante de automóviles eléctricos Tesla? Es lo que piensa el analista Andaan Ahmad. Y no sólo eso, Elon Mush (CEO de Tesla) también debería ser el CEO de Apple, volviendo Tim Cook al puesto de COO.

Cómo usar las Tags de OS X Mavericks con Hazel

Lo primero que hice nada más instalar Mavericks fue comprobar si Hazel era capaz de crear nuevas reglas basadas en las nuevas Tags. Afortunadamente la actualización de hace unos días sí que soporta esta característica. Incluso Hazel es capaz de asignar tags y colores a archivos y documentos, que luego se pueden usar para hacer otras cosas y definir reglas basadas en la existencia de esas tags.

Lo primero que he hecho ha sido renombrar las etiquetas que ya vienen por defecto con nombres de colores. Mi primera opción son estas nuevas etiquetas: Archivar, Borrar, Clientes, Documento, Importante, Personal, Revisar.

Captura_de_pantalla_2013-10-24_a_la_s__12.32.55-2

Cada una de ellas implica una serie de características y acciones distintas, que pueden dar lugar a otras acciones cuando varias etiquetas se combinan. En principio los valores que mentalmente les asigno son:

  • Archivar: documentos y archivos que quiero guardar pero que no necesitan ninguna otra acción a medio plazo.
  • Borrar: documentos y archivos programados para ser eliminados después de un período de tiempo definido.
  • Clientes: documentos y archivos relacionados con mi trabajo.
  • Documento: archivos que quiero guardar y que necesitan una acción a corto plazo.
  • Importante: documentos y archivos que no debo eliminar bajo ningún concepto y que deben ser puestos a buen recaudo.
  • Personal: todo aquello que no tiene que ver con mi trabajo.
  • Revisar: documentos y archivos sobre los que tengo que volver en una fecha determinado o dentro de un período de tiempo definido.

Reasignar etiquetas y mover documentos

La primera regla sencilla para Hazel sería una que vigilase los items del escritorio a los que he asignado la etiqueta Archivar, les cambiase ésta por la etiqueta Archivado y los moviese a la carpeta de Documentos. En la regla hay que hacer clic en las opciones de Add tags para decirle que borre la etiqueta existente y la sustituya por la nueva, sino simplemente la añadiría sin borrar la anterior.

Captura_de_pantalla_2013-10-24_a_la_s__12.55.52-2

Combinar etiquetas y mover a Dropbox

Pero podemos ir más allá. Supongamos que he asignado a un archivo las etiquetas Archivar y Clientes. En ese caso quiero que Hazel asigne las etiquetas Archivado y Clientes (dado que va a borrar las etiquetas anteriores, debo asignarle nuevamente la segunda), y que ahora mueva el documento a mi carpeta de Drobpox para los clientes de Tylium. Muy sencillo.

Captura_de_pantalla_2013-10-24_a_la_s__13.04.31-2

Procesar documentos PDF según su fecha de apertura

E incluso más. Supongamos que quiero que Hazel procese sólo los documentos pdf que yo haya abierto por última vez antes de la semana actual. Para ello habría que especificar en la regla que la extensión fuera pdf y que la fecha de la última apertura estuviera en algún momento anterior a esta semana.

Captura de pantalla 2013-10-24 a la(s) 14.04.54

Poner en uso las etiquetas

Bien, ya veis como funciona más o menos el asunto. Se trata de ir combinando parámetros y etiquetas, lo cual, si tienes muchas, puede resultar en la creación de un buen número de reglas en Hazel. Pero todo sea por la automatización que después nos ahorrará mucho tiempo.

Ya tenemos nuestro workflow definido. Fijaos que incluso podemos usar estas reglas para asignar etiquetas a documentos y archivos basándonos en su formato, fecha o cualquier otro parámetro. No necesariamente en función de la etiqueta o etiquetas que ya hayamos definido.

Lo siguiente es poner en uso las propias etiquetas. El objetivo principal de Apple para las etiquetas es que encontremos cosas. Así, desde el Finder podemos ir a cada etiqueta y ver que tiene dentro. O incluso realizar una búsqueda. Hazel no puede acceder a los contenedores de las etiquetas, ya que estos no son carpetas propiamente (están ocultas en la carpeta Library) y por tanto no puede realizar ninguna acción en conjunto sobre ellas.

Pero el objetivo está cumplido, hemos conseguido que en función de las etiquetas asignadas, se realicen una serie de acciones que pondrán un poco de orden en nuestro trabajo diario.

Captura de pantalla 2013-10-24 a la(s) 14.03.19

Por supuesto, las reglas que he puesto de ejemplo afectan solo al Escritorio, pero lo mismo puede hacerse para cualquier otra carpeta del Finder. Por ejemplo, es posible asignar una etiqueta a los archivos de nuestra carpeta de Documentos en función de la última vez que fueron abiertos. Si creamos una etiqueta llamada Obsoletos podemos aplicarla a aquellos items que no hayamos abierto en el último año.