El bluff de Mailbox

Mailbox app

Después de esperar que me llegase el turno para probar Mailbox (apenas 58.000 usuarios por delante de mi), hace unos días pude probar la tan deseada aplicación que iba a revolucionar la gestión del mail en el iPhone. El resultado: aplicación eliminada tras 24 horas de uso.

Es cierto que Mailbox propone algunas características interesantes para gestionar tu correo, como los gestos y el archivado de los mails en listas de etiquetas, pudiendo también diferir los correos para que vuelvan a mostrarse en la bandeja de entrada dentro de un tiempo determinado. Esto, quizá, es lo mejor que ofrece Mailbox.

No obstante, y dado que Mailbox no tiene aplicación iPad ni Mac, no hay forma de ver reflejados los cambios en ningún sitio que no sea el iPhone. Y en mi caso gestiono buena parte de mi correo en el Mac, donde Mail.app me ofrece una serie de herramientas mucho más interesantes como los Buzones Inteligentes, Reglas y, sobre todo, integración con Omnifocus.

De poco me sirve añadir un correo como tarea en Mailbox si luego no puedo gestionarlo en el mac. Además, necesito gestionar varias cuentas de correo de diferentes servicios y algunas propias. Mailbox solo funciona con Gmail.

Así que, sí, es posible que Mailbox esté bien para quienes sólo tienen una cuenta de Gmail. Para el resto, después de esperar un sistema de acceso como el que se han sacado de la manga, que puede llegar a ser desesperante, simplemente no merece la pena, se lo aseguro.

Aun más cuando usarlo supondría caer en la duplicidad de aplicaciones en iOS, que tan poco me gusta.

Mailbox está disponible en la AppStore