La Mac App Store y la simplificación de OS X

Estoy de acuerdo con una de las cosas que comenta Shawn Blanc en un reciente post sobre la Mac App Store: el universo Apple, y en concreto su sistema operativo OS X, caminan hacia la simplificación. Simplificación de uso y de diseño, cosa que, por otra parte, no me parece negativa, todo lo contrario.

El último ejemplo de esta simplificación es la Mac App Store, una tienda creada a imagen y semejanza de la iTunes Store y de la App Store para iOs, que permite a todos aquellos usuarios que no son power-users o nerds acceder con facilidad a aplicaciones, sin tener que deambular por la red y los blogs buscando lo que necesitan.

De la Mac App Store hay cosas que me gustan y otras que no. Visualmente creo que Apple ha fallado. La Mac App Store tiene un diseño feo, poco ordenado, y es que no es lo mismo vender canciones que aplicaciones de escritorio. No entiendo como Apple ha podido sacar esto en tales condiciones de diseño nefasto.

Por el contrario sí que me gusta que las aplicaciones se instalen solas con sólo darle al botoncito de comprar. Al momento, las tienes en el dock, de donde puedes retirarlas luego si no las quieres ahí.

No me gusta que no reconozca las aplicaciones que ya he comprado antes de que existiese la Mac App Store. Acaso no voy a poder actualizarlas?

Por último, algo que me gustaría ver en la Mac App Store es Genius o similar, un servicio de recomendación de aplicaciones. Porque ahora hay poquitas, pero en cuanto el número empiece a crecer va a ser dificil encontrar lo que uno necesita. Y por otra parte, siempre es un peligro tener la posibilidad de adquirir cualquier aplicación con sólo hacer un clic. Antes, cuando necesitabas una aplicación buscabas y rebuscabas en la red, comparabas, te lo pensabas, y al final te la comprabas o no. Ahora todo el proceso queda reducido a un clic, y a ver quien es lo suficientemente fuerte para resistir la tentación.