Aplicaciones gratuitas con publicidad, no gracias

La buena publicidad siempre es interesante, la mala publicidad molesta y puede que incluso sea perjudicial para su soporte. En el caso de iOS hay dos corrientes de monetización de aplicaciones opuestas: la que ofrece la aplicación gratis pero con publicidad, y la que cobra por descargar la aplicación o por su uso.

La primera opción, aplicaciones gratuitas con publicidad, suelen utilizarla generalmente apps de poca calidad, aquellas por las que no pagarías ni 79 céntimos. Personalmente evito estas aplicaciones. No sólo porque al final sale más rentable utilizar una de mayor calidad aunque sea de pago, sino porque la publicidad en la pantalla de un dispositivo como el iPhone deprecia la experiencia de usuario hasta niveles que algunos desarrolladores parecen no comprender bien todavía.

Poner publicidad en tu app para iOS significa que no has podido encontrar un modelo de negocio efectivo, y eso debería llevarte a considerar si la aplicación es realmente buena o sólo estás tratando de aprovechar el desconocimiento de algunos o muchos incautos.

Por eso me extrañan mucho casos como el de Earmark, una aplicación muy bien diseñada y original. Earmark permite ahorrar dinero para comprarte cosas que deseas, como un iPad o una moto, de un modo lúdico y social al estilo Foursquare donde tus amigos pueden ver tus progresos y animarte. La app es gratuita y tiene incluso soporte para Dwolla.

Recientemente sus desarrolladores anunciaban que están considerando la posibilidad de introducir publicidad en ella como medio de monetización. La jugada está bien clara, mostrarte ofertas sobre aquellas cosas que has añadido a la lista, igual que hace por ejemplo Amazon. Pero hoy por hoy entrar a competir con Amazon parece una locura.

Porque además introduce una variable en la experiencia de la app que ya no es la original. Y apuesto a que muchos usuarios se van a sentir decepcionados. Es como si de repente Foursquare nos mostrase ofertas de hoteles y restaurantes para adquirir desde la propia aplicación. Ese no es el juego.

Se puede pensar que Twitter si hace esto, y es cierto y es mayoritariamente aceptado o soportado. Pero también es cierto que la mayoría de power-users del servicio utiliza clientes que permiten ocultar esa publicidad y que son de pago, como Tweetbot, Twittelator y tantos otros. Además Twitter no es sólo una aplicación iOS como sí lo es Earmark, es toda una plataforma de servicios, lo que hace que la comparación sea desproporcionada.

Es posible que sea un poco radical en este aspecto, pero creo realmente que las aplicaciones gratuitas iOS con publicidad deberían ser evitadas siempre que sea posible. Que opináis?